19 de octubre

Prevención

Vacunación
Salud
Campañas
Distritos

La campaña de prevención de la hepatitis se mudó al CMD Sudoeste

Se colocaron vacunas; se controló talla y peso y se realizaron extracciones de sangre en el minimunicipio ubicado en avenida Francia 4435, en el marco de las acciones de concientización.

El jueves 4 de agosto, en el marco del “Día Mundial contra la Hepatitis” que se conmemoró el pasado 28 de julio, el Centro Municipal Distrito Sudoeste fue escenario de distintas actividades de prevención contra la hepatitis B.

Esta campaña hace hincapié en que, en general, la hepatitis sigue siendo desconocida como amenaza sanitaria en gran parte del mundo. Y tiene como principal objetivo, pasar de la sensibilización al compromiso y la acción, a fin de afrontar la “epidemia silenciosa” de la hepatitis viral.

Se aplicaron 120 dosis de vacunas contra la hepatitis B, y se realizaron 60 controles de peso y talla y 50 extraciones de sangre que permitirán la detección de esta enfermedad, además de VIH y Sífilis. También se inició con la informatización de datos referidos a libretas de vacunaciones anteriores, reuniendo así datos sueltos y recuperando el calendario de cada paciente. 

Cabe destacar que la vacuna contra la hepatitis B, es obligatoria y gratuita. Se coloca en tres dosis y está disponible en cualquier efector público de la provincia de Santa Fe. 

Los vecinos se comprometen

Laura y su hijo son vecinos del Sudoeste que se acercaron y participaron tanto de la detección de Hepatitis C, como así también de la dosis de vacunación contra la hepatitis B.

La vecina destacó que “es muy importante generar conciencia entre la población en lugares como un Distrito porque los vecinos que no frecuentamos la zona centro muchas veces no nos enteramos de este tipo de actividades".

Y agregó respecto a la campaña que “me voy muy contenta porque mi hijo fue informado de las formas de contagio y prevención desde un profesional de la salud”.

Informados podemos prevenir 

Los virus de la hepatitis A, B, C, D y E pueden causar infección e inflamación grave y crónica del hígado, que a su vez puede dar lugar a cirrosis y cáncer del hígado. Estos virus representan un importante riesgo sanitario mundial, reflejado en los 240 millones de personas que padecen infección crónica con el virus de la hepatitis B, y unos 150 millones con el de la hepatitis C.