18 de diciembre

Intendencia

Fein dijo que no se puede ser complaciente con los que destruyen la vida de nuestros jóvenes

Al presidir junto al arzobispo Martín el acto por el Día de Rosario, la intendenta evocó el devenir de la ciudad de sus orígenes y se refirió a los desafíos de la coyuntura.

“Hoy más que nunca ratificamos nuestro compromiso con la honestidad en la función pública, necesitamos dar ejemplos claros con acciones en este sentido. La sociedad debe unirse sin fisuras contra el narcotráfico, la trata de personas, la venta de armas. No se puede ser complaciente con los que destruyen la vida de nuestros jóvenes. Nos tenemos que unir todos contra la pobreza, la exclusión social y concertar políticas públicas que garanticen derechos como la educación, la salud, la vivienda y el empleo”, sostuvo el martes 7 de octubre por la mañana la intendenta Mónica Fein, al presidir junto al arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Eliseo Martín, el vicegobernador Jorge Henn y autoridades civiles, militares y eclesiásticas el acto conmemorativo por el Día de Rosario y su Santa Patrona.

En el encuentro, celebrado en el Mástil Mayor del Monumento, la intendenta señaló en el inicio de su alocución que “este Día de Rosario, de su Santa Patrona, nos invita como pocas fechas a evocar nuestra identidad ciudadana, forjada desde aquellos tiempos en que todo estaba por hacerse”.

“Nuestra herencia común –historió Fein- es la de aquellos primeros hombres y mujeres que hace más de dos siglos se congregaron en torno a la primera capilla de la Virgen del Rosario, en una tierra que por entonces apenas era camino de paso de las carretas que iban a Córdoba y al resto del Litoral. De a poco fueron dando forma a este espacio que habitamos, que en 1812 acompañó a Belgrano en la creación de la Bandera, que en 1823 recibió el título de Villa y muchos años después, en 1852, al fin fue declarada ciudad”.

“En nada honraríamos a quienes comenzaron a escribir esta historia, a marcar de algún modo nuestros propios destinos, si no tuviéramos hoy, nosotros mismos, la misma convicción de seguir construyendo un lugar cada vez mejor para nacer, crecer y por sobre todas las cosas... soñar”, subrayó la jefe del Ejecutivo local.

“Honramos aquel legado –siguió-- cuando privilegiamos el diálogo maduro por sobre las diferencias entre los tres niveles del Estado; cuando sabemos superar los intereses sectoriales, de creencias o de cualquier tipo para promover el encuentro de todos los sectores sociales en la búsqueda de caminos comunes. Porque en esta ciudad desde hace muchos años estamos convencidos de que la palabra es valiosa, y nos importa lo que cada ciudadano tiene para expresar”.

Ya en el terreno de gestión, Fein señaló que “cada pedido de los vecinos, cada barrio, club, vecinal, parroquia es sumamente importante para construir el presente y el futuro. En esta ciudad se promueve, como en ninguna otra, la participación activa de los vecinos para transformar cada sector de Rosario. De eso se trata nuestro Plan Abre, que llevamos adelante junto al gobierno provincial. Sabemos que los logros más importantes se alcanzan con esfuerzo, compromiso y unión de voces, miradas y puntos de vista. Por ello quiero especialmente celebrar y manifestar el gusto que ha tenido esta ciudad días atrás cuando la Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Argentina y nuestro Arzobispado convocaran aquí al tercer encuentro nacional Repensando la política y nos alentaran a reflexionar sobre la política al servicio de la amistad social”.

“Quienes concebimos a la política como medio para transformar realidades injustas y como poderosa herramienta para construir una sociedad mejor no podemos menos que celebrar esa consigna, ese lema que nos reafirma el sentido de amistad a una práctica que por desgracia algunos asumen como territorio de disputa y conflicto permanente”, reflexionó Fein.

Luego indicó que “ante los desafíos actuales, la política entendida como lo han propuesto aquí los obispos que nos visitaron debe fortalecer al Estado y también a las instituciones intermedias para que en esa diversidad de miradas podamos encontrarnos y construir una sociedad mejor”.

“Tenemos una ciudad, una provincia y un país con grandes posibilidades y oportunidades”, reconoció la intendenta, “pero convivimos a diario con la más dura realidad de aquellos conciudadanos y compatriotas que siguen viviendo en situación de pobreza y exclusión... convivimos con preocupantes niveles de violencia urbana... y convivimos también con preocupantes mensajes y actitudes que poco aportan al bien común, que poco aportan a resolver los problemas, muchas veces movilizados por mezquinos intereses sectoriales”, cuestionó.

En su mensaje de marcado contenido conceptual, Fein afirmó que “hoy más que nunca ratificamos nuestro compromiso con la honestidad en la función pública, necesitamos dar ejemplos claros con acciones en este sentido. La sociedad debe unirse sin fisuras contra el narcotráfico, la trata de personas, la venta de armas. No se puede ser complaciente con los que destruyen la vida de nuestros jóvenes. Nos tenemos que unir todos contra la pobreza, la exclusión social y concertar políticas públicas que garanticen derechos como la educación, la salud, la vivienda y el empleo”.

“La Rosario que soñamos y construimos todos los días debe ser la de la igualdad, el respeto, la convivencia y el bien común para vivir en paz y con libertad. Creo que ellos son algunos de los desafíos que debemos enfrentar para honrar este legado que hoy evocamos en el Día de Rosario, en este día que nos habla de fe, de esperanza, de convicciones y de compromiso con una ciudad mejor, como la que merecen, están esperando y nos están reclamando ya nuestros hijos y las futuras generaciones de rosarinos.”, cerró Fein con enfático tono.

Vecinal Monumento Nacional a la Bandera

ROSAS BRGD. JUAN MANUEL DE 871