18 de octubre

Plan Abre

Obras

El barrio La Palmera se transforma junto a los vecinos

“La igualdad y la inclusión siguen siendo nuestras prioridades”, señaló la intendenta durante una recorrida por la zona donde se ejecutan obras de cloacas, alumbrado y pavimento.

La intendenta Mónica Fein recorrió un sector de barrio La Palmera, ubicado en el distrito Oeste, que está experimentando una fuerte intervención por parte de la Municipalidad de Rosario y de la Provincia de Santa Fe, en el marco de los planes Abre y Abre Familia. 

Fein resaltó los trabajos que se llevan a cabo en el barrio, que apuntan a “mejorar las condiciones de vida de quienes viven aquí”. Durante la recorrida, la intendenta apreció el grado de avance de las obras de apertura y asfaltado de calles que “mejoran la seguridad de toda la zona, con calles abiertas y con pavimento”.

“Estamos haciendo obras fundamentales en este y en todos los barrios; se toman en cuenta no sólo el aspecto urbano sino también el social”, sostuvo y además destacó que gracias al Plan Abre estamos completando con cloacas, pavimento y obras de agua potable este histórico barrio”.

Además, la intendenta aseguró que “estas visitas periódicas son para dialogar con los vecinos y vecinas de cómo estamos avanzando, que nos falta y cuales siguen siendo las expectativas de los ciudadanos”.

En este caso, Fein resaltó que el “trabajo que se realiza en La Palmera forma parte de grandes cambios que se realizan en el distrito Oeste, en barrios como Santa Lucía, Godoy, avenida 27 de Febrero y Rivarola” puntualizó y avanzó diciendo “que estamos muy contentos de ver como se integra este importante sector de la ciudad”.

En tanto, el secretario de Hábitat, Diego Leone, resaltó que “las iniciativas que venimos llevando adelante desde el Estado provincial y municipal tienen como objetivo brindar igualdad de oportunidades a las familias. Con el Plan Abre abordamos el barrio de manera integral; tenemos en marcha una estrategia de intervención que complementa obras físicas y programas sociales que están dando sus frutos y que han permitido incorporar el barrio al tejido formal de la ciudad".

"Seguimos fortaleciendo el Plan Abre, una iniciativa transversal e integral que prioriza más de 35 barrios en toda la ciudad. La gran inversión que como provincia hemos puesto en marcha en materia de hábitat y vivienda cobra sentido cuando analizamos el verdadero valor y el impacto que tienen estas obras: el hecho de que las familias van a poder vivir mucho mejor”, agregó Leone.

Por su parte, vecinos del lugar contaron la transformación que ven en forma periódica en el barrio.
“El barrio era un desastre, no teníamos agua, había que ir a buscar y ya no. Ahora están trabajando, tenemos agua, están haciendo las cloacas”, señaló Manuela. “Estamos viendo el futuro, antes no había futuro en este barrio”, agregó. “Este barrio cambió para bien, ahora hay esperanzas”, terminó diciendo.

Por su parte, Ricardo –otro vecino– dijo: “Ahora esto es otra cosa, antes había que pelearla, toda era todo barro hoy hay pavimento y no nos inundamos más”. Y en ese sentido, agregó: “Hay que tratar de cuidarlo, necesitamos más conciencia de la gente”.

Mientras que Carolina remarcó que “estamos mucho mejor. Está todo arregladito, ahora cuando llueve podemos llevar a los chicos a la escuela. Uno se moviliza mejor”.

La Palmera es un asentamiento que se encuentra en el distrito Oeste, en un área de baja densidad comprendido por las calles colectora de avenida de Circunvalación, colectora del ferrocarril Mitre y calle Estudiante Aguilar, a escasos metros del inicio de la autopista Rosario-Córdoba.

Por la forma triangular del terreno, donde viven aproximadamente 250 familias, y ante la necesidad de mejorar la calidad del hábitat de las mismas tanto a nivel urbano, de servicios básicos y de regularización dominial, se concretó la apertura de un nuevo pasaje perpendicular que corre en sentido norte-sur dividiendo la manzana en dos.

Las tareas incluyen la ejecución de 47 viviendas tipo dúplex, de dos dormitorios (37 en el sector y 12 en las inmediaciones, con el propósito de conservar los vínculos sociales de las familias).

Tras la reubicación de las familias, se iniciaron las obras de infraestructura que comprenden tendido de agua y cloacas, redes pluviales, alumbrado público, pavimento a nivel definitivo y tendido eléctrico, a través del Programa de Integración de Asentamientos Irregulares. Las obras cuentan con una inversión total de casi $25 millones. Además se realizan acciones de regularización dominial y operativos de documentación.