15 de noviembre

Control

Seguridad
Convivencia

Cien vehículos fueron remitidos al corralón durante el fin de semana

Desde el jueves y hasta el domingo, se concretaron múltiples intervenciones preventivas en el tránsito. Se registraron 23 casos de alcoholemia positiva.

La Municipalidad de Rosario, a través de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, realizó a lo largo del fin de semana múltiples intervenciones preventivas y controles en el tránsito con el objetivo de promover y garantizar la seguridad vial de rosarinos y rosarinas.

Entre el jueves a la noche y el domingo por la mañana, se establecieron puntos de fiscalización en lugares estratégicos en materia de tránsito. Agentes municipales y efectivos de la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe efectuaron operativos preventivos en los que se exigieron a los conductores la tenencia de documentos y elementos de seguridad reglamentarios.

En consecuencia, se remitieron al corralón municipal 100 unidades, de los cuales 23 fueron por casos de alcoholemia positiva. El nivel de alcohol registrado más elevado fue de 2.4 gramos.

"Los controles en el tránsito permiten desarrollar acciones preventivas en materia de seguridad vehícular, que al mismo tiempo es promovida por los peatones y conductores que se mantienen en regla y cumplean con la norma", estableció Turrin.

El viernes por la noche, en el marco de uno de los operativos de control, una motociclista fue detenido por portación de arma de fuego en inmediaciones de Arijón y Balcarce. En consecuencia intervinieron el Ministerio Público de la Acusación (MPA) y personal de la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe, que colaboró en las actuaciones.

De la escucha ciudadana al control

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, a través de la GUM y la Dirección de Fiscalización de Transporte, acordaron un programa de trabajo preventivo con las fuerzas federales asentadas en la ciudad, teniendo en cuenta los reclamos registrados en el Sistema Único de Atención Ciudadana (SUA), el sistema municipal en el que los vecinos pueden dejar plasmadas sus inquietudes y necesidades respecto a múltiples temáticas.

“La iniciativa es de carácter preventivo y tiene como fin promover condiciones de seguridad y convivencia en el lugar donde se establece el procedimiento”, remarcó el secretario Guillermo Turrin. Según explicó el funcionario, el mayor número de presentaciones tiene que ver con ruidos molestos y muchos están relacionados a los autos que se trasladan con música a volumen elevado.

Le siguen reclamos por personas en situación de calle, violencia de género, convivencia urbana, situaciones conflictivas en el tránsito, obras en construcción (con mayor frecuencia en el macrocentro). “La iniciativa, en síntesis, vincula de forma directa el reclamo del ciudadano con un operativo estatal, previa planificación eficiente”, ahondó el referente.

En este sentido “se ubica en ese espacio de conflicto a unos 20 agentes municipales y gendarmes con una diversidad de tareas: fiscalización de documentación, identificación, inspección de transporte y control de condiciones de conducción, entre otras”, precisó el secretario. “La intención que se persigue es marcar presencia estatal que permita garantizar allí y en ese momento, el cumplimiento de las normas y el respecto y uso democrático de la vía pública, llevando seguridad y mejores condiciones de habitabilidad a los vecinos”, completó.