19 de agosto

Cultura

Feria del Libro

Semillero de letras: escritores emergentes rosarinos celebran el regreso de la Feria Internacional del Libro

Los jóvenes narradores y poetas que surgieron en los últimos años en la escena literaria de la ciudad ven como una oportunidad la vuelta de la #FILRosario.

El regreso de la Feria Internacional del Libro a Rosario después de una década volvió a demostrar el profundo amor por las letras que atraviesa a los rosarinos. Pero esa relación de la ciudad con la literatura sucede todos los días en cada rincón de los 179 kilómetros cuadrados, de norte a sur y de este a oeste. Muestra de ello es la gran cantidad de jóvenes escritores que vienen emergiendo en la escena literaria rosarina y que, con esfuerzo, van peleando un lugar donde mostrar su talentosa prosa.

En ese marco, cinco de esos jóvenes talentos dieron sus puntos de vista sobre el esperado regreso de la FILRosario, las oportunidades que pueden generar y la importancia de acercar la literatura a más y más rosarinos. También trazaron una mirada sobre el escenario local, las dificultades y los espacios que se generan y generaron para que las letras circulen cada vez más.

Martina Sierra es una joven escritora, categoría ’94, que tiene un blog donde publica mayormente poesías. En 2017 participó de la Residencia para Jóvenes Poetas del Festival Internacional de Poesía de Rosario. Aseguró que está “súper emocionada” por el regreso de la Feria del Libro y que “Rosario es una ciudad que se merece tenerla”. “Cualquier evento que te conecte con la literatura de una forma más en vivo, que la baje a tierra es buenísimo”, afirmó.

La joven poeta consideró que en la ciudad “el escenario es bueno, pero podría ser mejor”. Y afirmó que “hay oportunidades y espacios, pero podrían haber más”. “Tenemos el Festival de Poesía y la Editorial Municipal y sus concursos, oferta de talleres en distintos lugares, la Feria de Editoriales Rosarinas que se hace en la plaza Pringles, también hasta hace poco estaba el Club Editorial Río Paraná, que era un gran espacio y ahora en el lugar que ocupaba en el Pasaje Pan se encuentra el nuevo proyecto Laguna”, enumeró. Martina cree que “la literatura no es quizás tan convocante, por así decirlo, como la música por ejemplo, que todos los fines de semana hay eventos relacionados con la música, pero igual estaría bueno que se organizaran más cosas”.

Para Georgina Grasso, joven poeta que desde 2013 publica poemas y otros textos en su blog Enemigos privados, en 2017 participó de la primera Residencia para Poetas Jóvenes del Festival Internacional de Poesía de Rosario y con la EMR publicó el libro de poemas "Vos y yo", el regreso de la FILRosario acerca “la literatura al común de la gente”, y la convierte en “algo accesible”. Pidió que también sea una ''oportunidad'' para los escritores emergentes, con espacios “para mostrar lo que los jóvenes están produciendo”.

En Rosario, por suerte, hay muchos espacios autogestivos de arte y literatura. Como autor, tenés que tomarte el tiempo y el trabajo de buscarlos, mandar solicitudes, participar en convocatorias, hablar con gente, y una vez que estás en el ambiente vas conociendo más gente y encontrando nuevos espacios menos conocidos”, dijo y agregó: “Muchos artistas se están poniendo las pilas para crear más espacios por y para artistas, una vez que los vas conociendo vas entrando en la ola de oportunidades, y quizás animarte a lanzar tus propios proyectos”.

Manuel Díaz lleva tres libros publicados y en 2014 obtuvo primer premio compartido (categoría sub21) en el Concurso Municipal de Narrativa Manuel Musto con su obra Milton, publicada por la EMR. Consideró que “todo espacio de circulación es una oportunidad, y el contexto de la Feria me parece un marco más que interesante para la difusión de los trabajos de los que nos vinculamos con la literatura”. “Creo que, además de lo que implica intrínsecamente para la escena rosarina, aporta a federalizar el mercado de la literatura”, dijo.

Para Manuel, “el escenario es, por un lado, beneficioso, pero, por el otro, muy complejo en términos de oportunidades”. “Existe un circuito medianamente consolidado en torno al ámbito de la literatura, pero que, al mismo tiempo, se cierra sobre sí mismo”, evaluó y advirtió que “es complejo poder salir del círculo, del ambiente, y llegar a otro público lector”. “En este sentido, creo que es muy interesante la proliferación de editoriales locales que ha habido estos últimos años, pero habría que afinar algunos temas de la circulación de los materiales”, apuntó y, al respecto, apostó por “generar nuevos núcleos de circulación, ya que siempre son beneficiosos”. “Escribir desde Rosario es tanto una condición como una elección. Quizás sea más difícil, desde acá, aportar a saldar la vieja discusión de la profesionalización del escritor, discusión en la que cabe incluir la profesionalización del sector editorial”, cerró.

Sol Figueroa nació en Tucumán en 1998, pero a los tres años vino a vivir a Rosario. Escritora y dibujante, publica sus obras con diversos seudónimos. Con el de Cleffa Takahashi publicó 101: memorias de un pianista, primer premio (categoría sub21) en el Concurso Municipal de Poesía Felipe Aldana 2013. Para ella, “en Rosario hay muchísimos amantes de la literatura, que frente a momentos como la Noche de las Librerías (ya típica de la ciudad), aparecen todos juntos y se nota que somos un montón”. “Es importante notar que, cuando existen las convocatorias, la gente participa. Esto quiere decir que hay cierta demanda insatisfecha de eventos culturales por el estilo, y la vuelta de la Feria del Libro ayuda a satisfacer dicha demanda, más que nada porque es algo cultural que nos une más de lo que parece, ya que se trata de personas de todas las edades”, dijo.

Delfina Verón, la más joven de los entrevistados publicó la novela Jazmín, que puede leerse en formato de epub, que obtuvo una mención en la categoría Sub-21 del Concurso Municipal Manuel Musto de Narrativa 2014. Con sus jovencísimos 18 años, siente que “no son muchos los espacios, pero sí son más que antes”. “Veo más oportunidades en los emprendimientos de las editoriales promocionando concursos, lecturas”, aseguró y, en ese sentido, juzgó como “fantástico” el regreso de la Feria: “Siempre que haya letras hay oportunidades”, cerró.

Los libros mencionados publicados por estos jóvenes autores y otros más, pueden encontrarse en el stand de la Editorial Municipal de Rosario en la Feria del Libro.

La programación completa de la Ferial puede consultarse en rosario.gob.ar y seguirse por las redes sociales en facebook.com/ferialibrorosario, en Twitter a través de @FeriaLibroRos y en Instagram como @ferialibroros.