Intendencia

28/03/2016

Se rindió homenaje a trabajadores municipales víctimas del terrorismo de Estado

La intendenta Fein y el secretario del Sindicato Antonio Ratner presidieron el acto realizado en el patio del Palacio de los Leones, donde quedó instalada una placa en recuerdo de los 15 empleados.

El Palacio de los Leones se transformó, en la mañana del lunes 28 de marzo, en un espacio para la memoria. En el marco de un sentido homenaje, se recordó a 15 empleados municipales desaparecidos o asesinados por el terrorismo de Estado y cuyas historias fueron recuperadas a partir de un paciente trabajo realizado por sus pares y plasmado en un placa con sus nombres que quedó instalada en el patio del edificio de Buenos Aires 711.

La ceremonia fue presidida por la intendenta Mónica Fein y el secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario, Antonio Ratner.

En la ocasión, Fein recordó “a los compañeros y compañeras que sufrieron la persecución de la dictadura cívico militar”. Luego hizo un repaso de las distintas actividades conmemorativas que se desarrollaron en la ciudad bajo el lema Rosario, ciudad con memoria, entre las que destacó “la vigilia en el Monumento donde el pueblo tomó el pañuelo de las Madres y lo fue llevando en andas, demostrando que ése es un anhelo colectivo que está en el corazón de la ciudad”.

“Y estuvimos todos en la marcha diciendo esta es una ciudad que tiene memoria. Esa memoria es un compromiso de ayer, pero también de hoy y mañana, con todos los actores que han luchado durante tantos años y desde tantos lugares para contribuir a la memoria, la verdad y la justicia y para exigir que los juicios continúen y la verdad se sepa", manifestó la titular del Ejecutivo local, a la par que agregó: "Y es un compromiso con el hoy. Porque en esta ciudad queremos decir que los trabajadores públicos son un ejemplo; aquí no hay ñoquis, aquí hay trabajadores públicos a quienes respetamos y honramos todos los días”.

Y, en este sentido, subrayó: “Nos preocupa y mucho, no sólo el despido de compañeros, sino la idea de que la gestión pública está unida a los ñoquis. Acá está el Estado, el que cura, cuida, protege, el Estado que debe estar cerca. Cuando se denigra a un trabajador del Estado se denigra al Estado en su conjunto, por eso hay que ser muy cuidadoso porque se pone en juego el rol del Estado”, en tanto enfatizó: “Aquí, todos juntos, queremos decir que vamos a estar defendiendo al Estado”.

Finalmente, la titular del Ejecutivo local manifestó que “a 40 años del golpe cívico militar tenemos que reflexionar, entender que necesitamos sumar a todos los que quieren esta memoria, esta verdad y esta justicia, a todos los que se quieran sumar y sumar a las nuevas generaciones, porque vamos a necesitar el compromiso de los más jóvenes para darle continuidad a este reclamo y darle a todos y todas, y especialmente a los que no están hoy, la garantía de que en esta ciudad, en este país, va a haber memoria, verdad y justicia”.

A su turno, Antonio Ratner dijo que “éste es un espacio permanente de recuerdo a estos compañeros que por pensar diferente, por entender que había modelos diferentes, por comprometerse en la lucha por una vida mejor para ofrecerles a sus compañeros, perdieron la vida a mano de esa dictadura sangrienta”.

“Hoy podemos ver que los diarios de la época justificaban ese golpe. La Nación decía que era un golpe cívico militar porque era anunciado y daba las explicaciones para que quien leyera la nota supiera que era un golpe necesario”, expresó el sindicalista.

Luego de hacer una reseña de los condenados en los juicios por la verdad, Ratner lamentó que todavía “no tenemos un empresario condenado de aquellos que se abusaban y denunciaban a sus delegados, quienes luego fueron víctimas de este proceso militar”, para seguidamente afirmar: “La memoria no es sólo para recordar a nuestras víctimas, la memoria es para que nunca más vuelva a pasar esto en nuestro país”.

Por su parte, Yamile Baclini, del área de Desarrollo Humano, Educación y Capacitación del Sindicato de Trabajadores Municipales, reflexionó sobre el significado del acto y pidió “mantener la memoria activa para decir Nunca Más. Nunca más persecuciones; nunca más tortura; nunca más perseguidos políticos; nunca más robos de bebés o sustitución de identidad. Qué nunca más haya una madre o una abuela que no sepa donde esta su hijo, su hija, su nieto, su nieta”.

Otra voz que se escuchó fue la de Sebastián Francesio, hijo del doctor Jorge Luis Francesio, desaparecido el 1 de septiembre de 1977, quien apuntó que “este año están previstos cerca de 15 juicios por la verdad en la Provincia y tres de ellos en Rosario", y en este sentido agregó: "Vistas ciertas actitudes del gobierno nacional, tenemos dudas o temores de cómo van a continuar estos juicios, acerca del rol querellante del Estado representado por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, sumados a los despidos que se producen en áreas clave para la prosecución de los juicios”.

“Trabajamos para que juicio y castigo sea una realidad y no una consigna y vamos a seguir con estas luchas para continuar con los juicios”, expresó Francesio y aseveró: “En el año '76 la Argentina tenía 5 millones de trabajadores sindicalizados y por esto no es casual que seis de cada diez compañeros desaparecidos eran trabajadores”.

Un recuerdo permanente

En el acto, Fein y Ratner descubrieron una placa que se encuentra emplazada en el patio del Palacio de los Leones, donde están grabados los nombres de 15 trabajadoras y trabajadores municipales que fueron asesinados y/o desaparecidos por el terrorismo de Estado:

  • Hugo Trujillo. Asesinado el 25 de abril de 1975. Integraba la Dirección de Parques y Paseos, Contaduría, Dirección de Finanzas, Comercio e Industria y Computación y Métodos.
  • Marta Diez. Desaparecida el 15 de mayo de 1977. Trabajaba en la Biblioteca Argentina Juan Álvarez.
  • Constantino Razzetti. Asesinado el 13 de octubre de 1973. Vicepresidente del Banco Municipal de Rosario.
  • Rodolfo Usinger. Asesinado el 6 de julio de 1976. Integrante del Observatorio, Planetario y Museo Experimental de Ciencias.
  • Analía Minetti. Desaparecida el 6 de marzo de 1977. Trabajador de la Dirección de Estadística.
  • Eduardo Favario. Asesinado el 11 de octubre de 1975. Artista plástico de la Municipalidad de Rosario.
  • Raúl Bustos. Desaparecido el 17 de mayo de 1977. Trabajador de la Biblioteca Argentina Juan Álvarez, prensa del Palacio Municipal.
  • Pablo Osorio. Desaparecido el 22 de noviembre de 1977. Se desempeñaba en Abastecimiento y Mercado.
  • Carlos Alberto Seminario Preciado. Secuestrado en 1977. Odontólogo del Centro de Salud San Vicente de Paul (Puente Gallego).
  • María Cristina Rolle. Desaparecida 1 de octubre de 1977. Trabajadora de la Secretaría de Salud Pública.
  • Eduardo Kozameh. Asesinado el 12 de septiembre de 1974. Médico del Hospital Carrasco
  • Jorge Luis Francesio. Desaparecido el 1 de septiembre de 1977. Médico pediatra del Hospital de Niños Víctor J. Vilela. Director General de Hospitales.
  • José Luis Acosta. Desaparecido el 20 de agosto de 1977. Trabajador del Hospital de Niños Víctor J. Vilela.
  • Olga Pataccini de Rimada. Desaparecida el 3 de diciembre de 1976. Integraba la Dirección de Saneamiento Ambiental en la Secretaría de Salud Pública.
  • Luis Alberto Pell Román. Desaparecido el 17 de mayo de 1977. Se desempeñó en la Dirección de Bromatología y Dirección de Veterinaria.

 

Intendencia - DDHH

 

Lugar

Palacio Municipal de Rosario | BUENOS AIRES 711 0 | Ver en el mapa

+ Info

El acto finalizó con la participación del cantautor Norberto Puntonet, que interpretó a manera de homenaje un tema de su autoría Donde está mi amigo.

Participaron del acto la Madre de Plaza 25 de Mayo Norma Vermeullen, el Obispo Emérito Federico Pagura, el diputado por el Mercosur Agustín Rossi, los diputados nacionales Eduardo Seminara y Marcos Cleri, las diputadas provinciales Alicia Gutiérrez y Verónica Venas, los secretarios de Gobierno Gustavo Leone, General Pablo Javkin, y de Hacienda y Economía Santiago Asegurado, así como la directora del Museo de la Memoria, Viviana Nardoni.

También estuvieron presentes las concejalas Norma López y Marina Magnani y su par Eduardo Toniolli, el secretario y el subsecretario de DDHH de la Central de Trabajadores de la Argentina, Victorio Paulón y Ramón Verón, entre otras organizaciones de Derechos Humanos y trabajadores municipales.