23 de septiembre

Salud

Turismo y Salud trabajan de manera conjunta para cuidar al viajero

Ante el alerta de reintroducción de sarampión en nuestro país, se llevó a cabo una reunión entre autoridades sanitarias y del sector turístico para establecer estrategias de prevención.

Ante el alerta de reintroducción de sarampión en nuestro país, autoridades provinciales y municipales realizaron una reunión de trabajo con representantes del sector turístico para establecer estrategias de prevención de la enfermedad.

Del encuentro, que se realizó en la mañana de este miércoles en el Cemar, participaron el secretario de Salud Pública, Leonardo Caruana; la subsecretaria de Salud, Silvia Marmirolli; el director de Promoción y Prevención de la Salud Julio Befani, el secretario de Turismo Héctor De Benedictis, el presidente de la Asociación Rosarina de Agencias de Viaje, Oscar Vázquez, el jefe Comercial de Aerolíneas Argentinas, Edgardo Cardoso y Cecilia Gabenara Boero, vocera del Aeropuerto Islas Malvinas, entre otros.

Durante la reunión todas las partes se comprometieron a realizar acciones para concientizar a los viajeros sobre las distintas enfermedades que se pueden contraer en distintos destinos. Entre otras acciones se trabajará con folletería informativa, se realizarán mesas de trabajo para incorporar otras metodologías de prevención y los participantes de la reunión pusieron a disposición sus sitios web para volcar información de prevención.

Leonardo Caruana destacó que “esta es una oportunidad para cuidarnos cuando viajamos, porque si nos cuidamos podemos pasarla mejor ya que la circulación de enfermedades en distintos países nos obliga a seguir reforzando el trabajo que venimos realizando desde hace tiempo en la Terminal de Ómnibus, estación de trenes y Aeropuerto”.

“Es importante saber que a la hora de planificar nuestro viaje pensemos en un chequeo de salud mediante una visita a nuestro médico de cabecera, hacernos un control general, conocer como es la alimentación y el agua del destino, realizar un control bucal, revisar el carné de vacunación y contratar un seguro del viajero. Todo esto hace que nuestro viaje sea más placentero”, agregó.

Además el secretario de Salud destacó que es importarte si viajamos a algún lugar con circulación de enfermedades prevenibles con vacunas, es necesario aplicarse la dosis 15 días antes de la salida.

Por su parte, Oscar Vázquez puso a disposición toda la infraestructura para realizar acciones de prevención no solo para disfrutar el destino turístico sino para volver a ese destino y andar por el mundo como corresponde.

“Con esta reuniones los que buscamos es prevenir. No hay que suspender ningún viaje, sólo hay que asesorarse bien antes de viajar para poder disfrutar el destino. El pasajero tiene que entender que no pasa por cuidarse uno sino que hay una responsabilidad social para cuidar al otro”, destacó por su parte del secretario de Turismo, Héctor De Benedictis.

Sarampión 

El sarampión es una enfermedad que en nuestro país está erradicada. 

En Argentina, el último caso autóctono de sarampión se registró en el año 2000, pero según la Organización Panamericana de la Salud en 2018 reapareció en países europeos y latinoamericanos como Venezuela, Brasil y Perú.

El sarampión es una enfermedad muy contagiosa, se transmite muy fácilmente de una persona a otra. Los síntomas comienzan con fiebre, seguida de tos, secreción nasal y conjuntivitis. Se presenta un sarpullido en la cara y la parte superior del cuello que luego se extiende al resto del cuerpo. Luego de unos cinco días, el sarpullido comienza a desaparecer en el mismo orden en que apareció.

El virus vive en la mucosa de la nariz y la garganta de personas infectadas. Cuando estas personas tosen o estornudan, las gotitas se esparcen en el aire. Estas gotitas se depositan en superficies cercanas, donde el virus se puede diseminar durante 2 horas.

En el calendario nacional, se encuentra la vacuna triple viral que protege del sarampión, paperas y rubeola.

Para evitar el sarampión el esquema de vacunación es el siguiente:

  • De 12 meses a 4 años: una dosis de vacuna triple viral
  • Mayores de 5 años: dos dosis de vacuna doble/triple viral (después del primer año de vida).
  • Las personas nacidas antes de 1965 no necesitan vacunarse porque son considerados inmunes.