18 de agosto

Convivencia

Discapacidad
Movilidad

Ponete en mis zapatos: la campaña por una movilidad inclusiva llegó a la plaza Pringles

Esta vez la iniciativa que impulsa el municipio junto a ONG que abordan la problemática de la discapacidad se ejecutó en el marco de un proyecto de Presupuesto Participativo en el distrito Centro.

En la mañana de este miércoles se llevó a cabo una nueva edición de Ponete en mis zapatos, iniciativa que promueve la convivencia democrática e inclusiva entre los diferentes modos de desplazamiento. La actividad, que se desarrolló en la plaza Pringles (Córdoba y Paraguay), fue organizada conjuntamente por la Municipalidad de Rosario, el Ente de la Movilidad y organizaciones de la sociedad civil y voluntarios que trabajan por la inclusión de las personas con discapacidad. 

Lo particular de esta oportunidad fue que la propuesta se ejecutó en el marco de un proyecto votado en el Presupuesto Participativo por vecinas y vecinos del distrito Centro, con el objetivo de promover campañas y acciones de sensibilización y educación que contribuyan a una mejor calidad de vida y faciliten la convivencia y accesibilidad.

“Siempre son muy positivas este tipo de jornadas; estas campañas vinculadas a la discapacidad sirven para concientizar sobre los derechos de todos. Y que sean las propias organizaciones las que se involucran en la actividad es realmente muy bueno”, destacó el secretario General Gustavo Zignago.

“La necesidad de pensar una ciudad para todas y todos, donde el respeto sea la base de las relaciones entre los ciudadanos y cada uno entienda que hoy está en un lugar pero que mañana, por circunstancias de la vida, puede estar en otro, es muy importante. Y es bueno saber que todos están contenidos por las políticas de inclusión y movilidad del municipio”, expresó, por su parte, el presidente del Ente de la Movilidad de Rosario Carlos Comi.

En la calle

En este punto estratégico de la ciudad, los protagonistas de la campaña dialogaron con peatones, ciclistas, motociclistas y automovilistas para remarcar la necesidad de dejar libres las rampas, sendas peatonales y paradas del Transporte Urbano de Pasajeros, así como reducir la velocidad en las esquinas para garantizar los desplazamientos de las personas con movilidad reducida.

A lo largo de la jornada se brindó información a los transeúntes sobre las responsabilidades que tienen los ciudadanos al momento de trasladarse, para reconocer, cuidar y priorizar a las y los peatones, siendo los actores más vulnerables que se desplazan en el espacio público, y jerarquizar la accesibilidad de las personas con discapacidad.

En ese sentido, la directora del Centro Municipal Distrito Centro, Alicia Pino, hizo eje en la participación de los vecinos. “Fue realmente muy satisfactoria la jornada. Muchos de los que pasaban por la plaza veían lo que se estaba desarrollando y le prestaron atención. Además es muy grato poder cumplir con los proyectos votados por los vecinos del distrito. Trabajamos juntos durante todo el año y son ellos mismos los que nos piden este tipo de campañas”, señaló.

En el pasado mes de noviembre, en el marco del Día Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad y del Día Internacional de Ciudades Educadoras, se hizo una primera intervención; en el mes de marzo, en el marco de las actividades por la Semana de las y los Peatones, se trazó el segundo capítulo, y el tercero se desarrolló en el mes de junio junto a la Asociación de Padres por la Igualdad de Rosario.

Ponete en mis zapatos nació del Consejo Consultivo del Ente de la Movilidad de Rosario, un espacio de participación ciudadana, que pone el foco en la articulación entre diferentes actores de la sociedad. Y fue tomada ahora por los vecinos del distrito Centro, quienes la impulsaron como un proyecto del Presupuesto Participativo. 

La iniciativa contó con la participación de las secretarías General y de Transporte y Movilidad, del Ente de la Movilidad, de la Dirección de Discapacidad y Voluntariado Social de la Municipalidad, y de voluntarios y ciudadanos comprometidos a través de organizaciones de la sociedad civil que trabajan por la inclusión de las personas con discapacidad.