18 de junio

Intendencia

Urbanismo

Fein y Bonfatti presidieron clausura de exitosa Bienal Iberoamericana de Arquitectura 2014

A lo largo de la semana, la ciudad fue centro de debate internacional sobre políticas de planificación urbana con expositores, funcionarios y especialistas de países a ambos lados del Atlántico.

La intendenta Mónica Fein participó el viernes 17 de octubre del encuentro de cierre de la IX Bienal Iberoamericana de Arquitectura que, con singular convocatoria y exitoso balance por parte de los organizadores, se desarrolló en Rosario y por primera vez en la Argentina desde el pasado lunes 13. En el marco de una recorrida previa al acto de clausura por los galpones de la Franja Joven del río, que fue sede principal de las exposiciones y debates, y junto al gobernador Antonio Bonfatti y el secretario de Planeamiento municipal, Pablo Barese, la intendenta evaluó que “Rosario merecía esta Bienal, tenemos mucho para mostrar, logrado con el trabajo sostenido de muchos años. Hay una gran calidad de obra de arquitectura de uso público premiada internacionalmente y que ha cumplido con el objetivo de transformar la ciudad y cambiar la vida de las personas; hay un altísimo nivel de profesionales locales, lo que nos da grandes perspectivas a futuro; y fundamentalmente hemos logrado instalar en el centro del debate el rol del Estado en la planificación urbana”.

El encuentro, que durante cinco días reunió en Rosario a los principales urbanistas y arquitectos iberoamericanos de países a ambos lados del Atlántico, contó con unos 3.000 participantes –cifra récord para la Biau- y unos 80 disertantes, referentes del panorama arquitectónico de Iberoamérica, quienes protagonizaron conferencias magistrales y debates en lugares emblemáticos de Rosario, como el Teatro El Círculo.

En el transcurso del foro, el municipio presentó también sus políticas de transformación urbana: la recuperación e incorporación de espacios públicos y obras, el Plan Urbano, la planificación estratégica, la articulación público-privado, y políticas de sustentabilidad y preservación y rehabilitación del patrimonio.

“Como ciudad debemos estar muy orgullosos del éxito de esta Bienal. Logramos demostrar que Rosario está a la altura de las circunstancias en su capacidad de albergar eventos de tamaña magnitud; y fundamentalmente porque estamos muy fortalecidos en nuestras convicciones de cómo el Estado local debe seguir protagonizando la planificación urbana para la construcción de la ciudad en el contexto de su área metropolitana en vistas a generar localidades con buena vida para todos sus vecinos y vecinas”, analizó la jefa del Ejecutivo local.

Y agregó: “Nuestro crecimiento y la transformación urbana alcanzada -ampliamente ponderada en este evento por los especialistas- no es fruto de una casualidad, sino de nuestra historia de planificar estratégicamente, consensuar institucionalmente e involucrar a los distintos sectores de la sociedad civil en nuestros procesos de planificación”.

Del encuentro de cierre en un colmado Galpón 17 participaron miembros del jurado y comité organizador de la Biau, la decana de la Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño de la UNR, Isabel Martínez de San Vicente, los presidentes del Colegio de Arquitectos de la provincia de Santa Fe, José Aureliano Saruá, y del Distrito II Rosario, Edgardo Bagnasco, la presidenta de la Federación Argentina de Arquitectos, Marta Ruarte, junto a intendentes y presidentes comunales del Área Metropolitana de Rosario, funcionarios, representantes académicos, profesionales, estudiantes, urbanistas e invitados especiales.

Hitos de la transformación urbana en Rosario

Entre los principales ejes de la transformación urbana y valores arquitectónicos de Rosario que fueron expuestos y debatidos en el marco de la Biau se contaron la recuperación e incorporación de espacios públicos sobre la costa y el proyecto del Parque de la Cabecera puente Rosario-Victoria. En lo que refiere a obras emblemáticas y equipamiento urbano se referenciaron los edificios de los Centros Municipales de Distrito, el Museo de la Memoria, la Terminal de Ómnibus Mariano Moreno, y la Estación de Trenes Rosario Sur.

En lo que respecta al Plan Urbano, planificación, articulación público-privada y políticas de sustentabilidad, se expusieron experiencias como las del Centro de Renovación Urbana Scalabrini Ortiz-Plan Especial Puerto Norte; y recuperación de los bordes de los arroyos, como parque ribereño El Mangrullo, barrio Molino Blanco y balneario Los Angeles, entre los más significativos.

En cuanto a los Parque Habitacionales se expusieron como ejemplos al parque habitacional Ludueña; Ugarteche; Wilde y Newbery; Ibarlucea y Barrio Toba Travesía.

También se presentó, en el marco de las políticas de sustentabilidad, el Centro de Interpretación Ambiental del Bosque de los Constituyentes, y el prototipo de vivienda sustentable.

En lo que se refiere a la Preservación Urbana y Rehabilitación del Patrimonio, que fue el tercer eje temático de la presentación que hizo el municipio, se destacó la difusión y concientización en políticas de preservación y la definición de áreas de Protección Histórica, como la plaza San Martín, barrio Parque, el Núcleo Fundacional Pueblo Alberdi y las áreas de Reserva de Protección Histórica, como Avenida de las Tres Vías.

También se incluyeron en este ítem las obras rehabilitadas como el Club Español; Hospital Español; Colegio La Salle; Iglesia María Auxiliadora; Iglesia Perpetuo Socorro; Asociación Española; y Casa Cerámicas, a la vez que se puso énfasis también en el Catálogo e Inventario de Protección y Preservación de obras de arquitectura.

Fructífero intercambio internacional

Por otro lado, siempre en el marco de la IX Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo, la Municipalidad, a través de la Secretaría de Planeamiento y la Dirección General de Relaciones Internacionales, en conjunto con las entidades que conforman el Comité Organizador de la BIAU, llevaron adelante el Seminario Internacional y la Expo 2.0, como ámbitos de reflexión y debate sobre las transformaciones urbanísticas relevantes en ciudades iberoamericanas, fundamentalmente aquellas que han producido significativos impactos en sus entornos urbanos.

El Seminario Internacional y la Expo 2.0 (que se desarrollaron entre martes y miércoles pasado) tuvieron como objetivo poner en valor la dimensión urbanística entre profesionales, especialistas y participantes de la Bienal y, al mismo tiempo, propiciar instancias de análisis e intercambio de experiencias en relación al papel que desempeña la gestión de la transformación urbana como campo específico de política pública a fin de impulsar el desarrollo local.

Asimismo, esta actividad persiguió el objetivo de situar el foco del debate en la difusión de los valores del urbanismo en la comunidad iberoamericana.

Para contribuir a esos objetivos fueron seleccionadas experiencias desarrolladas en ciudades de más de ocho países a ambos lados del Atlántico, entre ellas Bilbao, México DF, Montevideo, Río de Janeiro, Rosario, Sao Paulo, Santiago de Chile y Quito, que fueron expuestas por secretarios y directores de Planeamiento y Urbanismo de las respectivas ciudades, con el objetivo de elaborar una visión global enriquecedora en el abordaje de esta temática.

También, en el marco de la IX BIAU 2014, se desarrolló el seminario acerca de experiencias contemporáneas sobre planificación y gestión de áreas metropolitanas, con un rol preponderante de Metropolitana, Unidad de Planificación y Gestión Estratégica de la ciudad de Rosario.

Este seminario sobre urbanismo a escala regional se desarrolló en paralelo a la muestra digital La planificación y gestión del territorio metropolitano, donde se sintetizaron las directrices de ordenamiento territorial basadas en los acuerdos y consensos alcanzados por los 21 intendentes y presidentes comunales que conforman el Ente de Coordinación Metropolitana que preside Rosario.

“Rosario está por encima de las expectativas”

Así coincidieron los arquitectos Ginés Garrido –comisario de la Biau- y Francisco Burgos –jurado- respecto al desarrollo del encuentro, en una visita que hicieron a la intendenta Mónica Fein en su despacho del Palacio de los Leones al promediar la semana.

“Hay una convicción en la importancia del evento muy grande y eso hace que todo resulte mucho más fácil”, dijeron los organizadores cuando fueron recibidos por Fein, quien junto al secretario de Planeamiento, Pablo Barese, dialogó con los visitantes sobre temas inherentes a políticas habitacionales en la ciudad y a nivel latinoamericano.

“El lugar donde se hace la Bienal, los Galpones, me parece formidable. Rosario es una ciudad excepcional, con muchísimos arquitectos estupendos, con muy buena arquitectura, por eso pensamos que es un sitio magnífico para celebrar. Estamos encantados”, sentenció Ginés Garrido, dejando en claro su satisfacción por el sitio elegido para realizar esta emblemática muestra.

Por su parte, Francisco Burgos, uno de los jurados de la Bienal, enfatizó el compromiso de la ciudad con el evento: “Da la impresión de que la ciudad está abocada a la Bienal. Al momento del inicio del ciclo de seminarios, había en el  Galpón dos mil personas, y se respira una atmósfera muy entusiasta. El pronóstico es que esto va a ser un éxito”.

En tanto, la intendenta Mónica Fein resaltó en esa oportunidad el hecho de que “cuando Rosario se propuso, junto a otras instituciones como los colegios de arquitectos de la ciudad y la provincia, el gobierno provincial y la Universidad Nacional de Rosario la organización de esta Bienal, sabíamos que nos iba a permitir reconocer la trayectoria de arquitectos que realizaron obras trascendentales que le cambiaron la vida a las personas, pero también queríamos fortalecer el debate del rol del Estado en el desarrollo urbano de las ciudades”.

Al tiempo que formuló una enfática defensa del rol del Estado local en la planificación urbana. “En Rosario hace muchos años que pensamos que es fundamental el rol de los gobiernos locales, que somos los gobernantes los que debemos discutir el rol del planeamiento urbano, el rol del Estado en el desarrollo inmobiliario, la planificación de la ciudad y la apropiación del ciudadano de las mismas”, sentenció Fein en este punto.

Con todo, una de las maneras de interpretar los cambios que ha experimentado la ciudad de Rosario en estos aspectos la dio la mirada de Ginés Garrido, uno de los arquitectos más reconocidos de Iberoamérica, para quien uno de las características más salientes que entregó la ciudad es la relación amigable en el espacio público. “Lo más interesante es cómo los rosarinos han generado los espacios públicos como lugar de encuentro. Como una manera cotidiana, espontánea, las personas los convirtieron como propios. Por ejemplo la costanera, del ‘95 a ahora, ha hecho un cambio enorme y la relación con el río mejoró y la gente se adapta, disfruta y aprovecha de este progreso. Arquitectónicamente hay un potencial y una realidad latente de arquitectos rosarinos que siempre evolucionan equilibradamente entre realidad y academia", analizó.