20 de septiembre

Ambiente

La recepción de residuos especiales se abre a una nueva corriente de materiales: los textiles

La Municipalidad lanza una campaña de recepción y recuperación de ropa, calzado y frazadas, en buen estado, que serán destinados al Voluntariado Damas de Rosas del Hospital de Niños Zona Norte.

Este viernes 20 de abril la intendenta Mónica Fein y el voluntariado Damas de Rosas del Hospital Provincial de Niños Zona Norte Dr. Roberto Carra, firmaron un convenio de colaboración para recibir, clasificar y entregar prendas textiles, ropa blanca, calzado, accesorios y frazadas (en buen estado y limpias) a sectores vulnerables.

“Este hospital tiene toda una historia de construcción de solidaridad y es un referente del cuidado y de alto nivel científico”, comenzó diciendo la intendenta.

“Muchas veces hemos sentido que eso que no usamos es un residuo y nosotros queremos cambiar esa mirada, es un recurso en toda su magnitud”, reflexionó Fein y repasó las acciones que el municipio lleva a cabo para recuperar cosas que otros desechan como los recicladores de residuos electrónicos de Molino Blanco donde reciben esos materiales que la Municipalidad recolecta o el trabajo que se realiza con empresas de alimentos, el Mercado de Productores con el propósito de recuperar productos, frutas y verduras para ser consumida en los comedores que trabajan con el Banco de Alimentos Rosario.

“Así logramos cerrar un círculo, evitamos tirar y enterrar algo que no son residuos, son recursos, donde muchas familias tienen una salida laboral y viven mejor gracias a estos recursos”, apuntó la mandataria.

“Vamos a hacer la primera experiencia en textiles con ustedes y nos va a permitir aprender juntos, para ver cómo estos recursos llegan mejor a quienes lo necesitan”, señaló Fein, quien instó a cambiar “la cultura del descarte, donde todo lo que no  nos sirve lo tiramos, por la cultura del reciclado para quienes lo necesitan y provocar un cambio cultural y en ser más solidarios”.

Por su parte, la subsecretaría de Ambiente, María Cecilia Álvarez, señaló que esta “iniciativa se enmarca en las políticas que lleva adelante la Municipalidad en relación a la gestión y el tratamiento de los residuos electrónicos a los que ahora suma textiles y calzados en buen estado”.

Además, invitó a todos aquellos que puedan aportar algo llegarse “el próximo viernes 27 de 8.30 a 12.30 a n todos los centros municipales de distrito y el sábado 28 de 10 a 16 a la plaza de las Ciencias, un nuevo sector del parque de la Independencia (bulevar Oroño y avenida Coronado)”.

En su mensaje, la funcionaria aportó que “la ropa, calzado, accesorios textiles como corbatas, cinturones, tiradores, etc. representan el 3% de los residuos que se generan diariamente en los hogares”, dijo y subrayó que “en Rosario se descartan 25 toneladas de materiales textiles por día. Con esta iniciativa se intenta disminuir la cantidad de prendas textiles que se envían al relleno y por otro lado consolidar la tarea solidaria del voluntariado".

Las Damas de Rosas

Mirtha Acosta, integrante del Voluntariado, contó que llevan 11 años trabajando en el Hospital de Niños Zona Norte y destacó que ellas no son “dadoras de cosas. Nos importa y mucho la contención, el amor hacia el otro, llamarlos por el nombre y no por un número, nosotras somos un gran equipo con voluntarias de todas las edades”, aseguró.

También suman en sus actividades juegos y lecturas con los niños y niñas “hoy con los celulares muchas de esas actividades ya no se hacen, entonces vamos, llevamos una biblioteca ambulante, que también tiene juegos, y tratamos de integrar a los papás con los chicos”, apuntó Mirtha.

“Yo cuando llegué al hospital encontré una segunda familia”, dice Angélica Donda, que se reconoce como la más grande de las Damas. “Llegué acá tarde, se ve por mis canas”, manifestó y agregó: “Lo nuestro es una cadena de amor, este año fuimos inundadas de donaciones y nos permitió llegar a más gente, dentro y fuera del hospital”.  

También resaltaron la historia del Hospital de Niños Zona Norte, que comenzó a construirse en la década del '60 y creció gracias a la comunidad, aún en los momentos de zozobra. “Por esto esa impronta de estar siempre cerca de diversas organizaciones sociales”, señaló una de las integrantes del Voluntariado.

Las damas remarcaron que todos los vecinos que tengan interés en participar deben acercar ropa de niños y adultos, ropa blanca, calzado, accesorios, frazadas o blanco, en buen estado y limpio.

Se aceptarán prendas tanto de hombre como de mujer que luego serán clasificadas y entregadas a comedores, pacientes del Hospital de Niños Zona Norte y otras instituciones con las que el Voluntariado Damas de Rosas colabora.