23 de octubre

Discapacidad

Taxis
Inclusión

Trabajadores de taxis y remises se capacitaron para el adecuado trato a personas con discapacidad

La formación, organizada por el municipio, constó de dos jornadas en las que se profundizaron conocimientos respecto a los derechos de discapacitados en el uso del servicio público

En el marco del programa de asistencia técnica para el diseño de políticas públicas que brinda el municipio a través de la Dirección de Discapacidad, mediantes charlas, cursos y capacitaciones, conductores de taxis y remises participaron de una formación sobre pautas de buen trato a la hora de trasladar a personas con discapacidad. 

El curso constó de dos jornadas de capacitación llevadas a cabo en la sede del Sindicato de Peones de Taxis, con el propósito de promover, proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de las personas con discapacidad.

Entre las pautas que se brindaron a los trabajadores, se hizo hincapié en la necesidad de consultar a las personas acerca de cómo asistirlos en caso de que se desconozca el manejo de alguna ayuda técnica, como silla de ruedas, andador u otros elementos para la movilidad. Además, se recomienda que los espacios por donde la persona debe movilizarse se encuentren libres de obstáculos y con el espacio suficiente para desplazarse.

En particular, para el trato a personas con discapacidad intelectual o mental, se indicó las necesidad de expresarse utilizando un vocabulario sencillo, ser paciente, flexible y mostrar apoyo.

Con respecto a las personas con discapacidad visual, se solicita identificarse siempre antes de dirigirse a la persona, si se le ofrece o indica alguna cosa, aclararle de qué se trata y en qué lugar exacto se encuentra; preguntar si precisa ayuda para desplazarse o caminar y, en ese caso, ofrecerle el brazo o el hombro izquierdo o derecho, según le convenga.

En tanto, para aquellos usuarios del servicio público con discapacidad auditiva se advirtió que a ellos les resulta difícil comprender las ironías, bromas, dobles sentidos, por lo que que si se trata de una broma hay que hacérselo saber. Muchas veces pueden sentirse ofendidas al no poder reconocer que se les estaba haciendo una broma.

Entre otras particularidades, los trabajadores estudiaron detenidamente las reglas ya establecidas: los taxis y remises deben trasladar las sillas de ruedas de su pasajero, aun cuando el baúl del vehículo quedare semi abierto, debiendo garantizarse que al momento de circular esté debidamente sujetado y no obstaculice la visión del conductor.

Además, el chofer está obligado a atender las señales que efectúan las personas ciegas formando un triángulo con su bastón y elevando el mismo. Asimismo, se recordó que es un derecho el acceso, circulación y permanencia de las personas con discapacidad visual -total o parcial- que se encuentren acompañadas de perro de asistencia.