18 de febrero

Jóvenes

Desarrollo social
Inclusión
Recreación

Barrios de Cara al Río: los jóvenes del Norte celebran otro verano de integración en La Florida

Más de cincuenta chicas y chicos de cuatro centros de convivencia barrial participan de la 7º edición del proyecto que busca generar un acercamiento al río a través de actividades recreativas.

El verano está a pleno en la costanera de la ciudad. Desde temprano, decenas de rosarinas y rosarinos se acercan diariamente a La Florida para disfrutar la temporada en contacto con el río y la naturaleza. Pero cada lunes y miércoles, el balneario cuenta con una presencia especial: los cincuenta jóvenes de distintos barrios del Norte que participan de Barrios de Cara al Río.

Desde 2012, el programa socieducativo busca acercar al ámbito ribereño a jóvenes de 12 a 15 años que asisten a los centros de convivencia barrial Nuevo Alberdi, Travesía, La Esperanza y Los Cedros. En su séptima edición, la actividad se mantiene ininterrumpida y la convocatoria intacta.

Barrios de Cara al Río se lleva adelante con la idea de transmitir a los jóvenes una mirada responsable e integral del uso del espacio costero y su disfrute. En el corazón del proyecto están educadores de los CCB y de la Dirección de Juventudes (que se suman para la actividad veraniega) y profesores de educación física de la Subsecretaría de Deportes. En total, forma un equipo de quince personas que trabaja cotidianamente con los jóvenes, formando verdaderos lazos de confianza y contención.

“Es un programa que tiene que ver directamente con la inclusión, con la garantía de derechos, de acceder al río y a su vez aprender una disciplina deportiva que genera nuevos hábitos. Acá los chicos de los distintos barrios se encuentran. Esta es una forma de que muchos adolescentes y jóvenes no pasen por situaciones violentas”, indica Mónica Peralta, subsecretaria de Desarrollo Social.

Cada jornada, que se extiende de 9 a 13, las chicas y los chicos realizan múltiples actividades organizadas en estaciones rotativas: natación, canotaje y Orilla Recreativa. Mientras las dos primeras incluyen la práctica deportiva y la diversión responsable en el río, la tercera “abarca diferentes propuestas culturales o recreativas”. Así lo explica Pablo D’Orazio, educador de CCB Los Cedros y uno de los fundadores del proyecto.

En esta oportunidad, un miércoles caluroso de enero, hay una propuesta tan especial como tradicional para la dinámica cotidiana: una clase de cocina rústica y tradicional. De la mano de Rita y Susana (mejor conocida como La Gringa), dos cocineras históricas de los CCB, los jóvenes ponen literalmente manos a la masa. Es que esta vez el menú son tortas asadas al horno de barro. El año anterior, tocaron tortas fritas. Mientras ellas y ellos les dan formas de peces de río a los bollos previamente armados por las expertas, D’Orazio acomoda las brasas unos metros más lejos.

La seño Amalia, abocada a coordinar la Orilla Recreativa, les cuenta a los que pasan por la estación que la Gringa es isleña de origen y su especialidad son las empanadas de pescado. Rápidamente, chicas y chicos preguntan dónde queda el Paraná Grande, qué pescados se comen, y despliegan un amplio conocimiento sobre la fauna ribereña.

Si bien en algunas jornadas la Orilla Recreativa convoca actividades especiales como una clase de cerámica de inspiración Chaná, hay otras más frecuentes como el taller de periodismo. “Todos los días intentamos hacer un registro de lo que pasó en el día, como una crónica, y además hacemos entrevistas a pescadores, a gente que trabaja en La Florida, a los mismos bañistas”, relata el profe Javier.

Ante la presencia de un medio de comunicación local, una de las chicas no deja pasar la oportunidad. “¡Hay que entrevistar al que entrevista!”, exclama mientras rápidamente se preparan los elementos para la nota. Uno de los entusiasmados es David, de 14 años y con varios de participación en el proyecto. Desde el CCB La Esperanza llega con ganas de todo y dice que le gustaría probar con el periodismo. “Y si no, con los deportes”, asegura, aclarando que el fútbol es su favorito.

Mientras bajo la sombra se lleva adelante la clase de cocina y las entrevistas, cerca del río hay más movimiento. La clase de natación, que se desarrolla íntegramente dentro del espacio de boyado seguro del balneario, propone practicar con una tabla y ensayar un rescate. Araceli, Luciana y Samira salen del agua para contar cuánto les gusta la experiencia y les cuesta decidirse por una estación favorita.

A unos metros, chicas y chicos se montan entusiasmados y de a pares en los kayaks y botes a disposición. En grupo, reman hasta el final de La Florida y regresan, con ganas de más. Apenas salidos del agua, dos chicos de 14 y 12 de Nuevo Alberdi aseguran que “por esto, vale la pena levantarse temprano”, y no dudan en invitar a sus amigos del barrio a participar el próximo año.

Otra tradición de Barrios de Cara al Río es el cruce anual con los jóvenes, que este año tendrá lugar el 6 de febrero. Además, los más experimentados se embarcarán por primera vez en una travesía costera por la isla. “El kayak es una atracción pero también es un derecho. Es entender que no es un deporte para pocos. El kayak ya es parte de sus vidas. Para nosotros, más que una actividad es una forma de vincularnos con el río y con la ciudad”, afirma Rocío González, directora de Juventudes.

Cuando termine el verano, no habrá despedidas. De marzo a noviembre, los encuentros continúan en los CCB trabajando cuestiones más teóricas referidas al medio ambiente, y siempre tomando como eje algún tema relacionado al río y su entorno natural. Además, hay natación en pileta climatizada en un club de zona norte a partir de un convenio firmado con la Municipalidad: en 2018, el elegido fue el Club Teléfonos Rosario. 

Balneario "La Florida"

CARRASCO EUDORO 3618
Lunes a viernes de 09:00 a 20:00

https://www.facebook.com/lafloridarosario/ \ https://twitter.com/LaFlorida_Ros \ costanerarosarioeem@fibertel.com.ar \ 4533491/3783