18 de agosto

Producción

Fein visitó una fábrica de zapatos rosarina que pisa fuerte a nivel nacional

La intendenta recorrió las instalaciones de Calzados Blanco, empresa familiar que –desde la zona sur– se convirtió en una de las mayores distribuidoras del país.

En la mañana del martes 10 de abril, la intendenta Mónica Fein visitó la fábrica de Calzados Blanco SA, que hace más de 42 años crece de forma ininterrumpida en el rubro del calzado. Acompañada por el secretario de Producción Empleo e Innovación, Germán Giro y la subsecretaria de la misma repartición, María Fernanda Ghilardi, la mandataria supervisó la actividad de la empresa local que a fuerza de diversificación supo convertirse en la mayor distribuidora de materia prima y productos terminados del país.

Matías Blanco, actual director de la empresa y tercera generación de su familia al frente del negocio, mostró a la intendenta las instalaciones de la sede industrial, ubicada en Garay 555, distrito Sur, donde más de 50 empleados trabajan en dos líneas: la inyección de suelas que abastecen a toda la industria nacional, y el montado de calzados Diadora y Athix.

Calzados Blanco es dueña de esta última marca: son encargados de su producción integral (desde el diseño a la distribución) y han logrado darle impulso en todo el país al convertirla en la vestimenta oficial de los árbitros del fútbol argentino.

Además de la fábrica, Calzados Blanco cuenta con una sede administrativa y de logística en Rosario, y con una oficina en la ciudad de Buenos Aires, donde se concentra el 90% de la industria nacional del rubro. En total, la empresa familiar cuenta con más de 200 trabajadores que sostienen sus múltiples actividades.

“La empresa tiene más de 42 años, hoy somos distribuidores, importadores y principalmente fabricantes. Me parece muy productivo y una muy buena iniciativa de parte de la Municipalidad, con seguridad va a ser productivo para ambas”, aseguró Matías, luego de la reunión con la intendenta y los funcionarios.

El director de Calzados Blanco, ejemplo de crecimiento a nivel local, atribuye a la diversificación el hecho de que la empresa haya logrado sostener su actividad aún en diversos momentos económicos del país: “La realidad es que uno tiene que ser constante y permanente en lo que hace, y cuando un negocio baja, no dejar el otro de lado sino seguir con todo, por el compromiso con la gente, con la producción local y con los proveedores del exterior”, expresó.