18 de agosto

Desarrollo social

Jóvenes
Capacitación

Jóvenes del Oeste producen baldosas en forma cooperativa

A través del Programa Nueva Oportunidad adquirieron un oficio y se animaron a una empresa social. Cumplen una jornada de 4 horas y ya trabajan en forma conjunta con diferentes instituciones.

En el marco del Programa Nueva Oportunidad, los jóvenes que asistieron al Taller de Diseño y Construcción de baldosas hidráulicas artesanales se constituyeron como cooperativa para producir las piezas en el Centro de Capacitación y Producción para Jóvenes del municipio, ubicado en bulevar Seguí y avenida Provincias Unidas.

A principios de abril, una vez finalizada la capacitación en oficios, formaron una empresa social inclusiva a través del programa Nexo Oportunidad y comenzaron a trabajar y a producir baldosas en forma cooperativa. 

Cumplen una jornada laboral de 4 horas diarias de lunes a viernes y ya están trabajando en forma conjunta con diferentes instituciones públicas, escuelas del distrito Oeste, el Área de Servicios Urbanos (ASU) Oeste y centros de Convivencia Barrial, así como en varias obras públicas en la Municipalidad de Rosario. Actualmente, están a la espera de finalizar con los tiempos jurídicos para poder comercializar los productos con empresas privadas.

El grupo está integrado por 10 jóvenes de entre 17 y 26 años de los barrios La Lagunita, El Eucaliptal, Villa Nueva, El Cañaveral y Molino Blanco, que iniciaron su aprendizaje en mayo de 2017 y concluyeron la capacitación en marzo de este año, luego de 9 meses de formación en el diseño y la fabricación de baldosas hidráulicas artesanales, en el marco del programa Nueva Oportunidad que llevan adelante los gobiernos provincial y municipal.

Precisamente, los integrantes del equipo recibieron este miércoles, de manos de la intendenta Mónica Fein, sus certificados por culminar con éxito el curso, junto a otros 500 jóvenes del distrito Oeste. 

"Lo más interesante de este proyecto es que los mismos jóvenes que han participado durante todo el año de la capacitación, iniciaron un proceso hacia la formación de una empresa social para producir y vender baldosas”, destacó la secretaria de Desarrollo Social, Laura Capilla.

“A partir del proceso de constitución de la empresa social, van hacia la autonomía y camino a lograr una salida laboral", agregó.

Una de las acciones que llevaron a cabo los jóvenes fue en el patio de la escuela primaria Nº 1318 Eva Perón, ubicada en Saavedra, entre Barra y Garzón (donde varios de ellos fueron alumnos): allí colocaron baldosas que ellos mismos construyeron en el espacio de capacitación del programa Nueva Oportunidad.

Una intervención similar concretaron en la plaza Calchaquí y en diferentes paradas del transporte público de pasajeros ubicadas en el distrito Oeste, con el propósito de embellecer el espacio público en el marco de las prácticas comunitarias del Nueva Oportunidad.

El sueño hecho realidad en primera persona

Alberto es uno de los integrantes del grupo de jóvenes que participó de la capacitación para construcción de baldosas. Contento por su intervención en la plaza Calchaquí donde, entre otras piezas, instalaron una rayuela, sueña con continuar el proyecto y afianzarlo como salida laboral. “Este año vamos a empezar una empresa y tenemos muchas ideas a futuro, por ejemplo vender baldosas en cantidad; tuvimos algunas reuniones y tenemos muchas esperanzas en todo esto, porque nosotros no tenemos trabajo”, explicó el joven de 20 años.

Por otra parte, Roberto, también miembro del equipo, aprovechó para incentivar a otros jóvenes a que se sumen a experiencias como la que él y sus compañeros están transitando, gracias al programa Nueva Oportunidad. “A otros chicos les diría que hay muchos cursos para hacer en el distrito, que se acerquen, que se presenten; esto se llama Nueva Oportunidad y de verdad te dan una nueva oportunidad”, señaló, y agregó: “Avancé mucho desde el año pasado, aprendí muchas cosas, no solamente a hacer baldosas, he conocido nueva gente, me sirvió mucho. Yo antes tenía otros pensamientos y ahora cambiaron para bien”.

En tanto Axel, de 19 años, sostuvo que hubo un antes y un después de esta capacitación: “Esto no quedó solamente en taller... el proyecto que tuvimos acá fue muy bueno. En lo íntimo a mí me ayudó a cambiar mi manera de pensar y a comunicarme con la gente, a ser más respetuoso; me ayudó en mucho, cambió el ciclo de mi vida desde de que yo entré acá”.

“Para mí esta capacitación fue muy importante porque le cambió la vida a muchos chicos que estaban perdidos, como en la droga, en la calle. Esto nos ha ayudado mucho, yo veo el cambio en mis compañeros y el cambio en mí; quiero que se sume más gente para que pueda sentir lo que yo estoy sintiendo ahora. Es un orgullo lo que estoy haciendo”, enfatizó.

Y reforzó: “Yo era más de la calle, ahora tengo mi mente en esto y sé que esto nos va a ayudar mucho. Tengo pensado ayudar a otros chicos como me ayudaron a mí. Le diría a otros chicos que todo es posible, si uno pone esfuerzo todos los días en lo que quiere hacer, con esfuerzo todo lo vas a lograr, solamente tenés que poner esa parte tuya y darle para adelante y además podes cambiar la vida de mucha gente y hacer sentir bien a alguien, me da mucho orgullo”.

Nueva Oportunidad

El programa Nueva Oportunidad, enmarcado en el Plan Abre, se desarrolla en forma conjunta entre el Gobierno de la Provincia de Santa Fe y la Municipalidad de Rosario.

Propone un abordaje integral de jóvenes de entre 16 y 30 años, que hayan dejado la escuela, no tengan empleo ni formación en oficios.  Les permite capacitarse y participar de espacios de intercambio y reflexión para que adquieran herramientas de inserción laboral y hábitos de convivencia social, y se los acompaña en un trayecto pedagógico de capacitación y fortalecimiento de vínculos sociales, con herramientas concretas para que puedan construir un proyecto de vida.