18 de marzo

Control

Salud

Año Nuevo: descendió la cantidad de heridos por pirotecnia

Se destaca la masiva presencia de personas que asistieron a diversos espacios públicos para dar la bienvenida al año.

La Municipalidad de Rosario, a través de las secretarías de Control y Convivencia Ciudadana y de Salud Pública, confirmó que primó el respeto y la convivencia de la mano de los controles preventivos durante las celebraciones de fin de año y la llegada de 2019. Sólo se registraron 3 lesionados por manipulación de fuegos de artificio en la región y los incidentes fueron similares a un fin de semana.

Los secretarios de Control y Convivencia Ciudadana, Guillermo Turrin, y de Salud Pública, Leonardo Caruana, brindaron detalles sobre el trabajo preventivo y de control llevado adelante por agentes municipales, en colaboración con la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe, en distintos puntos de la ciudad.

Ambos funcionarios remarcaron que se trató de un festejo en paz, sin mayores inconvenientes y mucho más tranquilo que en otras oportunidades, y destacaron la marcada presencia de ciudadanos en las calles.

El secretario de Control confirmó que en la noche del 31 de diciembre se concretaron 250 intervenciones en el tránsito con el saldo de 13 remisiones al corralón municipal, 10 de ellos por alcoholemia positiva y el resto por irregularidades en documentación y elementos de seguridad. No se hicieron controles de narcolemia porque no fue necesario, de acuerdo al médico que estuvo en los procedimientos.

Cabe señalar que los controles comenzaron a reforzarse el pasado miércoles 26, siendo 832 las acciones concretadas hasta el 1 de enero, con un registro total de 92 remisiones vehiculares, 36 de ellas por alcoholemia (1.68 fue el máximo nivel de alcohol en sangre medido) y una por narcolemia por consumo de cocaína. En relación a la actividad comercial, hay que señalar que no se detectaron situaciones de irregularidad.

“Venimos trabajando fuertemente toda la semana para mejorar los índices, que sin bien vienen bajando, nos empujan a seguir nuestras tareas día a día”, señaló el secretario de Control, quien destacó que este año “hubo mucha gente en los espacios públicos, sobre todo en la costa central, gente que se reúne con tranquilidad, que disfruta respetando las normas a pesar de que se produzca una mayor flexibilización de los horarios”, advirtió.

En este sentido, recordó que no existe una normativa que prohíba la realización de este tipo de reuniones públicas. “Desde bulevar Oroño hasta Presidente Roca por el río se congregaron unas 3 mil personas, también hubo otra gran concentración en la plaza Buratovich pero no se registraron problemas, no hubo corte de calles ni desvíos del transporte público. La gente se apropia cada vez más del espacio público”, analizó Turrin, que además sostuvo que sólo se recibieron 20 llamados de vecinos por ruidos molestos, una cifra promedio de cualquier fin de semana.

Por su parte, el secretario de Salud Pública confirmó que sólo hubo tres personas atendidas en los efectores públicos con lesiones leves  por manipulación de fuegos de artificio. “Es muy importante destacar que se evidencia mayor responsabilidad de la gente en relación a los peligros de estos productos y, sobre todo, una baja en el uso de pirotecnia evidente”, indicó.

Además, señaló que se brindó asistencia a 10 personas por heridas de arma de fuego y a 21 por lesiones de arma blanca. También se contabilizaron unos 25 accidentes en vía pública. Y no se produjeron intoxicaciones por consumo de alimentos en mal estado.

“Este inicio de año fue más tranquilo que otros años, no hubo ninguna situación de complejidad, tuvimos un movimiento similar a un fin de semana cualquiera, teniendo en cuenta la gran presencia de gente y el movimiento que hubo, el saldo es positivo”, manifestó Caruana.