18 de agosto

Control

Seguridad
Convivencia

Control: más de 500 vehículos fueron remitidos al corralón durante la última semana

La Municipalidad de Rosario llevó adelante múltiples operativos de tránsito en distintos puntos de la ciudad y en diferentes horarios a fin de promover el respeto a las normas

 La Municipalidad de Rosario, a través de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, efectuó más de 500 remisiones vehiculares durante los operativos diurnos y nocturnos de tránsito. Se trata de autos y motos cuyos conductores incumplieron distintas normas de tránsito.

Entre el lunes 22 de julio y este domingo 28 de julio, la Dirección General de Tránsito, la Guardia Urbana Municipal (GUM) y la Dirección General de Fiscalización del Transporte, junto a la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe, llevaron adelante intervenciones en diferentes horarios y en distintas zonas de la ciudad. En este marco, se remitieron 492 autos y motos, de las cuales 36 fueron por casos de alcoholemia positiva mientras y 25 eran remises ilegales.

En estos operativos, se fiscaliza que los conductores tengan la documentación y los dispositivos de seguridad reglamentarios, o que respeten límites de velocidad o normativa de estacionamiento. También se atiende a las condiciones del conductor y se practican tests de alcoholemia o narcolemia. 

Además, como cada semana, se llevaron adelante 351 operativos nocturnos en aquellas zonas de la ciudad donde se registra un mayor flujo vehicular. Entre el jueves a la noche y este domingo a la mañana, se ejecutaron 56 remisiones de autos y motos, de las cuales 45 fueron por casos de alcoholemia positiva. El nivel de alcohol en sangre más alto que fue medido es de 2.03 gramos.

"Seguimos presentes con nuestro personal en las calles de la ciudad, ejerciendo prevención y control del cumplimiento de las normas a fin de que el respeto de las mismas sea el pilar fundamental de nuestra forma de circular y permanecer en los espacios comunes que regala la ciudad", aseguró el secretario de Control y Convivencia, Guillermo Turrín.

"El control del cumplimiento de las normas de tránsito favorece a la convivencia en la ciudad, ya que promueve condiciones más seguras de circulación y permanencia de los ciudadanos en los espacios públicos", concluyó.