20 de agosto

Alimentos

Normativa
Habilitaciones
Tránsito

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana labró casi 17 mil actas

“Mejoramos la calidad de la convivencia ciudadana con más intervenciones en el espacio público y una relación más integral entre todas las áreas de control”, dijo el titular del área, Pablo

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal evaluó como positiva la gestión desarrollada a lo largo de los seis meses transcurridos desde su creación, el 18 de noviembre de 2013. La nueva dependencia exhibe como logros el fortalecimiento y la coordinación de las denominadas áreas de control del Municipio, concretando un mejoramiento de las condiciones para una mayor convivencia. “La ciudad necesitaba mejorar la calidad de la convivencia ciudadana en el espacio público y ahí nos pusimos a trabajar fuerte, aplicando políticas capaces de abordar el actual contexto social", sostuvo el titular del área, Pablo Seghezzo.

A modo de balance, el funcionario destacó varios hitos de la secretaría, basados en la presencia de un Estado municipal que, mediante el despliegue de acciones de prevención y control, garantiza a los ciudadanos una permanencia y una circulación más seguras por la ciudad.

Para ello, se reforzaron las acciones de fiscalización del tránsito vehicular, la actividad comercial –con especial énfasis en la actividad nocturna– y de ordenamiento de veredas y espacios que se comparten, en los seis distritos municipales. Y, en paralelo, se promovió el respeto a las ordenanzas locales y la aplicación de sanciones en caso de incumplimientos.

Todos estos logros pudieron concretarse sobre la base de una ajustada labor en pos de una coordinación cada vez más eficaz entre las distintas reparticiones de la secretaría, situación que permitió una fácil y rápida integración de las fuerzas federales de Gendarmería y Prefectura, tras su desembarco en la ciudad en abril pasado. “La llegada de los agentes nacionales sumaron resultados a las tareas que veníamos desarrollando con eficiencia gracias a un verdadero trabajo en equipo ya consolidado junto a la Unidad Regional II”, indicó Seghezzo.

Resultados

Desde noviembre de 2013 hasta la actualidad, se agudizó la inspección sobre la actividad comercial, en la desarrollada durante la noche. Se labraron 16.943 actas por incumplimiento de la normativa vigente en comercios, 3.307 de las cuales fueron a locales nocturnos. “Desde que asumimos nuestro compromiso público incrementamos el cincuenta por ciento de las fiscalizaciones nocturnas, con el fin de generar una noche rosarina enmarcada en el pleno cumplimiento de los derechos de recreación, pero también, de descanso de los vecinos”, manifestó el funcionario.

En este marco se procedió a realizar varias clausuras por no respetar el factor ocupacional (cantidad de asistentes por metro cuadrado), ocasionar ruidos molestos, tergiversar el rubro, no contar con la habilitación municipal, permitir el ingreso y venta de alcohol a menores de edad o no contar con las condiciones de salubridad necesarias, entre otras infracciones.

Otros datos reveladores tienen que ver con la movilidad en la ciudad. Un total de 10.239 vehículos –7.717 motos y 2.522 automóviles– fueron remitidos al corralón municipal porque sus conductores no pudieron acreditar la documentación reglamentaria para transitar, o bien, por carecer de los elementos de seguridad obligatorios. En tanto, se resolvieron 1.244 casos de autos denunciados por abandono en vía pública.

“Las cifras demuestran una verdadera multiplicación de la capacidad operativa de la secretaría, que pasó a ejecutar entre 10 y 15 operativos de saturación diarios, con un promedio de secuestros que superan los 120 vehículos por día”, dijo Seghezzo. Y agregó que otro de los puntos sobresalientes a destacar es el hecho de haber firmado el convenio con la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), a través del cual la Municipalidad, y precisamente la Secretaría de Control y Convivencia, a través de la Dirección de Inspección, se convierte en el órgano de contralor del cumplimiento de la Ley Nº 13.016, que establece que ya ningún comercio podrá vender motocicletas sin que esté acompañada por su casco y sin su registro de inscripción y su patentamiento correspondiente.

"Este es un gran avance en la política de control, que cambia el paradigma de la fiscalización de los motovehículos", aseguró Seghezzo.