20 de noviembre

Intendencia

Plan Abre

Plan Abre Familia: provincia y municipio inauguran nueva etapa en políticas sociales

La intendenta y el gobernador presentaron programa focalizado en núcleos familiares de los sectores más postergados, con lo que se profundizará la ya fuerte presencia territorial del Estado local

La intendenta Mónica Fein acompañó en la mañana de este lunes 7 de noviembre al gobernador Miguel Lifschitz en la presentación del Plan Abre Familia, modalidad que plantea una nueva etapa del consolidado Plan Abre a través de una estrategia de abordaje particularizada, enfocada en cada núcleo familiar de los sectores alcanzados por el programa integral de intervención en barrios. El lanzamiento tuvo lugar en la sala Rodolfo Walsh de la sede local de Gobernación, oportunidad en que la intendenta destacó la "larga historia en políticas sociales” de Rosario y remarcó que “a pesar de los cambios políticos que tuvo la Argentina en estos años, la profunda desigualdad no se ha solucionado y mucha gente no tiene acceso a los derechos básicos”.

Además del esfuerzo compartido de la provincia y el municipio, “el Estado tiene dos opciones ante esto”, dijo la mandataria y amplió: “Decirle 'depende de vos' o construir un nosotros para que juntos podamos resolver esa desigualdad. Por eso el Estado reorganiza sus políticas, crea los gabinetes sociales, trabaja para mejorar la articulación y requiere de las instituciones”.

Con el Abre, rememoró Fein, “comenzamos a abrir. Abrir calles, abrir los espacios públicos, abrir la idea de que el barrio podía cambiar, y hoy en los Consejos Barriales discutimos, pensamos, soñamos juntos, porque la construcción es nosotros. Y obliga a construir vínculos, vínculos permanentes, de confianza. Tenemos que construir juntos para que una familia reconstruya su confianza en el futuro y que sienta que no está sola”.

Estamos convencidos de que inauguramos una nueva forma de hacer política social”, afirmó luego la intendenta en relación a la nueva etapa del Plan Abre y sumó que “como lo hicimos hace muchos años, pero mirando el futuro. Sabiendo que tenemos que trabajar más juntos, sin divisiones de sectores, secretarías o instituciones, y pensarnos en comunidad para construir lazos, como lo hacemos en los 30 barrios donde está el Abre”.

El resultado de la falta de esperanza y de futuro es violencia, droga, la falta de oportunidad. Si nos involucramos todos estoy segura de que vamos a construir con el Abre Familia un nuevo proceso de política social para Argentina”, aseguró Fein.

Poner ojos, alma y corazón a las políticas sociales del Estado

El Abre Familia es ponerle ojos, alma y corazón a las políticas sociales del Estado, un Estado que llega no de manera burocrática, no de manera programática a cada familia, a cada ciudadano. Llega a través de trabajadores y trabajadoras, comprometidos con su tarea, con sus objetivos. Llega con una mano tendida, con un oído atento y con una palabra de esperanza, de apoyo, de solidaridad”, expresó por su parte el gobernador Lifschitz.

A veces nos dicen que el Estado no está presente en los barrios y quizá no se encuentre una ciudad con tanta presencia del Estado provincial y municipal en el territorio como es la ciudad de Rosario”, enfatizó el titular de la Casa Gris y en sintonía con la intendenta sostuvo que muchas familias no acceden a determinados derechos “porque hay situaciones de vulnerabilidad extrema, que quienes recorremos con habitualidad los barrios del Abre conocemos, y a ellos va destinado el Abre Familias”.

También, en el marco del debate que se plantea sobre los niveles de pobreza el gobernador reconoció que “no fuimos exitosos en esa materia y las políticas sociales de los diferentes gobiernos no lograron alcanzar ese objetivo en la medida que resulta necesario”.

Creemos que en una sociedad que no incluye no hay perspectiva ni posibilidades de desarrollo sustentable, entendiendo el desarrollo sustentable con equidad”, agregó Lifschitz.

Por eso nos animamos a dar este paso, para darle una oportunidad a miles de jóvenes, niños y niñas”, continuó y señaló que “reforzamos el presupuesto y avanzaremos en las ciudades de Pérez, Villa Gobernador Gálvez, Santo Tomé y Santa Fe. Y vamos a profundizar lo que venimos desarrollando ya en algunos barrios y ahora se trata de llegar a cada familia, y no se trata de llegar un día o una semana. De llegar con un camión o un colectivo a brindar servicios. Se trata de llegar y quedarnos los 365 días del año”.

En realidad ya estamos allí, en todos estos barrios estamos trabajando. Pero el objetivo es lograr una relación más humana, más directa, con más empatía entre los trabajadores sociales y las familias y jóvenes que viven en cada uno de estos barrios. Por todo esto el rol de los trabajadores del Estado es clave”, aseguró Lifschitz y les pidió “un nuevo compromiso, una nueva mirada para cambiar esa realidad, que se cambia con política, recursos y acciones programadas”, señaló.

Luego detalló el gobernador que el Abre Familia tendrá un presupuesto específico que permitirá “atender situaciones particulares de las familias involucradas, que permitan llegar con un emprendimiento productivo, garantizar la seguridad alimentaria, becas para estudios secundarios y universitarios, para instalar calefones solares que permitan tener acceso a agua caliente, para mejorar condiciones del hábitat, entre otras, que se dan en familias que viven en situación de vulnerabilidad social y de exclusión”.

Por último convocó “a todos y todas para lograr resultados en el mediano plazo y pensar que realmente la pobreza se puede derrotar en la Argentina”.

Con el Abre los cambios se ven

En tanto la secretaria de Desarrollo Social de la Municipalidad, Laura Capilla, reseñó: “El Abre surgió como desafío para relanzar las políticas sociales en la provincia, entendiendo que las problemáticas sociales debían abordarse de otra manera. Y así se plantearon líneas de acción: la infraestructura y lo urbano, entendiendo que el cambio en la calidad de vida y el mejoramiento en las condiciones materiales debían generar cambios reales en los barrios. Y con participación de las instituciones, junto a vecinos y vecinas”.

Por eso se construyeron espacios como las mesas barriales, hoy Consejos Barriales, para la participación de los vecinos, y allí el Abre fue tomando forma”, apuntó.

Hoy cuando caminamos los barrios, Santa Lucia, Villa Banana, Cerámica, Polledo, entre otros, vemos cambios. Hay nuevas calles, acceso a la luz y al agua. Más espacios comunitarios y esto nos invita hoy a redefinir y a pensarnos nuevamente con desafíos, por eso el Plan Familia”, agregó.

Y vamos a buscar a las familias, aquellas que necesitan de un acompañamiento más fuerte del Estado. Acompañamiento que nos permita construir lazos y que puedan desarrollar el ejercicio pleno de sus derechos. Y lo haremos con nuestros equipos, con los que estamos todos los días en el territorio”, refirió Capilla.

Por último invitó a “que Rosario y Santa Fe sigan siendo ejemplo en políticas sociales, políticas sociales que auntan a la inclusión pero que fundamentalmente apuntan a la integración social a través de la participación”.

Una nueva perspectiva: la familia

En tanto el ministro de Desarrollo Social de la provincia, Jorge Álvarez, sostuvo: “Vamos a poner los recursos sociales del Estado orientados a integrar a las familias. Y todo esto empezó cuando empezamos a trabajar de manera integral con los gabinetes sociales para mejorar la calidad de vida de los vecinos”.

“Hoy estamos dando una vuelta más enfocados en la familia y esto no quiere decir que antes no lo hacíamos, cuando trabajamos en fortalecer un club, un barrio, un centro de Salud, las escuelas y cada una de las intervenciones que nosotros tenemos en el Estado, desde lo cultural, desde el hábitat, estamos pensando en la familia, y hoy queremos golpearle la puerta y poder dialogar para acercarles las propuestas que tenemos desde el Estado”, subrayó.

El Plan Abre Familia

El Abre Familia se implementará en barrios donde ya se trabaja con el Plan, enfocando la actuación en familias con mayor vulnerabilidad.

Se hace hincapié en las funciones “que ya desarrollan los trabajadores en los territorios como agentes de cambio de un compromiso colectivo y que además acompañarán a familias en situaciones críticas”. Sumado a esto:

  • Se realizarán relevamientos a cada familia del Plan Abre
  • Se detectarán urgencias y habrá una actuación inmediata
  • Se analizará la información recabada y se diseñarán estrategias de carácter comunitario, institucional y familiar por parte de los equipos territoriales

Además se destacó a las organizaciones comunitarias de los barrios “que son aliados estratégicos para profundizar estas acciones”.

Participaron integrantes de los ministerios de Desarrollo Social, Educación, Salud, Cultura, Trabajo y Hábitat y las áreas equivalentes del municipio, además de organizaciones sociales, religiosas y empresariales.