15 de octubre

Intendencia

Salud

El Servicio de Voluntarias de la Maternidad Martin cumplió 10 años de trabajo

Mónica Fein encabezó un acto en el auditorio del Cemar y valoró la entrega de las 37 mujeres que conforman el grupo de trabajo. "El voluntariado es una cualidad de la ciudad", dijo.

La intendenta Mónica Fein encabezó este viernes por la tarde, en el Auditorio del Cemar, el acto de celebración por el 10º aniversario de la creación del Servicio de Voluntarias de la Maternidad Martin, cuyas integrantes llevan adelante tareas de acompañamiento y contención, participación en campañas de promoción de la lactancia materna y actividades de inclusión educativa de las madres.

“Para nosotros es una gran alegría y un orgullo decirle gracias por dedicar tanto tiempo, algo que no se compra ni se vende. En esta sociedad donde parece que todo se puede comprar y vender, hay algo que no se puede vender, que es el amor, el cuidado y el tiempo que uno dedica sin pago", valoró la intendenta.

La jefa municipal destacó que “en el voluntariado hay mucho amor y cuidado; todos hemos sentido alguna vez que necesitábamos alguien al lado nuestro, porque hay momentos en la vida que uno no quiere transitar solo, ya sea compartir una alegría, compartir un desafío o también preguntas que uno se hace para enfrentar la vida. Y ustedes desde el voluntariado acompañan de una manera diferente, única, a cada una de las mujeres que pasan por la Maternidad".

En ese sentido, Fein remarcó que "ese acompañamiento, ese cariño, ese afecto, es inigualable y es el que cada uno de nosotros necesitó alguna vez en la vida y a veces es difícil de encontrar, en los momentos más lindos y en los difíciles también".  

Además, la mandataria señaló que "el voluntariado es una cualidad de la ciudad, las personas que dedican su tiempo a servir sin pedir nada a cambio. Rosario es una ciudad que promueve la solidaridad, como lo hacen ustedes. Es importante dedicar un poco de nuestro tiempo, que no es sencillo en esta sociedad, porque nos hace más humanos". 

En la misma línea que la intendenta, la actual jefa del Servicio de Voluntarias, Graciela Grondona, expresó que "nosotros damos eso tan valioso que es nuestro tiempo; el tiempo para recibir una mamá que está feliz porque ha nacido su bebé; el tiempo para acompañar a otra mamá que ni sabe cuanto tiempo tendrá que estar en neonatología porque su bebé debe recuperarse; también tenemos tiempo para hacer nuevas amigas, eso es fundamental, estamos dispuestas a escuchar, o tiempo para hacer contactos con las instituciones de todo tipo".

"Somos 37 mujeres que hemos tenido 37 vidas diferentes pero que las estamos uniendo, nos estamos conociendo y queriendo", indicó Grondona en referencia a las integrantes del grupo. 

El Servicio de Voluntarias de la Maternidad Martin fue creado el 27 de mayo de 2008, con el objetivo de colaborar y cooperar con el cuerpo médico, de enfermería y administrativo, en la atención de los recién nacidos y sus madres. Funciona gracias a la colaboración, ad honorem, de 37 mujeres que cotidianamente se suman a las políticas de cuidados en el marco de la red de salud pública municipal. 

Del acto también participaron los secretarios de Salud Pública, Leonardo Caruana, y General, Gustavo Zignago; el director de la Maternidad Martin, Alberto Leroux, y representantes de diversas instituciones, entre otras autoridades. 

Un aporte especial

En la mañana de este viernes, también en el marco del 10º aniversario de la creación del servicio de voluntarias, un grupo de jóvenes integrantes del Taller de costura del programa Nueva Oportunidad entregó un centenar de prendas, entre mantitas, gorritos, frazadas, ranitas y toallones. El acto fue encabezado por la Ministra de Educación, Claudia Balagué, y la subsecretaria de Salud Pública, Silvia Marmiroli.

“Como siempre, la importancia de estas cosas es la solidaridad, el amor y el compartir experiencias. Vemos que personas que tuvieron dificultades, en algunos casos no pudieron terminar su escolarización secundaria, hoy empiezan un taller del Nueva Oportunidad, uno de los 400 que se desarrollan en la ciudad de Rosario, y a partir del trabajo colectivo que se hace con ONG y con los ministerios de Educación y de Desarrollo Social hoy generan un producto sumamente valioso para la Maternidad Martin”, manifestó Balagué.

Por su parte, Marmiroli sostuvo que “esto es una muestra de que el Estado, tanto provincial como municipal, junto con la comunidad pueden hacer una devolución a la población. Trabajando articuladamente se pueden lograr cosas muy buenas. Estas experiencias, y como lo indica el nombre del programa, es una nueva oportunidad para que los jóvenes que participan de estas iniciativas puedan trabajar para los que más necesitan".