21 de septiembre

Intendencia

Gobierno
Economía

Fein anunció medidas para reducir el gasto público hasta el final de su gestión

Es en el marco de la difícil coyuntura económica que atraviesa el país y que tiene fuerte impacto sobre los municipios. Se continuará priorizando la asistencia sanitaria y alimentaria.

Luego de una reunión con todo su gabinete, la intendenta Mónica Fein determinó una serie de medidas con el fin de reducir gastos en distintos rubros del ámbito municipal, teniendo en cuenta la fuerte devaluación de la moneda local que se dio durante esta semana, el escenario de volatilidad de la economía nacional y la caída sostenida de la recaudación.

Al mismo tiempo, la cláusula gatillo establecida en la paritaria de los trabajadores municipales, las cláusulas de actualización en distintos servicios públicos y los insumos dolarizados en las áreas de Salud, Obra Pública y Transporte, entre otras, han hecho que todos los municipios del país se encuentren en una situación de suma complejidad.

En ese sentido, la Municipalidad de Rosario viene implementando desde hace algunos años un conjunto de medidas tendientes a lograr un equilibrio de las cuentas, que se ha expresado en una serie de acciones específicas en cada una de las Secretarías. Sin embargo, ante la coyuntura actual y frente al proceso de transición que se viene llevando adelante, se considera imprescindible establecer medidas complementarias de racionalización administrativa que permitan priorizar la asignación de recursos destinados al gasto social —asistencia alimentaria—, salud y a los servicios públicos indispensables.

"En un contexto extremadamente delicado, en el que no existe margen para solicitar ningún tipo de esfuerzo extra de los contribuyentes, es necesario revisar la política de erogaciones establecida por el municipio hacia los últimos meses del presente año. Entendemos que la adopción de medidas correctivas oportunas permitirá la concreción de los objetivos establecidos con anterioridad y el cumplimiento de los compromisos asumidos", sostuvieron desde el Ejecutivo municipal. 

De esta manera, se implementarán las siguientes medidas:

  • Se suspenderán todas las licitaciones de obra pública que no hayan comenzado a la fecha
  • Se reducirán las contrataciones de vehículos, servicios y horas adicionales no aplicadas a tareas imprescindibles.
  • Se someterán a análisis los mecanismos de ajuste automático de los contratos de servicio y obras públicas.
  • Se suspende todo nuevo contrato y compra de bienes de capital
  • Se dispone el congelamiento de los salarios de todo el gabinete y personal político
  • Se sostendrán los programas de fomento al consumo como Precios Justos
  • Se creará una comisión para el seguimiento de variables financieras, económicas y sociales, integrado por las áreas municipales que mayor impacto presupuestario evidencian.

Dichas medidas permanecerán vigentes desde la fecha de su publicación en el Boletín Oficial hasta el final del mandato, el próximo 10 de diciembre.