25 de agosto

Educación

Fein firma convenio socioeducativo destinado a la primera infancia

El acuerdo es con la Asociación Mutual de ayuda al Prójimo Casa de Luxemburgo y quedará sellado el jueves 14 en el jardín de Infantes de la entidad. Asistencia gratuita a niños menores de 4 años

La intendenta Mónica Fein firmará el jueves 14 de mayo un convenio con la Asociación Mutual de Ayuda al Prójimo Casa de Luxemburgo para poner en marcha un programa de realizaciones socioeducativas para niñas y niños de primera infancia y sus familias en el marco del programa municipal PIE. El acuerdo quedará sellado a partir de las 8.30 en el jardín de infantes de la citada entidad, ubicada en Pascual Rosas 1948, uno de los sitios donde tendrán lugar las actividades proyectadas.   

Según informó la Secretaría de Promoción Social municipal, a través de la Dirección General de Infancias y Familias, la jefa del Ejecutivo rosarino, además de la rúbrica del convenio, recorrerá la institución  que cuenta con una casa ubicada en pasaje Mansilla 4761, y una biblioteca popular y club de jóvenes que funciona en Pasco 4624.

El acuerdo, en el marco del Programa Infantil Educativo (PIE), apunta a garantizar un servicio socioeducativo de frecuencia diaria a cargo de docentes de nivel inicial que asistirán en forma gratuita a niños y niñas menores de 4 años, derivados de la Dirección General de Infancias y Familias de la Secretaría de Promoción Social. 

La gestión municipal implementó el PIE con el objetivo de generar procesos de inclusión socioeducativa de niñas y niños menores de cuatro años. Dicho programa se orienta a que el niño se integre a la comunidad y la sociedad en el marco de una familia que lo contenga y que adquiera habilidades para su desarrollo y aprendizaje.

AMAP Casa de Luxemburgo

Es una organización no gubernamental que nace de la unión solidaria de un grupo de personas y funciona en el barrio Bella Vista Oeste de Rosario.  El origen de AMAP se remonta a fines de la década del '80 cuando un grupo de voluntarios, guiados por Elvira García de Trivisonno y su hija brindaban apoyo escolar a los estudiantes, a la vez que asistían con ropa, calzado y contención a las familias. Las clases de apoyo tenían lugar en una pequeña capilla. Por aquel entonces, el sacerdote de la capilla tomó contacto con su hermana, Alicia Staus, que vivía en el Gran Ducado de Luxemburgo, quien sería impulsora de la entidad.