15 de noviembre

Control

Tránsito
Convivencia

La Municipalidad refuerza controles diurnos de taxis, remises y vehículos particulares

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal lleva adelante intervenciones en todos los distritos para fiscalizar las condiciones de circulación.

La Municipalidad de Rosario refuerza su accionar preventivo y de control del tránsito diurno con operativos vehiculares desarrollados en todos los distritos municipales, en diversos horarios, tanto sobre taxis, remises como autos y motos particulares. En ese sentido, este fin de semana se remitieron 88 vehículos por distintas faltas.

Las acciones son coordinadas por la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana y son los agentes de la Dirección General de Fiscalización de Transporte y de la Guardia Urbana Municipal (GUM), junto con personal de la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe o bien de Gendarmería nacional -según disposición del Ministerio de Seguridad provincial-, quienes llevan adelante las intervenciones a lo largo de cada jornada, en las que se refuerzan los controles de documentos reglamentarios y elementos de seguridad obligatorios de vehículos particulares y de transporte público.

"Como secretaría no sólo focalizamos en la prevención y la seguridad del tránsito nocturno, que abordamos con una especial presencia, sino que ahondamos en las fiscalizaciones durante el día, a fin de detectar irregularidades que afectan y ponen en riesgo la circulación en la ciudad", explicó el secretario de Control, Guillermo Turrin.

En las últimas horas, se efectuaron controles en diversas intersecciones urbanas en los que se inspeccionaron condiciones de seguridad, documentación y de conducción a taxis, remises y unidades en general. Un total de 88 vehículos fueron remitidos al corralón municipal, de los cuales 4 fueron taxis y dos, remises ilegales. Por otra parte, se ejecutaron 6 cauciones de chapa de taxis. Cabe señalar que la mitad de los traslados son de motos.

Las tareas implican la posibilidad de detectar vehículos que transitan sin seguro al día, sin patente o cuyos conductores viajan sin casco o cinturón. También se controla el estacionamiento y se sanciona a quienes dejan sus vehículos en lugares prohibidos. En cuanto a taxis y remises, se verifican los permisos y habilitaciones exigidos para funcionar, así también que se cuente con los elementos de seguridad necesarios.

"Nuestro objetivo es ordenar el tránsito, promover el respeto a la norma y prevenir los riesgos que generan las infracciones tanto para quienes las cometen como para el resto de la comunidad", comentó el funcionario, quien llamó a tomar conciencia de la necesidad vital de tomar conciencia y dejar atrás conductas peligrosas al volante.

Fin de semana bajo control

Unos 56 vehículos fueron remitidos al corralón municipal este fin de semana por la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal. Los traslados fueron ejecutados en el marco de múltiples intervenciones preventivas y de control efectuadas en horario nocturno, en puntos estratégicos en materia de tránsito.

Entre el jueves a la noche y la madrugada de este domingo agentes de las áreas de control municipales junto a efectivos de la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe, concretaron 425 procedimientos de fiscalización de la documentación y elementos de seguridad reglamentarios, así como también se controlaron las condiciones de conducción.

En este marco, se remitieron 56 autos y motos, de los cuales 17 eran unidades conducidas por personas que, tras ser sometidas a test de alcoholemia, arrojaron resultados positivos. Cabe señalar que el nivel de alcohol en sangre más elevado fue de 1.79 gramos.

"Estas acciones sumadas a las educativas que también desarrollamos desde la Secretaría nos acercan al objetivo que nos trazamos de reducir al mínimo los riesgos y así generar una circulación cada vez más segura e inclusiva", finalizó Turrin.