Emergencias

26/02/2016

Temporal: hay anegamientos temporarios y árboles caídos

Rosario y la región están bajo alerta meteorológico. Cayeron 99 milímetros y hubo ráfagas de hasta 76 km/h. Desde Defensa Civil se pide circular con precaución y no salir si no es necesario.

Rosario y parte de la región están bajo alerta meteorológico desde la madrugada por tormentas fuertes. Hasta las 3 habían caído 15 milímetros de agua, indicó el Servicio Meteorológico Nacional. Pero entre esa hora y las 9 cayeron sobre la ciudad 84 milímetros, lo que produjo anegamientos temporarios por obstrucciones de bocas de tormenta. Además, se registraron vientos del sudoeste de hasta 67 kilómetros por hora.

El subdirector de Defensa Civil, Gonzalo Ratner, señaló que hasta las 9 se habían registrado denuncias por 4 árboles caídos debido a la tormenta.

Además, señaló que los anegamientos por obstrucción de bocas de tormenta en distintas arterias de la ciudad por el momento son considerados temporarios, ya que en su mayoría se deben a agua acumulada por la abundante precipitación caída en pocos minutos.

En algunos sectores ingresó agua a las viviendas, por lo que se pide a los conductores circular despacio.

Desde el municipio se reitera la recomendación de no salir a la calle si no es necesario y asegurar elementos que puedan volarse en balcones, patios y terrazas ya que se pueden registrar fuertes ráfagas de viento. No sacar residuos. Para denuncias, comunicarse con el número 103.

El Servicio Meteorológico Nacional renovó el alerta para parte del centro del país, donde se registran tormentas de variada intensidad desde anoche.

Hasta las 16:30, están bajo alerta el norte de la provincia de Buenos Aires, incluyendo la Ciudad Autónoma y el Río de la Plata, el sudoeste, centro y norte de Córdoba, sur de Corrientes, Entre Ríos, sur de Santiago del Estero yla provincia de Santa Fe. 

Según el SMN, sobre dicho área se desarrollan lluvias y tormentas de variada intensidad, algunas pueden ser localmente fuertes, acompañadas de importante actividad eléctrica, fuertes ráfagas, caída de granizo y abundante precipitación en cortos períodos de tiempo.

Obras y tareas preventivas para mitigar los efectos de El Niño

En septiembre de 2015, la Municipalidad lanzó el plan preventivo por el Fenómeno de El Niño anticipándose a las fuertes tormentas que posteriormente llegaron a la ciudad y región. De esta manera, comenzaron a trabajar integrantes de la Junta Municipal de Defensa Civil, compuesta por funcionarios, concejales y equipos técnicos de diversas áreas para coordinar acciones preventivas ante lluvias intensas. 

El Plan Hidráulico y el Plan de Contingencia que elaboró el municipio permitieron justamente mitigar las consecuencias de estas fuertes tormentas relevando los puntos críticos y adecuando drenajes a cielo abierto ante los anegamientos producidos por este fenómeno climático.

A todos los trabajos que ya se venían realizando desde el área de Defensa Civil, se sumaron tareas de canalizado y desobstrucción en distintos puntos de la ciudad, con el aporte de maquinarias y caños de hormigón que aportó la provincia.

En los barrios

Al mismo tiempo, equipos técnicos de distintas áreas fueron realizando tareas operativas e informativas en barrios considerados vulnerables ante un fuerte temporal: Stella Maris, La Bombacha, Las Flores y Nuevo Alberdi. En estos barrios se llevó a cabo un censo de las familias y se trabajó en la divulgación y concientización sobre los efectos del paso de El Niño, acción que se realizó casa por casa y en establecimientos educativos.

Se realizaron también acciones de mejoramiento en desagües a cielo abierto pertenecientes al barrio Puente Gallego, donde se visitaron a alrededor de 80 familias que se encuentran en los lugares con más riesgo de anegamientos.

Vale la pena destacar que el personal especializado de Defensa Civil no sólo asistió a los vecinos de la ciudad durante estos meses de fuertes temporales, sino también se trasladó a localidades que sufrieron fuertes consecuencias, como Sanford, con equipos electrógenos, reflectores y bombas de achique y de extracción para el desagote del agua acumulada por las últimas lluvias.

Las obras

En estos cuatro años de gestión se han realizado obras hidráulicas en diferentes barrios de la ciudad que resultan primordiales a la hora de estar preparados ante un fenómeno climático.
Así la Municipalidad ha llevado adelante diferentes obras pluviales para mejorar el escurrimiento de agua. Las obras incluyen la construcción de nuevos conductos de desagües, el saneamiento y la readecuación de los ya existentes y la canalización y el drenaje a cielo abierto, entre otras.

Estas obras permiten recoger y transportar el agua residual, que ayuda a que no se acumule agua en la superficie y su tratamiento y evacuación produzca el mínimo impacto ambiental. 

La construcción y readecuación de conductos de desagües pluviales incluyó en el distrito norte a Barrio Industrial (desde calle Gorritti hacia avenida Sabin), Nuevo Alberdi (por calle Bouchard, desde el arroyo hasta J.J. Pérez y  por calle Baigorria, desde el arroyo hasta las calles Pérez, Ciudadaela y Pozos). En Pacheco se trabajó por calle Salvat y también se realizaron obras de desagües en Casiano Casas y España Chica. Y en el Sudoeste en los barrios Antártida Argentina, Acindar y San Francisquito.

En el distrito Noroeste se realizó la ejecución de captación directa al Emisario 10 en Morrison y Colectora, que permite captar agua directamente sin necesidad que atraviese la alcantarilla existente en Circunvalación y se llevó adelante la canalización del arroyo Ludueña entre la autopista a Córdoba y Rosario.

En Fisherton el conducto intervenido va desde calle Malabia hasta el arroyo Ludueña. También se realizaron adecuaciones de zanjas.

En el Emisario 28, el proyecto abarca 89 hectáreas y el objetivo es el saneamiento de un importante sector de la zona noroeste, delimitado por el arroyo Ludueña al oeste, Juan B. Justo al norte, Donado al este y Juan José Paso al sur.

Este sistema se integra con un conducto troncal emplazado en las calles Génova y Colombres y los conductos secundarios Acevedo, García del Cossio, Olmos, Wilde, García del Solar, Tarragona, Sánchez de Loria, José Ingenieros y La República.

En Empalme Graneros las obras de saneamiento incluyen el sector comprendido por Juan B. Justo y Génova, Cabal, Juan J. Paso y avenida Circunvalación. En los barrios Tango y Floresta, se realizará la recanalización y ampliación de las alcantarillas correspondientes por calle Miglierini, entre autopista a Córdoba y Rosario y las colectoras. Se suman a estas obras la rectificación del canal desde calle Nochetto hasta Pugliese, lo que permite mitigar las inundaciones en estos barrios. Tanto allí como en Los Pumitas, El Mangrullo, Las Flores Sur y Puente Gallego, se realizarán también adecuaciones de zanjas.

Medidas de precaución ante fuertes lluvias
  • Evitar dejar residuos en la vía pública ya que en caso de lluvias y vientos pueden tapar bocas de tormenta y desagües.
  • Se recuerda el número telefónico para informes y reclamos en materia de higiene urbana:0800 444 3265, que funciona de 8 a 18.
  • En caso de observar cortes de luz en la calle, las fallas deben comunicarse a la Dirección de Alumbrado Público a través del teléfono gratuito 0800 888 4334 o vía web en www.alumbradorosario.com.ar, las 24 horas.
  • Ante árboles caídos por efectos climáticos, los informes deben remitirse a Defensa Civil (teléfono 103).
  • Se recomienda también evitar permanecer al aire libre en circunstancias climáticas adversas. Tampoco es recomendable resguardarse bajo los árboles ni tocar postes, cajas de luz o cables en la vía pública.
  • Evitar circular por calles inundadas. Si se lo hace, circular despacio, con luces de posición y siempre con cinturón de seguridad.
Teléfonos de emergencias más útiles
  • Defensa Civil: 103
  • Policía: 911
  • Bomberos: 100
  • Salud: 107
Sobre el  fenómeno El Niño

Según el Servicio Meteorológico Nacional, la zona del Litoral argentino puede recibir fuertes tormentas durante los próximos meses. El fenómeno climatológico obedece al estado de la Corriente del Niño y existe una probabilidad cercana al 100% de que fuertes precipitaciones lleguen a la zona en ese período.

Para tomar dimensión y de acuerdo a la magnitud prevista, estaría entre los 4 Niños más fuertes de los últimos 50 años (72/73, 82/83 y 97/98). Es por eso que se esperan copiosas lluvias, no sólo en el Litoral, sino también en la región Pampeana y noreste de la Patagonia.

En años Niño, las mayores precipitaciones suceden en primavera y verano y representan más lluvias de lo normal. Tomando los Niños fuertes, se observa para los meses de primavera verano precipitaciones superiores a las normales en la mayor parte de la región pampeana y el Litoral.

Los informes meteorológicos para esas fechas, según información de la Secretaría de Ciencia Tecnología y Producción dependiente del Ministerio de Defensa de la Nación, indican una mayor probabilidad de ocurrencia de precipitaciones más intensas de lo normal para la zona que incluye a Rosario y su región.

Obras hidráulicas by Municipalidad de Rosario

 

Emergencias