22 de septiembre

DDHH

Convivencia

Se realizó el cierre de año del Consejo de Coordinación y Participación de Políticas Públicas Indígenas

Los miembros de las comunidades originarias de Rosario realizaron el balance del año y propusieron acciones para 2018.

En el marco de la reunión plenaria del Consejo de Coordinación y Participación de Políticas Públicas Indígenas que se realizó este miércoles 13 de diciembre, los consejeros y consejeras de los pueblos originarios residentes en Rosario realizaron el balance del año y la planificación de propuestas para 2018, con la clara y creciente intención de fortalecer las acciones de  inclusión y acceso a las políticas públicas del Estado.

La reunión, coordinada por la Dirección de Pueblos Originarios, contó con la participación de integrantes de diferentes áreas municipales que trabajan la temática y se realizó en el SUM del Centro de Salud N° 47 Comunidad Toba, de Travesía y Juan José Paso, en el distrito Norte.

En el encuentro, cada comisión repasó y puso en común el trabajo realizado durante 2017 y luego se plantearon los desafíos para el próximo año, donde se destacó la necesidad de fortalecer los vínculos entre las distintas comunidades para así definir las prioridades con mayor igualdad y con solidaridad.

También se habló de la continuidad de los proyectos y programas que se desarrollaron este año y de la importancia de los acompañamientos en los casos de mayor vulnerabilidad. Se proyectó realizar una publicación de la historia de los adultos mayores, brindar cursos de medicinas naturales, crear una huerta de plantas medicinales y originarias, y encarar nuevas capacitaciones en oficios y en lenguas, talleres de artesanías y cocina ancestral. 

Finalmente, se proyectó interactuar con los distintos niveles educativos formales para ofrecer a más integrantes de las comunidades continuar con sus estudios, entre otras tantas propuestas de inclusión como ferias, celebraciones y exposiciones donde transmitir la cultura originaria.

La Dirección de Pueblos Originarios es la muestra de la consolidación del vínculo establecido entre las comunidades y el municipio. En este encuentro, los representantes de las comunidades qom, mocoví, kolla, guaraní y mapuche acordaron en que el balance del año es positivo, sobre todo por el resultado del trabajo en la atención de las necesidades de los barrios. Por su parte, la titular del área, Marcela Valdata, señaló: "Esperamos un 2018 con muchas propuestas para la comunidades donde concentremos los esfuerzos en incluir sus demandas y articularlas con las distintas secretarías del municipio para mejorar su calidad de vida".

El Consejo de Coordinación y Participación de Políticas Públicas Indígenas está conformado por cincuenta representantes de las comunidades de los pueblos originarios residentes en Rosario, especialistas y profesionales municipales y representantes del Concejo Municipal. En este cierre del año estuvieron presentes además de los representantes de las comunidades radicadas en el distrito Oeste (barrios Toba, Rouillón, Villa Banana, La Boca, Luz y Esperanza), del distrito Norte (barrios Travesía y Sorrento) y del Noroeste (barrio Los Pumitas), la concejala María Fernanda Gigliani y la asesora legal de la Dirección de Pueblos Originarios, Virginia Monsalve.

Un año de inclusión y crecimiento conjunto

Entre los objetivos cumplidos desde la Dirección municipal, partiendo de la restitución de derechos y tras el trabajo semanal en reuniones de las distintas comisiones, se destaca la realización de actividades públicas. Entre ellas, se celebró la Semana de los Pueblos Originarios y entre muchos festejos se llevó a cabo el Pre Festival de Cine y Video Indígena Latinoamericano, en el teatro La Comedia, que contó con un recital homenaje de Víctor Heredia.

Enmarcados en los contra festejos del 12 de Octubre, se llevó a cabo el 1º Encuentro de Tejedoras y el 2º Encuentro del Buen Vivir en el Almacén de las Tres Ecologías, donde se compartieron talleres de tejidos e hilados en huso y rueca, música, exposición y venta de artesanías y la radio en vivo Poriajhú. También se realizaron presentaciones de libros y un debate con la escritora mapuche Telésfora Pichilef.

En lo sociocultural, las acciones planificadas tuvieron su broche con la participación y organización en la 33º Fiesta Nacional de Colectividades de Rosario, en la que las comunidades originarias tuvieron una importante presencia con stands de artesanos, gastronomía y de la Dirección de Pueblos Originarios.

También se dieron charlas en escuelas primarias y secundarias, que promueven la convivencia en armonía con la naturaleza, respetando los derechos de la Madre Tierra y transmitiendo los saberes de la cultura ancestral. Se dictaron capacitaciones gratuitas en oficios, que continuarán en el año próximo. En este espacio, se sumaron 150  integrantes de las comunidades al Programa Nueva Oportunidad, que contó con diez cursos destinados a la capacitación en oficios y seguimiento de historias de vida de jóvenes de los barrios Sorrento, Travesía y Rouillón. Se incorporaron dos enfermeras de pueblos originarios a los efectores de salud municipal y se realizaron cursos de lenguas, talleres culturales y asistencia técnica a instituciones.

Se apuntó también a abordar cuestiones de salud, prevención de enfermedades como el Zika, problemas de consumo y adicciones, se realizaron ferias de salud en los barrios y cursos de primeros auxilios. 

Las demandas de necesidades urbanas fueron particularmente atendidas en barrios de los distritos Norte y Oeste: se repotenció la iluminación y se cambiaron postes, beneficiando a 120 vecinos de los barrios Travesía y Rouillón. En este último vecindario, el servicio atmosférico (desagotes domiciliarios) benefició a  220 vecinos. Se realizaron intervenciones de desmalezados, zanjeo, desratización y fumigación. Además, Aguas Santafesinas reemplazó 7 canillas comunitarias ubicadas en Aborígenes Argentinos, entre Compi y Tareguec en barrio Toba Roullión.