15 de julio

Plan Abre

Obras

Municipio y provincia garantizaron una correcta provisión de agua potable para el barrio Latinoamérica

A través del Plan Abre, lograron resolver un histórico problema de presión en las torres del Fonavi delimitado por las calles Ovidio Lagos, Rodríguez, Amenábar y Fontezuela.

Para los vecinos del barrio Latinoamérica la provisión de agua potable en sus departamentos ya no es un problema. Es que a través del Plan Abre, la Municipalidad y el Gobierno de Santa Fe lograron resolver un inconveniente histórico que los vecinos soportaron durante casi 35 años, desde la construcción misma del barrio. Con la obra del nuevo sistema de provisión, bombeo y reserva de agua potable, ya no habrá deficiencias en la presión del líquido en un sector del barrio delimitado por bulevar 27 de Febrero, avenida Ovidio Lagos, Amenábar y Rodríguez.

En el marco de una intervención integral en el fonavi del distrito Centro a través del Plan Abre, municipio y provincia llevaron adelante la reparación de instalaciones de agua en torres, sistema de bombeos, reserva y cañerías en los núcleos bajos ubicados entre las calles Ovidio Lagos, Rodríguez, Amenábar y Fontezuela, que históricamente padecían de falta de presión para abastecer a los departamentos ubicados en las plantas altas.

El trabajo se llevó a cabo en 31 torres de planta baja y 3 pisos donde se colocaron 36 nuevos tanques de agua y se readecuó el sistema de bombeo y reserva de agua potable, las conexiones de departamentos, las estructuras, colocaciones de cisternas, bombas, montantes y bajadas. La obra forma parte de la cuarta etapa de la intervención del Plan Abre en el barrio y demandó una inversión de $ 8.519.040. En paralelo, provincia y municipio avanzan con tareas de refacción, hidrolavado y pintura de las 7 torres emplazadas sobre Lagos al 2.800 y el arreglo de balcones y pasarelas.

Al respecto el secretario de Gobierno Gustavo Leone manifestó: "Desde hace tiempo trabajamos en el barrio mejorando los edificios, los espacios públicos y el playón polideportivo, en conjunto con el gobierno provincial y el centro municipal de distrito", y agregó: "Estas obras son posibles gracias a la participación activa de los consorcios, con los que trabajamos a diario, escuchando sus necesidades".

"En este marco, asumimos el compromiso de mejorar la provisión de agua y hoy se materializó gracias que existe un Estado presente, que está en el territorio trabajando codo a codo con los vecinos y vecinas y instituciones barriales", remarcó el funcionario municipal. 

Por su parte, el secretario de Hábitat de Santa Fe, Diego Leone, precisó que "el Plan Abre se ha consolidado en Latinoamérica, un complejo Fonavi que con el esfuerzo y la participación de los vecinos y la intervención sostenida de la Provincia y el municipio dejó atrás problemas estructurales y hoy representa un modelo de organización. Hoy estamos inaugurando obras que tienen como objetivo mejorar el suministro y la presión de agua".

El titular de la cartera provincial agregó: "Desde la secretaría de Hábitat estamos trabajando para completar la escrituración en el barrio y sostener y fomentar la conformación de los consorcios. A la fecha ya concretamos la entrega de 4.200 escrituras en toda la provincia".

“Latinoamérica es un barrio que muestra que el empuje y la organización de lo vecinos, que llevó a que junto con el gobierno de la Provincia y la Municipalidad de Rosario mejoremos este complejo habitacional que habitan muchísimos vecinos de la ciudad”, señaló la subsecretaria del Abre en la región, Cecilia Mijich, quien celebró que “después de 30 años” se pueda “garantizar el acceso al agua potable en todas sus torres”. “Hoy ese suministro llegó de la mano del Plan Abre y para nosotros es una alegría muy grande”, afirmó.

El agua es todo

María del Carmen vive en Latinoamérica desde que el barrio se creó, hace 36 años. Forma parte de uno de los consorcios que los vecinos fueron conformando para unirse y trabajar juntos por las mejoras en las torres que habitan. Asegura que desde el desembarco del Plan Abre “hay mejoras” en el barrio: “Tenemos mucha seguridad, logramos poder salir adelante con el consorcio, hemos logrado muchas cosas”, dice. Pero, asegura que la mejora en el abastecimiento de agua “es una bendición”. “No podíamos tener agua, había que calentarla, yo tuve a mi mamá viviendo conmigo y llegó un momento en que no sabíamos qué hacer”, recuerda y afirma: “El agua es todo, es muy bueno lograrlo, estamos muy agradecidos”.

Lelia también lleva 36 años viviendo en el barrio. Recuerda que antes de las obras “no subía el agua”. “A mí en planta baja me llegaba poco y mis vecinos de arriba directamente no tenían”, asegura y recuerda que “la gente se levantaba a las 5 de la mañana para poder bañarse”. “Ahora se ve la diferencia, el agua viene con otra fuerza”, afirma y, a la vez, celebra que en su torre avanzaron en la conformación de un consorcio: “Nos costaba la unión entre vecinos”, reconoce.

Verónica está en el Latinoamérica desde hace más de una década, pero vive en la zona desde hace 45 años. “Conozco los edificios desde que los empezaron a construir”, asegura. “Antes acá la gente a partir del segundo piso no tenía agua y con la colocación de los tanques ahora tenés agua las 24 horas, espero que los cuiden porque es el bienestar para todos”, dice. “En mi casa tenía dos tanques abajo y uno arriba con una bomba para poder tener agua, tenía vecinos que hace treinta años que no tenían agua y hoy recién pueden tener, gracias a las cisternas y los tanques”, cuenta y agrega: “Podes poner el lavarropas, bañarte, yo antes no podía prender el calefón porque no tenía fuerza para abrir el piloto al no haber agua”.

Transformación integral

Desde hace varios años, el Plan Abre interviene en el Fonavi que cuenta con unas 1.300 viviendas, y que ha experimentado una importante transformación desde la puesta en marcha del programa impulsado de manera conjunta entre la Municipalidad y el gobierno de Santa Fe.

Entre las obras que se realizaron se destacan el hidrolavado de fachadas de torres y la refacción y pintura de los frentes y aberturas. Además, se realizaron impermeabilizaciones y se revitalizaron espacios verdes y sendas peatonales. Por otra parte, se repotenció el alumbrado público y se llevaron a cabo tareas de escamonda y despeje de luminarias en todos los espacios compartidos, y se colocaron dos nuevas estaciones para realizar ejercicios aeróbicos.