20 de septiembre

Salud

Prevención

Provincia y municipio planificaron estrategias de trabajo en salud por la alta demanda invernal

Ante las bajas temperaturas, es importante tomar medidas de prevención para evitar enfermedades respiratorias.

Ante el inicio de la época de alta demanda por enfermedades respiratorias generada por las bajas temperaturas, la provinicia y el municipio articulan acciones de prevención en toda la Red de Salud para dar respuesta ante el posible incremento de la atención en hospitales y centros de salud.

Ante cualquier síntoma de gripe es importante concurrir al centro de salud más cercano donde se podrá realizar una primera consulta. De esta manera, se evita sobrecargar las guardias de los hospitales donde se resuelven los casos más graves.

Si bien, hasta el momento, la situación en hospitales y centros de salud está controlada, los equipos de Salud monitorean permanentemente los registros de consulta para, ante cualquier situación, activar la estrategia necesaria para dar respuesta a todos los rosarinos y rosarinas.

Desde 1998, en la Red de Salud pública en época de alta demanda (de mayo a fines de agosto) se llevan adelante estrategias para el abordaje de las patologías respiratorias, tanto en niños como en adultos, de fuerte impacto en los servicios de salud especialmente durante la temporada invernal. El trabajo en este período consiste en integrar actividades de monitoreo de atenciones, vigilancia epidemiológica y adecuación de los dispositivos destinados a la población que requiere atención por problemas respiratorios. 

Desde hace años Salud Pública implementa un conjunto de estrategias fundamentales para minimizar el riesgo sobre la salud de los pacientes y el impacto de la demanda en los hospitales, articulando acciones de prevención en toda la Red de Salud e incluso con el sector privado para dar respuesta a los problemas respiratorios.

Entre esas acciones se pueden mencionar la vacunación dirigida, la incorporación de equipos de kinesiólogos y postas de bronquiolitis en centros de salud y hospitales, compra de insumos especiales como aerosoles y aerocámaras broncodilatadoras, refuerzo de horas del personal, control del carné de vacunación, el acceso a las guardias e internación abreviada y trabajo conjunto con el sector privado.

Las enfermedades respiratorias como bronquiolitis, neumonías, broncoespasmos, crisis asmáticas y resfríos son las principales causas de consulta e internación. Afectan a toda la población, pero fundamentalmente a los menores de 5 años.

Los síntomas de la enfermedad gripal suelen aparecer a las 48 horas de efectuado el contagio y la mayoría de los pacientes se recuperan en una o dos semanas. Sin embargo, en niños pequeños, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas, la infección puede conllevar graves complicaciones, y poner en riesgo la vida.

El virus se transmite de una persona a otra, fundamentalmente por gotitas provenientes de la vía respiratoria de una persona enferma a través de la tos, estornudos o simplemente cuando habla.

Tener el esquema de vacunas al día, cubrirse la boca al toser o estornudar con un pañuelo descartable o con el pliegue del codo, lavarse las manos de manera frecuente con abundante agua y jabón, ventilar todos los ambientes, todos los días, evitar la contaminación de los ambientes (de humo de cigarrillo, braseros o fogones), evitar a automedicación y una buena alimentación son algunas de las recomendaciones a la hora de prevenir problemas respiratorios.

Para evitar enfermedades como la gripe se sugiere la aplicación de la vacuna antigripal, destinada a menores de 6 meses a 2 años, mayores de 65, embarazadas y puérperas si no fueron vacunadas durante el embarazo hasta el 10 día después del parto, personal de salud, grupos de riesgo con indicación médica.

Es obligatoria y gratuita para las poblaciones anteriormente mencionadas. Actualmente, se encuentra disponible la dosis para adultos y niños en hospitales y centros de salud de la ciudad (a excepción del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez).

En cuanto a los niños, y para evitar las enfermedades predominantes en esta época del año, es funadamental tener completo el esquema de vacunación, asegurar la lactancia materna, extremar cuidados en niños de bajo peso o prematuro, evitar el contacto con persona enfermas y estar atentos a la fiebre alta, respiración con pausas, agitación, palidez, mucho sueño, vómitos, hundimiento de pecho y poca ingesta de líquido, entre otras cosas.

Rosario es la única ciudad del país que tiene un convenio de camas críticas entre el sector público y privado con el objetivo de articular acciones en época de alta demanda permitiendo dar una respuesta en tiempo oportuno a todos los ciudadanos según sus necesidades, independientemente de la cobertura social, reafirmando de esta manera a la salud como derecho humano y como bien social del cual el Estado es rector y garante con carácter irrenunciable.