22 de junio

Temas del día

Capacitación

Discapacidad
Empleo
Inclusión

Nuevos profesionales en Diseño y Confección de Indumentaria recibieron sus diplomas

Los alumnos, todos con discapacidad auditiva, recibieron constancia de su paso por el espacio de capacitación destinado a brindar nuevas herramientas para mejorar sus condiciones de empleabilidad.

La intendenta Mónica Fein encabezó en la mañana de este miércoles 27 de diciembre, el acto de entrega de certificados a los egresados del curso de Formación Profesional en Diseño y Confección de Indumentaria. La actividad tuvo lugar en la sede del Centro de Innovación y Desarrollo Local (Cidel).

El curso contó con la participación de personas con discapacidad auditiva. Tuvo una duración de tres meses y se dictó en la Escuela Técnica Particular Nº 2048 Oratorio Domingo Savio,  ubicada en Don Bosco 50, del distrito Norte. Los participantes contaron con la asistencia de un intérprete en Lengua de Señas Argentina.

“Quiero agradecerles porque ustedes, junto a la docente, son un ejemplo para todos nosotros”, apuntó Fein y recordó que una textil de la ciudad empleó a tres personas con problemas auditivos “y el empresario nos agradeció porque no sólo eran buenos trabajadores, también ellos habían mejorado a todo el grupo, porque les habían mostrado la importancia de trabajar en equipo”, contó Fein.

“La Municipalidad también aprendió que debe adaptar cursos a cada comunidad y generar oportunidades de trabajo y desarrollo para todos. Los felicito por el esfuerzo que pusieron a lo largo de la capacitación”, siguió diciendo la intendenta y agradeció al Círculo Social Cultural y Deportivo de Sordos de Rosario por su intención permanente de abrir espacios, proponer proyectos y generar oportunidades.

A su turno, el secretario de Producción, Empleo e Innovación, Germán Giró, saludó el empeño de los nuevos profesionales y manifestó la predisposición de la Secretaría “en esta nueva etapa, que tiene que ver con todo lo que aprendieron, que les sirva para trabajar en alguna empresa o por su propia cuenta. Nosotros vamos a estar para ayudarlos”, afirmó.

“Nada de esto hubiera sido posible, sin el entusiasmo y las ganas que pusieron ustedes a lo largo de todo la capacitación”, dijo el director de Empleo, Marcial Sorazábal. En el final de su mensaje subrayó el compromiso de la Municipalidad “para generar y concretar entrevistas laborales, apoyar a aquellos que quieran largarse por su cuenta y concretar su propio emprendimiento textil, para que puedan comprar insumos y máquinas y también apoyarlos a quienes quieran realizar cooperativas o trabajar en grupo”.

“Es la primera vez que hacemos un curso de formación laboral que pueda llegar a tener un enlace con un puesto de trabajo en el mercado formal y totalmente interpretado en Lengua de Señas, destinado además a la comunidad sorda, aunque no excluyente a personas oyentes”, expresó la directora de Discapacidad municipal, Adriana Ciarlantini y manifestó un fuerte interés de que se repita el año próximo.

Enhebrando historias

Andrea Trovato fue la docente encargada del curso. Contó el proceso de trabajo: “Buscamos que los alumnos aprendieran el manejo de máquinas industriales, arrancamos por las máquinas comunes -que algunos no habían visto nunca-, y aprendieron con las industriales a enhebrarlas y desenhebrarlas, algunas tienen 5 o 6 hilos, y eso les va a servir para trabajar”, detalló y agregó: “al comienzo cuando me llegó el anuncio tuve muchos nervios, de no poder estar a la altura y responder a sus requerimientos, que no me pueda comunicar, ese era el miedo. Ahora ya me comunico por señas, estoy estudiando, me interesé y estoy tomando clases pero además al estar con ellos vas aprendiendo todos los días una palabra”.

Trovato valoró estos meses junto a ellos como una “experiencia hermosísima, para ellos y para mí, fue un aprendizaje día a día en la comunicación. Ellos tienen mucha memoria visual y aprendieron rapidísimo. Se hicieron prendas que alumnos oyentes míos tardan un montón y ellos lo lograron en poco tiempo. Era increíble la demanda: `ahora quiero hacer bolsillos´ y les decía eso llegará al final del curso y lo demandaban, fue maravilloso. Superó las expectativas”, aseguró.

Facundo Muñoz, se enteró por medio de una intérprete amiga y tanto él como Johana Sánchez, su esposa, querían capacitarse. “Es importante aprender y soy hábil con las cosas manuales”, dijo.  Facundo viene de una familia ligada al oficio: a su padre arreglaba las máquinas de coser de conocidos y su madre trabajaba de modista. Sobre sus motivaciones expresó: “Heredé ese sentimiento y la experiencia. Quiero seguir el legado familiar y ahora esperamos conseguir trabajo”.

Gabriela Martín es vicepresidenta del Círculo Social Cultural y Deportivo de Sordos de Rosario. Ella participó de los tres meses que duró la capacitación: “El Círculo ha luchado mucho para ayudar a la comunidad sorda, porque les resulta más difícil conseguir trabajo”, dice y desea “que cada uno de nosotros consiga trabajo o siga con un microemprendimiento. Nosotros trabajamos para defender sus derechos”. Sobre el futuro manifestó su preocupación: “Cómo es la entrevista con una empresa para una persona sorda, cómo es para el sordo tener que ir y enfrentarse con el mundo oyente. Desde el vamos tenemos un grave problema de comunicación. Es difícil, las personas oyentes se asustan, nos discriminan. Acá probamos que de costura sabemos y esperamos contar con el acompañamiento del municipio para abrir nuevas puertas”, cerró Martín.