18 de agosto

Control

Control: se concretaron 75 remisiones vehiculares a lo largo del fin de semana

La Municipalidad de Rosario llevó adelante más de 400 intervenciones en el tránsito y 65 vehículos fueron enviados al corralón por alcoholemia positiva

Entre la noche del jueves y la madrugada del domingo, la Municipalidad de Rosario a través de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana concretó 432 intervenciones preventivas en la vía pública, a fin de promover más seguridad y convivencia urbana en las zonas donde se detecta mayor circulación vehicular y peatonal.

Agentes de las áreas de Control, en colaboración con efectivos de la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe, llevaron a cabo las intervenciones en las que se fiscalizaron documentos, elementos de seguridad y condiciones de conducción. En ese marco, se remitieron al corralón municipal 75 autos y motos por diversas faltas. De ese total, 65 fueron por alcoholemia positiva.

Cabe mencionar que de los casos de consumo de alcohol por fuera del índice permitido para la conducción, el mayor nivel de alcohol en sangre registrado fue de 2.21. Por otra parte, no se detectaron casos de narcolemia positiva.

El domingo a la madrugada, se confiscaron 25 unidades: 24 de ellas por alcoholemia, con un porcentaje máximo testeado de 2.12 gramos. Durante la misma jornada, ocurrió un accidente de tránsito protagonizado por un Chevrolet que, en inmediaciones de San Juan y Felipe Moré, chocó contra un cantero provocando considerables daños materiales. Agentes de la Dirección General de Tránsito municipal procedieron a someter al conductor a un análisis de alcoholemia que arrojó un resultado positivo de 1.53 gramos.

“Beber alcohol al volante tiene consecuencias sumamente peligrosas para quien lo hace pero también para el resto de los actores del tránsito”, advirtió el secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Guillermo Turrin. “Este caso es bien claro de lo que puede sucederle a un conductor que tras tomar sale a la calle y es por eso que insistimos como estado en la necesidad de entender que si uno maneja no debe beber alcohol. No es una posibilidad, no hay especulaciones posibles, simplemente hay que separar una cosa de la otra, cumplir con la norma porque se trata de un asunto vital”, agregó.