20 de octubre

Temas del día

Movilidad

Transporte

A menos de un año de su puesta en funcionamiento, la Línea Q llegó al millón de viajes

El servicio que conecta la zona sudoeste con el área central y la Ciudad Universitaria generó soluciones de conectividad para un gran número de vecinos.

Tras más de medio siglo, en 2017 la Municipalidad de Rosario incorporó a su sistema de Transporte Urbano de Pasajeros una nueva línea de trolebuses, fortaleciendo las distintas políticas de sustentabilidad y cuidado del ambiente que se llevan adelante desde el Estado local.

Desde su implementación, el último 14 de julio, pasaron más de 300 días y en su recorrido se realizaron más de 1 millón de viajes, ampliando la conectividad para más de 14 barrios.

"En un contexto desfavorable para el transporte de todo del país decidimos seguir jerarquizando el sistema, incorporando una nueva línea de troles como hacía más de 50 años no sucedía en la ciudad y apostando al transporte sustentable, porque a la importancia de la conectividad entre el sudoeste y la Siberia, le sumamos nuestro aporte al cuidado del medio ambiente", destacó la intendenta Fein.

“Este servicio tuvo un crecimiento constante desde su implementación. Incluso en el último mes, se registró el mayor número de viajes”, manifestó al respecto la secretaria de Transporte y Movilidad, Mónica Alvarado, y agregó: “Día a día fortalecemos el compromiso que tiene la ciudad por el transporte eléctrico, su puesta en funcionamiento permitió recuperar parte de ese patrimonio”

“Esta prestación refuerza la importancia de jerarquizar el transporte eléctrico como medio sustentable y el esfuerzo enorme que hizo el municipio para poner la mejor tecnología existente en América Latina al alcance de los usuarios”, expresó por su parte el presidente del Ente de la Movilidad de Carlos Comi.

Los troles son de origen ruso y cuentan con características que hacen a una prestación accesible, confortable, sustentable y eficiente. Piso bajo, rampas para personas con movilidad reducida, equipos de aire acondicionado frío-calor, dos pantallas de información multimedia, son algunas de las principales funcionalidades con las que cuentan las unidades.

“La verdad que están muy buenos los troles, son muy lindos y ni ruido hacen cuando viajás. Yo estudio en la Siberia y con la Q solucioné un montón de cosas”, explicó Luciana, vecina del barrio Parque Casado.

Una de las novedades más importantes de este servicio es que los trolebuses están equipados con baterías, alcanzando una independencia de hasta 20 kilómetros. Cuentan con una mayor vida útil que los autobuses diésel y no emiten gases contaminantes.

“Tiene una buena frecuencia, en verano viajas con aire acondicionado, las ventanas son más grandes y parece que viajas distinto”, destacó Susana, trabajadora de una fábrica textil. “Antes viajaba en auto, pero desde que está la Q ya no lo uso más para ir a laburar; es más barato y cómodo”, remarcó.

Recorrido

La Línea Q utiliza el corredor de avenida Francia, tomando los pares San Juan-Mendoza y llegando a la Ciudad Universitaria en un recorrido de similares características a la Línea K. La longitud total del servicio es de 25,6 kilómetros y con un trazado en común de 11,4 kilómetros. Las unidades funcionan sin catenarias (sin estar conectadas de forma permanente al tendido eléctrico), hasta avenida Francia y Arijón.

Ida: Desde Colectora Juan Pablo II y avenida Francia, por avenida Francia, Mendoza, Alem, Cerrito, Berutti, hasta Riobamba.

Vuelta: Desde Riobamba y Berutti, por Riobamba, Necochea, 3 de Febrero, 1º de Mayo, San Juan, avenida Francia, Arijón, Ovidio Lagos, Colectora Juan Pablo II hasta avenida Francia.