27 de mayo

Agricultura Urbana

Medio ambiente
Economía social

Agricultura urbana: el municipio ofrece capacitación sobre cuidados para cultivos de verano

La charla informativa será en la plaza Ciro Echesortu -Montevideo y Paraná- este jueves 25, y también incluirá instrucciones para la preparación de un funguicida agroecológico

La Municipalidad brindará una capacitación gratuita sobre técnicas de cuidado de cultivos de verano, a cargo de personal del programa de Agricultura Urbana, el próximo jueves 25 de enero 9 a 11 en la plaza Ciro Echesortu (Montevideo y Paraná). También se enseñará a preparar Caldo Bordelés, un funguicida agroecológico, para aplicar en cultivos de tomates afectados por hongos.

Conocer estas técnicas de cuidados para los cultivos de las huertas, así como la elaboración de productos naturales para combatir algún tipo de enfermedad o plaga en cultivos permite tener producciones saludables y resguardar la tierra para los sembradíos de modo natural.

Verano, cuidados esenciales para una buena cosecha

La temporada estival beneficia el desarrollo de los cultivos en las huertas pero también, debido a la abundancia de luz solar, que permite el desarrollo pleno de los cultivos, deben extremarse los cuidados, así como cuidar los suelos por falta y /o exceso de agua. Estos cuidados requieren de técnicas simples y amigables con el medioambiente.

Esta disponibilidad de luz solar favorece el desarrollo de las hortalizas de fruto como zapallos, zapallitos, pepinos, sandías, melones, tomates, berenjenas, pimientos, porotos y maíces. De igual modo, prosperan otras especies como albahaca, radicheta, rúcula, acelga, batata y papa.

Obtener una buena cosecha depende  de los cuidados que se le dispensen a los cultivos. En este sentido es importante mantener la humedad del suelo, nutrirlo, y para días de sol intenso proteger los cultivos: armar reparos con ramas, arpillera o mediasombra.

Caldo bordelés, un funguicida agroecológico de origen francés

El caldo bordelés es una combinación de sulfato cúprico y cal hidratada, inventado por los viñateros de la región de Burdeos, Francia,  alrededor de 1880. Es conocido localmente como Bouillie Bordelaise. Se fabrica por neutralización de una solución de sulfato cúprico con la cal. Contiene 20% de cobre (expresado en cobre metal). Permite combatir hongos cuidando el medioambiente y la salud.

Se usa principalmente para controlar hongos en jardines, viñedos, invernáculos, en general infestaciones fúngicas, y en especial hongos de la viña y del tomate.