27 de mayo

Ambiente

Bajaron un 20% los reclamos vinculados a higiene urbana

Lo informó el Municipio tras procesar los datos de 2018, donde todas las subcategorías tuvieron un comportamiento similar. También se registró una merma de la cantidad de reiteraciones.

En plena campaña para promover el barrido de las veredas ante la típica caída de hojas durante la temporada otoñal, la Municipalidad de Rosario exhibe algunas cifras que reflejan un descenso en la cantidad de reclamos asociados a la higiene de la ciudad. En concreto, durante 2018 se registraron un 20% menos de llamados a la central telefónica del municipio, al tiempo que disminuyó un 32% la cantidad de solicitudes con reiteración. Esta última cifra fue destacada por la secretaria de Ambiente y Espacio Público, Marina Borgatello: "Quiere decir que escuchamos al vecino, tomamos nota y actuamos en consecuencia con mayor celeridad", dijo.

La funcionaria explicó además que la baja se da tanto en el índice general como en los subtipos de reclamos. Tanto en los de barrido y limpieza, como en aquellos vinculados al equipamiento y los relacionados con falencias en el servicio de recolección descendieron en comparación con 2017.

En concreto, entre enero y diciembre de 2018, el 0800 del municipio recibió 23.144 llamadas, un 20% menos de las registradas el período anterior (29.014). En tanto, hubo 2.554 reiteraciones, un 32% menos que en 2017 (habían sido 3.778).

De todos los subtipos de reclamos, el que tuvo la merma más importante fue el relacionado con déficit en los servicios de recolección: cayó un 27%. Los de barrido y limpieza descendió 19%, en tanto que los de equipamiento lo hicieron un 17%.

"Lo que estos números nos dicen es que estamos transitando por buen camino, que las inversiones que se vienen realizando tienen un resultado positivo en la prestación de los distintos servicios asociados a la higiene urbana, que claramente son valorados de forma positiva por la ciudadanía", explicó Borgatello.

La titular de Ambiente y Espacio Público recordó que el área continuará con la instalación de nuevos equipamientos en la vía pública, principalmente contenedores que reemplazarán a viejos dispositivos. Las inversiones avanzarán posibilitando que 2019 sea el último con unidades plásticas en la calle, a través del reemplazo por metálicas.

Vale recordar que los contenedores plásticos habían llegado a Rosario en septiembre de 2001 en el marco de un acuerdo que el Ejecutivo había sellado en la década del ‘90 con la Agencia de Cooperación Alemana GTZ. Transformaron la cotidianeidad de los vecinos, que comenzaron a olvidarse lo que era la basura en la calle, con todos los trastornos que eso causaba.

Con el paso de los años, las unidades se replicaron en calles y avenidas, hasta que en 2009 comenzaron a instalarse los primeros contenedores metálicos, que representaban un salto cualitativo no sólo por su mayor capacidad de almacenamiento sino porque permitían evitar actos de vandalismo. Tenían mayor volumen y permitían levantar la tapa con un pedal, por lo cual no hacía necesario utilizar las manos para abrirlos.

Una década después de ese hito, la ciudad se prepara para despedir definitivamente los contenedores plásticos. "Rosario siempre ha sido pionera en materia de higiene urbana y trabajamos siempre bajo la premisa de otorgarle un mejor servicio a los vecinos. La posibilidad de reemplazar los contenedores metálicos por plásticos es sin dudas un gran salto hacia adelante”, valoró Borgatello.

En la actualidad hay unos 8.700 recipientes en las calles, de los cuales solo 500 son plásticos. Y antes de la finalización del año, la totalidad será de metal. Junto con los reemplazos se incorporarán más contenedores, hasta llegar a los 10.000. Sobre ese total, el 90% son los tradicionales verdes para residuos orgánicos, y el resto corresponde a los de color naranja para reciclables.

Cómo hacer un reclamo

El municipio tiene a disposición un teléfono gratuito para realizar solicitudes vinculadas a higiene urbana. Los vecinos pueden hacerlo a través del 0800 444 3265, que funciona de lunes a viernes de 7 a 19.

Barrido de veredas

A mediados de abril, desde el municipio se lanzó la campaña para promover el barrido de hojas en las veredas de Rosario. Lo hizo con una intervención artística en barrio Abasto, donde se buscó visibilizar el aporte necesario de los vecinos en la limpieza de las aceras.

Más allá de la responsabilidad del Estado de brindar un servicio de barrido de calidad, es siempre necesario el aporte ciudadano para tener una ciudad más limpia. Cabe recordar, además, que es responsabilidad de los vecinos frentistas mantener limpia la vereda, de acuerdo a la ordenanza Nº 7.600/2003.

Junto con la intervención artística, el Ejecutivo colocó cartelería alusiva a la campaña, del mismo modo que personal de la Dirección General de Higiene Urbana realiza tareas de divulgación y entrega folletería bajo puerta con los beneficios que implican que se barran las veredas.

Es fundamental sobre todo en época de caída de hojas tener el hábito de barrer, embolsar y disponer correctamente las hojas para tener una ciudad más limpia y evitar que se obstaculicen bocas de tormenta.

Además del barrido cotidiano, se solicita juntar y embolsar luego las hojas. Al mismo tiempo, se advierte que las hojas no deben quemarse, porque al ser incineradas liberan dióxido y monóxido de carbono, que son los gases causantes del efecto invernadero.

Con esta campaña, la Municipalidad continúa en la misma línea por la que años anteriores realizaron intervenciones con el sistema de recolección de verdes y voluminosos y este año con los deshechos de los perros y gatos en las plazas y parques.