15 de octubre

Salud

Prevención

Frío: se reiteran recomendaciones para prevenir enfermedades respiratorias e intoxicaciones por monóxido

Ante las bajas temperaturas previstas para estos días la Secretaría de Salud Pública recordó aspectos de seguridad para calefaccionarse y medidas sanitarias vinculadas a la época.

La Municipalidad, a través de la Secretaría de Salud Pública, reitera recomendaciones para evitar problemas respiratorios e intoxicaciones por inhalación de monóxido de carbono, en especial ante la llegada de la temporada de frío intenso.

En ese sentido, se recordó que es fundamental controlar los artefactos para calefaccionar y ventilar adecuadamente los ambientes. El gas (monóxido de carbono) emanado por una mala combustión o por la combustión que genera un artefacto para calefaccionar en un ambiente cerrado puede provocar accidentes domésticos graves.

El monóxido de carbono es un gas altamente venenoso que no tiene color, olor ni sabor y es casi imposible detectarlo a través de los sentidos. Este gas es provocado por la combustión incompleta de gas natural, el gas licuado, el kerosene, el carbón, la leña, las naftas -motores de combustión-, madera, papel y aceite, entre otros.

El mismo ocasiona daños en el sistema nervioso central, provocando asfixia y consecuencias irreversibles, incluso la muerte de la persona en caso de concentraciones muy altas. Los síntomas de una intoxicación aguda son: confusión, mareos, dolores de cabeza, zumbido de oídos, nauseas, vómitos, palpitaciones, parálisis, convulsiones, coma.

Ante algunos de estos síntomas ventilar inmediatamente los ambientes, tomar aire fresco, apagar los artefactos que pueden provocar la combustión y consultar de manera inmediata a un servicio de emergencia.

Recomendaciones

  • No dejar braseros ni artefactos encendidos de noche.
  • En los ambientes donde funcione un artefacto para calefaccionar, asegurar una buena ventilación debido a que la llama consume oxígeno. Además, ventilar los ambientes permite la salida del monóxido de carbono.
  • Controlar que la llama de los mecheros sea de color azul. Si el color de la misma es amarillo, se está produciendo monóxido de carbono. Ante esta situación, apagar el artefacto inmediatamente y revisar el quemador por un gasista matriculado.
  • Las reparaciones en los artefactos deben ser realizadas por un gasista matriculado.
  • No instalar calefones catalíticos en dormitorios.
  • Controlar que el conducto de evacuación al exterior de gases no esté obstruido, abollado o desconectado.

Evitar enfermedades respiratorias

Las enfermedades respiratorias como bronquiolitis, neumonías, broncoespasmos, crisis asmáticas y resfríos son las principales causas de consulta e internación en épocas de bajas temperaturas. Afectan a toda la población, pero fundamentalmente a los menores de 5 años.

Los síntomas de la enfermedad gripal suelen aparecer a las 48 horas de efectuado el contagio y la mayoría de los pacientes se recupera en una o dos semanas. Sin embargo, en niños pequeños, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas, la infección puede conllevar graves complicaciones, y poner en riesgo la vida.

El virus se transmite de una persona a otra, fundamentalmente por gotitas provenientes de la vía respiratoria de una persona enferma, a través de la tos, estornudos o simplemente cuando habla.

Tener el esquema de vacunas al día, cubrirse la boca al toser o estornudar con un pañuelo descartable o con el pliegue del codo, lavarse las manos de manera frecuente con abundante agua y jabón, ventilar todos los ambientes, todos los días, evitar la contaminación de los ambientes (de humo de cigarrillo, braseros o fogones), evitar a automedicación y una buena alimentación son algunas de las recomendaciones a la hora de prevenir problemas respiratorios.

Para evitar enfermedades como la gripe se sugiere la aplicación de la vacuna antigripal, destinada a:

  • Menores de 6 meses a 2 años.
  • Mayores de 65 años.
  • Embarazadas y puérperas, si no fueron vacunadas durante el embarazo hasta el 10 día después del parto.
  • Personal de salud.
  • Grupos de riesgo (con indicación médica): problemas genéticos, musculares o del desarrollo graves, severos trastornos respiratorios, problemas cardíacos, diabetes, insuficiencia renal crónica, alteraciones en las defensas, enfermedades onco-hematológicas y tumorales, transplantados, con obesidad importante.

Es obligatoria y gratuita para las poblaciones anteriormente mencionadas. La dosis se encuentra disponible para adultos y niños en hospitales y centros de salud de la ciudad (a excepción del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez).

La población debe saber que ante cualquier síntoma de gripe tienen que concurrir al centro de salud más cercano donde podrán realizar una primera consulta con profesionales capacitados para dar respuesta a la situación. De esta manera, se evita sobrecargar las guardias de los hospitales donde se resuelven los casos más graves.