18 de agosto

Cultura

Verano

Literatura local para el calor: la Editorial Municipal recomienda sus lecturas de verano

Como cada año, la EMR extiende una serie de títulos propios ideales para acompañar la temporada de calor, pileta y río.

El verano suele ser la temporada en que muchos rosarinos y rosarinas disfrutan de sus vacaciones. Ya sea de visita en algún destino o apostando a las múltiples propuestas que la ciudad tiene para aprovechar, un libro puede ser la compañía ideal para los días de calor bajo el alivio de alguna sombra. Y si el libro está hecho en Rosario, aún mejor.

Cada año, la Editorial Municipal de Rosario selecciona y comparte una lista de títulos de su propia colección. Diversos géneros y formatos conviven entre los recomendados de la EMR, que suelen reunir mayoritariamente a autoras y autores rosarinos, por las propias características de la editorial.

En esta ocasión, varios de los elegidos corresponden a las múltiples producciones que la EMR concretó en 2017: catorce nuevos títulos literarios (y seis discográficos) vieron la luz en un año muy especial, en el que el espacio celebró un cuarto de siglo de existencia.

Para festejar, la EMR no sólo optó por la continuidad de publicaciones ya clásicas (como las que resultan de los varios concursos periódicos) sino que apostó a algunos desafíos y novedades. Así fue que el Concurso de Poesía fue de carácter nacional por primera vez, dando lugar a cuatro nuevos títulos. Además, armaron una muestra especial denominada Un viaje de 25 años, que repasa los momentos más destacados del primer cuarto de siglo.

Todos los libros mencionados se pueden encontrar en El Stand comercial ubicado en la Peatonal Córdoba (esquina Corrientes), que funciona de lunes a viernes de 9 a 13 y de 15 a 19, y los sábados de 9.30 a 13. Para préstamos y consultas están disponibles en la Biblioteca Argentina y la Biblioteca Estrada. 

Doce títulos para el verano

El primero de los recomendados es 25 antenas, poesía hispanoamericana. Se trata de una innovadora selección de poesías de 25 autores hispanoamericanos. La selección y el prólogo estuvieron a cargo del poeta y narrador rosarino Bernardo Orge.

En la lista sigue Un shock póstumo, de Carlos Ríos. Esta obra obtuvo el primer premio compartido en el Primer Concurso Nacional de Poesía EMR 2017, cuyo jurado estuvo integrado por Javier Foguet, Matías Moscardi y Mirta Rosenberg y cuya convocatoria concentró el histórico número de 1.358 participantes.

Como no podía ser de otra forma, también están entre los recomendados los otros ganadores y ganadoras del concurso: La sombra de las nubes, de Anaclara Pugliese (Colección Aldana de Poesía), que compartió el primer premio; y los dos ganadores del segundo premio: Variaciones sobre cerrar los ojos, de Eric Schierloh, y Ejercicio de estilo, de Julia Cisneros.

Las sugerencias, para quienes prefieran otro tipo de géneros, continúan con El lugar de Saer. Sobre una poética de la narración (1969-2014), de María Teresa Gramuglio. El libro consiste en una serie de ensayos y artículos sobre la obra de Juan José Saer escritos entre los años 1969 y 2014.

También en narrativa se puede optar por La vivienda del trabajador, de D.G. Helder (Colección Naranja de Crónica). Este título corresponde a la segunda edición de crónicas literarias sobre espacios y sentires de Rosario y su campo cultural. Una opción para hacer honra al espíritu de pertenencia.

Para los que gusten de la historieta, hay varias alternativas. Un imprescindible en este sentido es El volcán (Colección Historieta), una publicación que trasciende las fronteras rosarinas y se propone expresar el momento de creciente efervescencia que atraviesa la historieta latinoamericana desde los primeros años del siglo XXI. La selección, edición y el prólogo son de José Sainz y Alejandro Bidegaray.

Otra posibilidad tiene que ver con una de las grandes novedades que tuvo la EMR en 2017: Historieta LGBTI, un libro de diez historietas seleccionadas entre las cincuenta que participaron en el primer Concurso Nacional de Historieta de temática LGBTI. Las historias presentan narraciones alternativas al imaginario heteronormativo que suele predominar en este género y en la narrativa en general.

No hay dudas de que el verano combina a la perfección con un libro, pero también con una buena cerveza fría. ¿Qué mejor entonces que aprovechar para leer la reedición de Historia oral de la cerveza, de Francisco Bitar, y dar con un combo ideal? El título propone un recorrido poético por las relaciones sociales a través de ni más ni menos que la cerveza, una de las bebidas más populares.

Para quienes prefieran la lectura histórica, se puede optar por el nuevo título de colección sociales: Territorio ocupado. La historia del Comando del II Cuerpo de Ejército en Rosario (1960-1990), una investigación de Gabriela Águila (Dirección), Lucas Almada, María Alicia Divinzenso y Marianela Scocco. Este libro es el segundo que la EMR co-edita junto al Museo de la Memoria, después de El Caso Chomicki.

Finalmente, también hay una recomendación para los más chicos. Así es que Ernestina y el ninja inatrapable se vuelve la sugerencia obligada, en tanto consiste en un relato creado a partir de dibujos de los niños y niñas que participaron en la Escuela para Animadores ceroveinticinco desde 2007 a 2016.

El libro invita a acercarse a la técnica de la animación, haciendo participar al lector de todo lo que se pone en juego durante el proceso gráfico de la creación de movimiento. La publicación es una coproducción del Programa ceroveinticinco y la Editorial Municipal de Rosario, con textos de José Sainz y Francisco Sanguineti.

Un viaje de 25 años

Para acompañar la celebración del primer cuarto de siglo de la EMR, además de leer alguno de sus libros, se puede visitar la muestra armada para la ocasión. Un viaje de 25 años puede verse de lunes a viernes, de 8 a 17, en el hall de la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario (Aristóbulo del Valle y Callao).