20 de septiembre

Control

Seguridad
Convivencia

Más de 2.400 personas disfrutaron la primera fiesta electrónica del 2018

El evento masivo se realizó bajo el protocolo de seguridad provincial con el que la Municipalidad de Rosario garantiza el bienestar de los asistentes. No se produjeron consultas ni traslados médicos

Este lunes se realizó la primera fiesta electrónica del año, con un saldo favorable en materia de seguridad y sanidad. El evento, que se celebró en el salón Metropolitano, se desarrolló en el marco del protocolo de acción vigente desde el año pasado en la provincia. En ese sentido, la Municipalidad de Rosario dispuso una serie de medidas para garantizar el bienestar de los más de 2.400 asistentes. Como resultado de lo actuado, no se produjeron consultas ni traslados médicos.

"Tuvimos una fuerte presencia preventiva en el primer encuentro de este tipo, sosteniendo y llevando a cabo las disposiciones enmarcadas en el protocolo provincial que permitieron que no se registren casos de personas afectadas en su salud", señaló el secretario de Control y Convivencia Ciudadana municipal, Guillermo Turrin, quien confirmó que 2.453 personas ingresaron a las instalaciones donde tuvo lugar la fiesta musical aunque pretendieron hacerlo unas 3.500.

Turrín recordó que en febrero del año pasado se elaboró un marco de gestión provincial tras las muertes ocurridas en fiestas de Arroyo Seco. De esta forma, Rosario cuenta con un procedimiento de control para fiscalizar fiestas con concurrencia de hasta 3.500 personas.

Según precisó el funcionario, se produjo una detención policial por presunta venta de estupefacientes pero no hubo atenciones médicas ni traslados a centros asistenciales. Entre las acciones dispuestas en la jornada, se pueden destacar la instalación de zonas de hidratación y consumo de frutas y, como dato novedoso, un gazebo con camillas para masajes. Tal como está establecido, se contó con un puesto médico y una ambulancia.

Durante 2017, tuvieron lugar en la ciudad 31 eventos de este tipo en los que participaron más de 50 mil personas. "Con el mismo compromiso que el año pasado trabajamos junto a los gobiernos nacional y provincial para cumplir con las normas que promueven celebraciones enmarcadas en la convivencia", observó el secretario.

Controles fuera y dentro de los boliches

La provincia cuenta con un procedimiento de control por el cual las municipalidades y comunas santafesinas ponen en práctica una serie de medidas en cada uno de estos eventos que permiten aportar condiciones más seguras a los asistentes.

Elaborado junto con la Secretaría de Salud Pública y en coordinación con los productores y/o organizadores de fiestas masivas así como los titulares de los locales habilitados, el protocolo es coordinado por el municipio con el Ministerio Público de la Acusación, el Ministerio de Seguridad y la Fiscalía Federal, para prevenir el ingreso y consumo de drogas y elementos que pudieran revestir peligrosidad al lugar.

Es por esto que el procedimiento incluye la participación de Gendarmería Nacional a fin de que la circulación vehicular se efectúe con normalidad, así como personal de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones para ejecutar cacheos a los asistentes, varones y mujeres por separado, arrojando a cestos los elementos que pudieran resultar sospechosos por inseguros o ilegales. Integran estos procedimientos agentes de la Policía de Investigaciones (PDI) y Brigada de Explosivos. Cabe destacar que el protocolo requiere la contratación de 36 agentes policiales adicionales.

En las afueras también se disponen tres ambulancias de alta complejidad con médicos para la atención y posible traslado a centros asistenciales de personas afectadas en su salud. Hay que destacar el trabajo realizado por la empresa Vittal cuyos médicos y paramédicos intervienen de manera eficiente en cada uno de los cuadros que se presentaron. Por su parte, agentes de Control Urbano de la Secretaría de Control y Seguridad Ciudadana se encargan de ordenar el estacionamiento vehicular mientras que la Dirección General de Tránsito garantiza el acompañamiento de un eventual traslado urgente a un hospital. También se concretan test de alcoholemia y narcolemia y fiscalizaciones de documentación y elementos de seguridad a conductores. Estas acciones se despliegan en colaboración con la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe.

Adentro

Los controles se extienden al interior de los locales donde tienen lugar las fiestas. Tal como establece la normativa, se disponen puestos de hidratación con paramédicos y se instala un espacio de relajación donde se sirven agua, licuados y frutas de manera gratuita. Otras acciones preventivas incluyen campañas de sensibilización y la entrega de mapas de las instalaciones con salidas de emergencias. En el interior también se suman en las tareas la Dirección y coordinación de seguridad en competencias deportivas y espectáculos masivos y la Dirección Provincial de Autorizaciones, Registro y Control de Agencias Privadas de Vigilancia, Seguridad e Informaciones Particulares.

Turrín recordó que, en cada procedimiento, la Dirección General de Inspección controla la seguridad en el armado de estructuras, vallados, conexiones eléctricas, extintores, señalética y cartelería tanto en los ingresos como en los egresos. Además, se fiscalizan las salidas de emergencias, los sanitarios (higiene, salubridad, correcta provisión de agua potable) y los denominados pabellones sanitarios: provisión de agua potable y fresca para consumo gratuito y libre, tanto en baños como en puestos de expendio de bebidas, con información clara y precisa de la disponibilidad y ubicación.

Se chequea la existencia de luces de emergencia, accesibilidad para personas con discapacidad y rampas fijas para evacuación, pasillos de circulación internos, constancias de seguro de responsabilidad civil, vida, accidentes personales e incendios y la existencia de un plan aprobado de Contingencia y Evacuación. Cabe mencionar que se revisa el factor ocupacional y el horario de cierre correspondiente así como también que los empresarios responsables estén registrados en la Municipalidad de Rosario.