26 de marzo

Ambiente

Residuos

Se colocaron más contenedores verdes para residuos domiciliarios en barrio Belgrano

Se trata de 44 contenedores metálicos que reemplazan a los anteriores de plástico. Este año se terminarán de renovar en toda la ciudad, mejorando de esta manera la prestación del servicio.

Este viernes 22 de febrero a la mañana, la intendenta Mónica Fein junto a la secretaria de Ambiente y Espacio Público, Marina Borgatello, realizaron una recorrida por el distrito Oeste donde se exhibieron los nuevos contenedores metálicos destinados a cubrir el sector delimitado por las calles 27 de Febrero, Barra, Av. Pellegrini y Av. Rouillón en barrio Belgrano.

Las unidades son de metal y tienen una capacidad de 1100 litros, y reemplazarán las de plástico anteriores. Los 44 contenedores de carga trasera más resistentes y de mayor durabilidad, aportarán al orden y la limpieza en el barrio, sumando mejores condiciones en la calidad de vida de los vecinos.

A poco menos de 20 años de su puesta en funcionamiento, este será el último año en que los rosarinos y las rosarinas vean en sus calles contenedores plásticos para la disposición de residuos. En el marco del plan integral de Higiene Urbana, la Municipalidad de Rosario instalará a lo largo del 2019 unos 2.500 contenedores metálicos, lo que permitirá superar los 10.000 unidades en toda la ciudad.

Fein, expresó: “Estamos haciendo un plan muy importante con la Secretaría de Ambiente y Espacio Público, para que toda la ciudad tenga contenedores metálicos. Ahora en la tercera etapa en barrio Belgrano, y este año nuestro objetivo es hacer el recambio de contenedores plásticos a contenedores metálicos, que por supuesto tienen mayor capacidad y resistencia. Y además, hablando con los vecinos y las vecinas, con las vecinales, para que los cuiden. Siempre contando con el compromiso de los equipos, como el centro de salud y el polideportivo. Es muy lindo ver cómo el barrio va mejorando todos los días”.

Por su parte, Borgatello informó que ya hay definido un esquema de instalación de unidades para las próximas semanas y reafirmó lo dicho por la intendenta: "Al comenzar la actual gestión nos pusimos el objetivo de reemplazar todos los contenedores plásticos. Gracias al esfuerzo y compromiso del municipio y las empresas hemos avanzado paulatinamente y podemos asegurar que para fin de año ya serán parte de la historia".

Sobre la importancia de seguir avanzando en la incorporación de unidades metálicas para lograr una prestación de servicio más eficiente, agregó: “Vamos por el camino correcto, si bien siempre se puede seguir mejorando, notamos que con estos contenedores, más resistentes, logramos un mejor servicio. Siempre mejorar la calidad del equipamiento en el espacio público mejora las condiciones de higiene”.

Cabe señalar que de esta manera se completa la modernización del sistema de contenedores en un amplio sector del distrito Oeste. En el mes de junio de 2018 se colocaron contenedores de residuos metálicos en barrio Villa Urquiza, dispuestos en la zona de Riobamba, 27 de Febrero, Rouillón y Felipe Moré.

contenedores

Los recipientes plásticos llegaron a Rosario en septiembre de 2001 en el marco de un acuerdo que el Ejecutivo había sellado en la década del 90 con la agencia de cooperación alemana GTZ. Transformaron la cotidianeidad de los vecinos, que comenzaron a olvidarse lo que era la basura en la calle, con todos los trastornos que eso causaba.

Con el paso de los años las unidades se replicaron en calles y avenidas, hasta que en 2009 comenzaron a instalarse los primeros contenedores metálicos, que representaban un salto cualitativo no solo por su mayor capacidad de almacenamiento sino porque permitían evitar los actos de vandalismo. Tenían mayor volumen y permitían levantar la tapa con un pedal, por lo cual no hacía necesario utilizar las manos para abrirlos.

Una década después de ese hito la ciudad se prepara para despedir a las unidades que alguna vez fueron tapa de los medios locales por aparecer incendiados en medio de la noche. "Rosario siempre ha sido pionera en materia de higiene urbana y trabajamos siempre bajo la premisa de otorgarle un mejor servicio a los vecinos. La posibilidad de reemplazar los contenedores metálicos por plásticos es sin dudas un gran salto hacia adelante”, valoró Borgatello.

Evolución

En la actualidad hay unos 8.700 recipientes en las calles, de los cuales solo 690 son plásticos. La propuesta de la Intendencia es llevar esa primera cifra por arriba a los 10.000 para lo que resta del año, objetivo que aseguran se cumplirá durante el primer semestre. Sobre ese total, el 90% son los tradicionales verdes para residuos orgánicos, en tanto que el porcentaje restante corresponde a los de color naranja para reciclables.

“Junto con la eliminación de los plásticos estamos avanzando fuertemente con la instalación de nuevas unidades para disponer aquello que puede ser reutilizado. Hoy tenemos 500 contenedores naranjas y la previsión es duplicar esa cantidad”, remarcó la secretaria de Ambiente y Espacio Público.

Todas estas tareas se enmarcan en el plan integral de Higiene Urbana municipal, mediante el cual también se adquirieron unidades 0 km y se avanzó en la incorporación de tecnología, como el sistema de gestión que ya funciona en Sumar, la empresa del Estado que realiza tareas de higiene urbana en el sector más densamente poblado de la ciudad.

En la presentación de los nuevos contenedores estuvieron presentes el director general del Distrito Oeste Felipe Moré, Ignacio Gómez y el subdirector de Higiene Urbana, Alejandro Larpin, entre otras autoridades municipales.