24 de octubre

Urbanismo

Gobierno
Planeamiento

Rosario tendrá 12 hectáreas más de espacios públicos en el Bosque de los Constituyentes

La incorporación se concretó a través de un acuerdo público privado. El sitio de conservación natural más grande de la ciudad pasará a contar con aproximadamente 260 hectáreas.

La ciudad de Rosario sumará 12 hectáreas al espacio verde de conservación natural más grande que posee, el Bosque de los Constituyentes, en base a un acuerdo público–privado. De esta manera, el bosque ubicado en el distrito Noroeste contará con aproximadamente 260 hectáreas.

Esta iniciativa forma parte de las acciones orientadas a la sostenibilidad urbana, promovidas por la intendenta Mónica Fein quien armó una mesa de trabajo donde intervienen todas las áreas del municipio.

Esa mesa de trabajo se reúne todas las semanas para efectivizar proyectos destinados a un desarrollo urbano sustentable que priorice principios de mejora en la calidad de vida de la población a partir de mejorar las condiciones ambientales de la ciudad en general y de sus barrios en particular.

La incorporación de estas 12 hectáreas al bosque se concretó a través de un proceso de transferencia en favor del municipio en el borde del arroyo Ludueña y canal Ibarlucea, que permitirán sumar en el mediano plazo otras 60 hectáreas y conformar una continuidad de espacios de uso público que, una vez integrado a un sistema de movilidad paralela al arroyo y los cursos de agua, permitirá generar un nuevo frente costero en el noroeste de la ciudad en particular.

La recuperación del borde del arroyo Ludueña

Estas acciones se inscriben en uno de los proyectos estratégicos de la ciudad, orientado a consolidar los nuevos espacios públicos gestionados y en proceso de transferencia en favor del municipio en el borde del arroyo Ludueña y canal Ibarlucea, que permitirán sumar en el mediano plazo otras 60 hectáreas.

El área a incorporar al uso público se gestionó a partir de un proceso de concertación público-privada, en el que la ciudad tiene una amplia experiencia al sostener un coherente proceso de planificación participativa y concertada, incorporando paulatinamente diversos instrumentos de ordenamiento y planificación territorial que guiaron su crecimiento.

La Municipalidad de Rosario muestra una extensa experiencia en establecer alianzas con actores privados y públicos para impulsar acciones de nueva urbanización, reconversión urbana y rehabilitación de amplios sectores de la ciudad, las intervenciones concretadas hasta la fecha demuestran que es posible pensar en un desarrollo más integrado en la ciudad articulando acciones entre los distintos sectores involucrados, ello con el objeto de potenciar el uso de los recursos públicos y encauzar positivamente la inversión privada en torno al cumplimiento de un plan que defina las acciones estratégicas y precise objetivos comunes a cumplir por parte del conjunto de los actores comprometidos con cada una de las actuaciones pautadas.

En este sentido, la presencia del Estado municipal en la planificación y gestión de la ciudad se ha visto consolidada y se reafirma en la definición de los procesos de urbanización, para facilitar el entendimiento entre diferentes actores: organismos públicos, instituciones, inversores, propietarios y vecinos.

Es a través de estas acciones que se contribuye a redistribuir los beneficios que generan los desarrollos urbanos planificados, resolviendo la demanda de infraestructura y la incorporación de nuevos espacios públicos.

El Bosque de los Constituyentes

El Bosque de los Constituyentes armoniza urbanización, desarrollo y respeto por la naturaleza. Es una reserva de uso comunitario y forma parte del patrimonio colectivo. Tiene un enorme significado democrático e inclusivo, su acceso irrestricto y gratuito constituye un valor indispensable para todos los ciudadanos.

El municipio proyecta además en este espacio un propuesta educativa y recreativa que se presentará en el corto plazo y que tiene como objetivo profundizar el compromiso de la ciudad con sus espacios públicos.

La actuación en relación a los espacios públicos en la ciudad de Rosario ha representado uno de los ejes de mayor trascendencia para impulsar y sostener la transformación urbana.

A partir de las gestiones llevadas adelante en los últimos 25 años, la ciudad pasó de tener 2,3 m2 de espacio público por habitante en 1990, a contar con 12,6 m2 en 2014. Dada la continuidad en la gestión de suelo en las áreas de nuevo desarrollo que lleva adelante la ciudad, se hará efectiva esta incorporación de más de 120.000 m2 destinados a espacios públicos durante el transcurso de este año.

Estos indicadores ya superan el objetivo prioritario que planteó el Plan Urbano en cuanto a incrementar en forma progresiva la superficie de las áreas públicas verdes y abiertas en la ciudad de Rosario hasta superar los 12 m2 por habitante, indicados por la Organización Mundial de la Salud, transformando a la ciudad en un ejemplo en relación a iguales valores de otras ciudades de América.

El sistema de espacios públicos abiertos desempeña una función estructural en la organización espacial de la ciudad y del territorio, siendo considerados por las políticas de la gestión pública como espacios de convivencia, encuentro, integración e intercambio. No se trata solo de una acción fundada en un criterio de cantidad, sino también de calidad. Todas estas condiciones hacen de este sistema uno de los que reviste más transcendencia para el desarrollo de la ciudad, de acuerdo a los propósitos definidos por el Plan Urbano.