22 de abril

Obras

La intendenta Fein participó de la presentación de la obra de la segunda etapa del Acueducto Gran Rosario

Los trabajos, que tendrán un plazo de menos de 24 meses, mejorarán y expandirán el servicio de agua potable para todo el oeste y sudoeste de Rosario.

La intendenta Mónica Fein participó este viernes de la presentación del proyecto para la segunda etapa del Acueducto Gran Rosario (Acgro), que mejorará y expandirá el servicio de agua potable para todo el oeste y sudoeste de Rosario y la región, beneficiando de forma directa a más de 200 mil vecinos. El acto, que se realizó en la planta potabilizadora del Acgro, ubicada en la vecina ciudad de Granadero Baigorria, fue encabezado por el gobernador Miguel Lifschitz.

Además, la obra -que tiene un plazo de ejecución de menos de 24 meses y un presupuesto de 1200 millones de pesos- optimizará el servicio en el centro y sur de Rosario y Villa Gobernador Gálvez, alcanzando a otros 400 mil vecinos.

La intendenta Fein, quien también preside el Ente de Coordinación Metropolitana (Ecom) afirmó: “Es una decisión que nos llena de orgullo, sabemos que no es una promesa sino una obra que se va a hacer, cada obra que el Gobierno provincial ha anunciado es una obra que se puede tocar, ver y disfrutar, y ese es un valor que tiene esta provincia”.

La mandataria resaltó que “estar con recursos provinciales hablando de una obra de esta magnitud habla del compromiso del gobierno provincial y de Assa para que todos los santafesinos, en este caso el área metropolitana del Gran Rosario, puedan tener un servicio de primera calidad”.

Fein destacó también las obras del Conducto Vera Mujica, los Emisarios 28, 28 y 29 y la extensión de la red de cloacas, “obras enterradas, de infraestructura que mejoran la calidad de vida de los vecinos”, indicó. “Pensar que vamos a terminar nuestra gestión diciéndole a los rosarinos que van a tener un servicio esencial como el agua garantizado, es un orgullo para todos”, cerró.

Por su parte, el gobernador Lifschitz destacó que esta obra “realmente gigantesca para una provincia como la nuestra” permitirá “resolver gran parte del problema de provisión de agua potable para la ciudad de Rosario y mejorar el servicio para muchas localidades del área metropolitana”.

A su vez, resaltó que el Gobierno provincial ejecuta obras “que no están elegidas al azar, son prioridades que están fijadas en función del impacto social, y esta es una de las obras que tienen más impacto, sobre todo en los hogares más humildes”.

El proyecto

La segunda etapa del Acueducto mejorará y expandirá el servicio de agua potable para todo el oeste y sudoeste de Rosario, y aportará la producción de agua potable suficiente para abastecer a futuro a las localidades de Timbúes, San Lorenzo, Ibarlucea, Ricardone, Puerto San Martín, Fray Luis Beltrán, Roldán y Pérez.

Entre las obras proyectadas se ha previsto la construcción del segundo módulo de potabilización dentro de la planta potabilizadora de Granadero Baigorria, que está funcionando desde 2015, que permitirá duplicar la capacidad de producción actual de agua potable llegando a 12.500 metros cúbicos por hora, además de nuevas bombas y obras complementarias.

Otra de las obras de mayor envergadura en esta segunda etapa tiene que ver con la continuación del acueducto a lo largo de 12 kilómetros por avenida Circunvalación, desde calle Salvat (conducto existente) hasta avenida Provincias Unidas, donde además se construirá una cisterna de diez millones de litros de capacidad y una nueva estación de bombeo y distribución.

El sistema Acueducto Gran Rosario (etapa I), que inició su operación en setiembre del 2015, aporta un 25 % más de agua a las redes, optimizando el servicio de agua potable en forma directa al norte y noroeste de Rosario, además de Granadero Baigorria y Capitán Bermúdez.