26 de marzo

Movilidad

Rosario es la ciudad con más ciclistas de América Latina

Según un informe del BID, se ubica por encima de Bogotá, Rio de Janeiro, Buenos Aires, México DF y Medellín, también reconocidas por las acciones realizadas en beneficio de los ciclistas.

Rosario sigue siendo ejemplo en políticas públicas orientadas a la movilidad y el uso de medios de transporte sustentables. Esta semana se dio a conocer el último informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sobre Ciclo-inclusión en América Latina, el cual arroja un dato revelador: Rosario es la ciudad con mayor índice de viajes en bicicletas de América Latina y el Caribe (5,3%), ubicándose por encima de ciudades como Bogotá (5%), Río de Janeiro (3,2%), Buenos Aires (3%) México DF (1,5%) y Medellín (0,5%), reconocidas por el aumento de ciclistas en los últimos años.

Según el informe, el motivo por el que nuestra ciudad cuenta con un alto índice de ciclistas se debe a la implementación de una serie de políticas ciclo-inclusivas que se viene desarrollando. En este sentido, el BID identifica diferentes áreas temáticas que se constituyen como pilares para la promoción del uso de la bicicleta en un núcleo urbano.

En cuanto a la infraestructura y servicios, Rosario cuenta con más de 100 km de ciclovías, ofreciendo una importante red de carriles segregados para los usuarios de la bicicleta. Esta cantidad ya había permitido posicionar a Rosario como la ciudad con mayor cantidad de kilómetros de recorridos ciclistas por habitante del país.

Asimismo, la ciudad se destaca por la gran cantidad de bicicleteros públicos. Según el informe: “Argentina tiene una importante densidad de cicloestacionamientos con U invertida como parte de su mobiliario público: Rosario tiene 2100 cicloestacionamientos; 139 por cada 100.000 habitantes; y Buenos Aires 5400; 42 por cada 100.000 habitantes”.

Cabe remarcar que el bicicletero con forma de U invertida es considerado por el BID como el mejor diseño de estacionamiento de bicicletas.

Otro de los aspectos decisivos que permitió a Rosario alcanzar la gran cantidad de ciclistas es, según el BID, la implementación de políticas de Participación Ciudadana: “Rosario es una ciudad que se destaca por el desarrollo de una política de movilidad a partir de un proceso ampliamente participativo que incluye el diseño y características específicas de infraestructura para bicicletas, particularmente desde el gobierno local”.

Ejemplo de ello fue el proceso participativo del Plan Integral de Movilidad, que culminó con la firma del Pacto de la Movilidad, un compromiso entre diferentes actores de la sociedad para promover el uso del transporte no motorizado, promover el uso del transporte público y disuadir el uso del automóvil particular. 

En cuanto a las estrategias de promoción, la ciudad llevó adelante en 2014 la campaña ¡Todos en bici!, con el objetivo de promover el uso de la bicicleta entre los rosarinos. La campaña abarcó diversas acciones de información e intervenciones en vía pública, que incluyeron talleres en escuelas, actividades recreativas y bicicleteadas. Por otro lado, en el marco de la campaña Todo Empieza un Día, durante el verano se promovieron hábitos de movilidad sustentable en la zona balnearia, logrando a partir de diferentes actividades un notable aumento del uso de la bicicleta en usuarios del balneario La Florida.

Finalmente, en lo referente a sistemas de transporte basados en la bicicleta, la ciudad de Rosario se encuentra en proceso de implementación del nuevo Sistema de Bicicletas Públicas Mi Bici Tu Bici, que contará con 18 estaciones ubicadas en el área central de la ciudad. Mediante este sistema, la ciudad apunta a profundizar el impulso del transporte no motorizado como modo de movilidad. 

Para el BID, Rosario es una de las ciudades “pioneras en la implementación y fortalecimiento de políticas ciclo-inclusivas con muy buenos resultados. Disponen de indicadores suficientes que muestran un panorama amplio y claro del uso de la bicicleta y los factores relacionados, facilitando de esta forma la planificación e integración de la bicicleta dentro del sistema de transporte urbano”.