23 de mayo

Temas del día

Intendencia

Internacionales
Sustentabilidad

La Universidad Nacional de Rosario evaluará los proyectos de sustentabilidad de Mercociudades

El municipio firmó un acuerdo con la UNR para analizar y sistematizar las propuestas presentadas por las ciudades de la Red, relacionadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible

La Municipalidad de Rosario y la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) rubricaron un acuerdo de Evaluación de Proyectos del Banco de Buenas Prácticas de Mercociudades, que tiene como finalidad desarrollar la curaduría de cada uno de los proyectos registrados en el Banco, relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en la dimensión local que realicen las ciudades miembros de la red.

La firma del convenio entre el director de Relaciones Internacionales Sergio Barrios y el doctor Rubén Piacentini, en representación de la casa de altos estudios, se concretó este lunes en el salón Intendencia del edificio ex Aduana (Urquiza 902), y contó con la presencia de integrantes del Gabinete para la Sustentabilidad del municipio y de la UNR. 

Cabe remarcar que luego de su evaluación y aprobación, los trabajos se publicarán en la plataforma Banco de Buenas Prácticas de Mercociudades, al cual se podrá acceder a través de la web de la Municipalidad y de Mercociudades.

El director del convenio, designado por la Facultad, será Piacentini, quien ponderó el impacto de esta propuesta "tanto para la Universidad como para el municipio, y resulta clave en estos tiempos para la población y la tierra en general".

Por su parte, Barrios expresó que con el Banco de Buenas Prácticas se podrán sistematizar experiencias de gestión local de las más de 300 ciudades que integran la red de Mercociudades, con la colaboración de la UNR y la Asociación de Universidades del Grupo de Montevideo. Este trabajo permitirá, entre otras cosas, acceder a financiamiento en organismos internacionales.

Sobre el Banco de Buenas Prácticas

El proyecto del Banco de Buenas Prácticas de Mercociudades tiene como objetivo gestionar y visibilizar las buenas prácticas de todas las ciudades miembros de la Red de Mercociudades y su contribución al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en su dimensión local.

La Plataforma busca convertirse en una fuente de información fidedigna para los organismos multilaterales, gubernamentales, no gubernamentales, academias, agencias de cooperación, empresas y la ciudadanía en general. Posiblitará el acceso a datos e información de cada práctica a través de distintas consultas, facilitará la evaluación y monitoreo de las mismas a través de los 142 indicadores locales, y dará visibilidad a experiencias creativas e innovadoras de políticas locales.

El desarrollo y uso de la herramienta permitirá generar un espacio de intercambio y diálogo entre todos los actores y agentes vinculados a la Cooperación para el Desarrollo.

Objetivos para el Desarrollo Sostenible

En la Cumbre de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (septiembre de 2015) se fijaron 17 Objetivos para el Desarrollo Sostenible para poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, y poner freno al cambio climático. Los ODS y sus 169 metas tienen carácter mundial y son universalmente aplicables, tomando en cuenta las diferentes realidades de cada país. 

La localización de los objetivos es clave para alcanzar los ODS a través de la acción de los gobiernos locales. Estos son los responsables políticos, catalizadores del cambio y el nivel de gobierno mejor situado para vincular los objetivos globales con las comunidades locales.

La localización de los ODS es una oportunidad para reorientar las prioridades y necesidades locales, demostrando cómo se contribuye a reducir la desigualdad y lograr los objetivos de desarrollo a nivel global.

Las ciudades y regiones se encuentran en una posición ideal para transformar una agenda amplia y abstracta, de manera concreta y eficiente. Pueden enfocar los objetivos y las metas de una manera pragmática, e integrarlos en su contexto particular ayudando a los ciudadanos a entender de qué forma la acción local contribuye a la consecución de los mismos.