15 de julio

Juventud

Desarrollo social
Convivencia

Chicas y chicos de toda la ciudad se encontraron en un nuevo Galponeando

Jóvenes que asisten semanalmente a diferentes espacios socioeducativos del municipio se dieron cita en el Centro de la Juventud para disfrutar de una tarde entre pares.

El sonido de batucada se alcanzaba a escuchar más allá de las paredes del galpón ubicado en avenida Belgrano y San Martín. Eran los jóvenes de los centros de convivencia barrial (CCB) Nuevo Alberdi, Los Cedros, La Esperanza, Emaús, Ludueña Norte, Ludueña Sur, Tablada, Flamarión, Itatí, Santa Lucía y 23 de Febrero, y de los Puntos Digitales Oeste y Noroeste, quienes se encontraron a intercambiar experiencias a la vera del río Paraná y se animaron a sacarle sonidos a los bidones de agua con que se armó el espacio de percusión, que empleaba recursos sustentables como instrumentos musicales.

En el marco de una nueva edición de Galponeando, cada rincón del lugar albergaba a distintos grupos de chicas y chicos dispuestos a compartir una actividad en cada una de las postas que se desarrollaban en simultáneo. Así, hubo un espacio de encuadernación, otro de juegos -con metegol, tejo, ping pong y un ajedrez gigante- y un sector de mural para quienes quisieron sumarse a pintar y dibujar. Asimismo, la posta Latir en celeste y blanco proponía diseñar diferentes objetos en estos colores en alusión al Bicentenario de la Independencia argentina, para luego ser exhibidos en un móvil que colgaba del techo.

Dejá tu huella, por su parte, permitió a cada joven dejar el registro de su estadía en el galpón, poniéndose unas zapatillas especiales que se coloreaban con pintura para dejar sus huellas estampadas en una gran tela. En otro espacio pudieron acceder al mundo de los malabres, y en el de ritmos, armado al aire libre a un costado del galpón, se los invitaba a mover el cuerpo al son de diferentes estilos musicales y aprendiendo coreografías.

En la oportunidad, el coordinador del Centro de la Juventud, Emanuel Vaskas, comentó que en el marco de las vacaciones de invierno se realiza por quinta vez esta propuesta, en la que "confluyen las diferentes identidades que se reflejan en cada territorio", a la par que señaló: "Si bien como municipio generamos un soporte y aportamos herramientas para la organización, este encuentro en verdad lo generan los mismo jóvenes, por eso se va renovando con sus identidades, con sus propuestas, con lo que cada uno piensa y proyecta. Cada espacio está fuertemente intervenido por los jóvenes, más allá de que haya algún referente que marque algunos ejes".

En este sentido, Carolina Cardozo, coordinadora territorial de la Dirección de Juventudes, agregó que "la idea es que haya un espacio común en el que los jóvenes puedan transitar todos juntos, que puedan confluir en un lugar común, circular libremente por todos los espacios y sumarse al que cada uno desee". Además, destacó que hay espacios que están liderados por los mismo jóvenes.

De la actividad participaron, además, la secretaria y la subsecretaria de Desarrollo Social, Laura Capilla y Mónica Peralta, y el director de Juventudes, Guillermo Lasala. 

Una nueva oportunidad 

En esta nueva edición de Galponeando, también estuvieron presentes jóvenes que se capacitan en el marco del Programa Nueva Oportunidad, quienes compartieron con todos los presentes sus aprendizajes en las capacitaciones de peluquería y de panificación. De esta manera, algunos ofrecían peinados y cortes de cabello, en tanto que otro grupo invitaba a participar de la elaboración de pepas de batata, membrillo y dulce de leche, que luego serían compartidas con quienes se acercaron al encuentro.

Una de las encargadas de compartir su experiencia fue Cintia, quieen tiene 20 años y participa del curso de capacitación en peluquería que brinda el Centro de Convivencia Barrial Itatí, en el marco Nueva Oportunidad. Mientras peinaba a otra joven que se acercó al Galpón, comentó que ella y sus compañeras disfrutan mucho del curso, en el que no sólo aprenden un oficio, sino que además tienen un espacio para charlar, compartir sobre sus vidas y distenderse. Y manifestó: "Para los que no tienen trabajo y no tuvieron la posibilidades de estudiar, esta es una oportunidad que nos ofrecen para aprender un oficio y para tener la posibilidad de trabajar el día de mañana".

En tanto, Yamila, de 16 años, participa de la capacitación en panificación que se desarrolla en la Agroindustria del Centro. Ella vive en el distrito Oeste y a través del CMD se enteró del programa. Empezó la capacitación en mayo y fue aprendiendo con sus compañeros a hacer pan casero, masa quebrada, tortitas negras, pepas de membrillo, dulce de leche o batata, tartas toffi, pizas caseras, y alfajorcitos de maizena, entre otros. 

Más tardes en el Galpón

Entre el miércoles 13 y el viernes 15 de julio, de 14 a 17, los jóvenes de Rosario pueden acercarse al Galpón Centro de la Juventud a participar de diferentes propuestas de esparcimiento, juego, música y baile, en encuentros de un tenor similar al de la jornada que se desarrolló hoy. De modo tal que quienes no pudieron participar del Galponeando, puedan acercarse en los días siguientes para participar de estas jornadas juveniles.

Cabe recordar que el nombre de la actividad, Galponeando, se inspiró en un ocurrente neologismo verbal surgido de los mismos jóvenes que transitan por el Galpón de la Juventud y participan en sus diferentes talleres, muestras y capacitaciones.

Galpón de las juventudes

BELGRANO GRAL. MANUEL 950 0
Lunes a viernes de 8 a 20 hs. Enero y febrero (ver

Tel. 4802557/714 \ juventud@rosario.gov.ar \ http://www.rosariomasjoven.org.ar