18 de agosto

Ambiente

Más de 300 voluntarios plantaron mil árboles en el Bosque de los Constituyentes

La plantación participativa más grande en la historia de la ciudad se llevó adelante este sábado en el marco del Voluntariado Ambiental propuesto por la Municipalidad.

Más de trescientos rosarinos y rosarinas llevaron adelante este sábado 19 de mayo, una nueva actividad del Voluntariado Ambiental propuesto por la Municipalidad, llevando adelante la plantación participativa más grande de la historia de la ciudad. Fueron mil árboles de treinta especies nativas los que se plantaron en una zona aún no forestada del Bosque de los Constituyentes, que ahora serán regados y mantenidos por empresas de la zona tras la firma de un convenio.

Con una inscripción que agotó cupo rápidamente tras la suspensión inicial por mal clima, se le sumaron nuevos adeptos, con lo que más de 350 personas se acercaron hasta el lugar. La Secretaría de Ambiente y Espacio Público organizó la actividad tras una primera experiencia exitosa en el Voluntariado en la limpieza de la desembocadura del arroyo Ludueña.

En esta oportunidad se decidió forestar un terreno de 50 mil metros cuadrados ubicado en Juan Pablo II al 2100 bis con mil ejemplares de treinta especies nativas que se gestaron en el vivero de Nativas del Bosque de los Constituyentes. Allí, día a día se estudia y lleva adelante el crecimiento de más de cinco mil árboles que se destinan a distintos espacios verdes de la ciudad.

La intendenta Mónica Fein, presente en la plantación, manifestó la importancia de este tipo de actividades participativas, que además cuentan con articulación público-privada. Así, empresas de la zona como Juntas Illinois SA, Lucio Di Santo SA, Helvética SA y Polimundi SRL brindarán acompañamiento en la continuidad del proyecto con el riego y el mantenimiento de estos ejemplares durante un año.

“Queremos que cada vez más rosarinos se involucren en el cuidado del medio ambiente, en ayudarnos a tener una ciudad más verde, más sustentable. Nos propusimos llegar al millón de árboles y eso solo podremos lograrlo con el trabajo conjunto del Estado, las empresas, las organizaciones y sobre todo los vecinos, como lo vimos hoy”, sostuvo la intendenta.

Voluntarios y voluntarias fueron juntándose en grupos tras las palabras de bienvenida y un breve instructivo de la actividad, ya que la forestación se hizo diversificando las especies según cada sector. “Me pone muy contenta formar parte de esto. Siento que le estoy dando algo tan importante como un árbol a la ciudad y estamos entre todos colaborando para mejorar el medio ambiente”, dijo Gisela, una de las inscriptas. "Pude plantar seis árboles. Una experiencia maravillosa que disfrutamos en familia y esperemos se repita, agregó Pablo.

Timbós, anacahuitas, azota caballos, espinillos, anchicos colorados, talas y otras tantas especies fueron así diseminándose a lo largo de todo el terreno con el transcurrir de la mañana, hasta completar la tarea ya entrado el mediodía.

“Ver a tantos rosarinos acercarse hasta acá nos pone felices. Sabemos que somos una ciudad muy comprometida con el ambiente y por eso apostamos a incrementar el número de voluntarios a convocar. Quedó demostrado que la ciudadanía responde y sabemos que esta plantación va a ser un hito importante en Rosario por la magnitud de la misma”, dijo a su vez Marina Borgatello, secretaria de Ambiente y Espacio Público municipal.

El Voluntariado Ambiental se propone como una oportunidad de participación ciudadana y compromiso con el ambiente que tiene como objetivo principal sumar las ganas de hacer para transformar positivamente la realidad. A lo largo del año continuará con diversas actividades, dando respuesta a distintas inquietudes de vecinos e instituciones que muestran intenciones de contribuir y participar en acciones concretas de concientización y cuidado ambiental.