22 de abril

Historias de vida

Distritos

‚ÄúParticipo porque me motiva tener un objetivo propio‚ÄĚ

Alicia es consejera del PP, comenzó su relación con la Municipalidad a través del pedido de pavimentación de su cuadra y desde entonces participa activamente en cada oportunidad.

Alicia Ozuna es de nacionalidad paraguaya y llegó a Argentina buscando una oportunidad de trabajo para tener una mejor calidad de vida. En los primeros años vivió en Buenos Aires, hasta que se enamoró de un rosarino, quien actualmente es su marido y padre de sus dos hijos. Alicia cuenta que el amor la trajo a vivir a la ciudad de Rosario, donde con su marido decidieron vivir y formar su propia familia. Tiene 48 años y vive hace 20 en el barrio Nuevo Alberdi. Cada vez que puede vuelve a Paraguay a visitar a su gente.

Con la humildad y sencillez que la caracteriza, cuenta que se acercó a la Municipalidad buscando propuestas para aprender a hacer cosas nuevas, y poder ayudar también en la mejoría de su barrio. Así llegó a las reuniones del Presupuesto Participativo, y luego se involucró en los encuentros de Consejo Barrial, otra instancia que cree muy importante para vincularse con los vecinos del barrio.

Se manifesta agradecida por lo que el municipio le ha brindado, a la par que agrega: "Escucho a muchas personas decir que no tienen nada para hacer, y yo los invito a que se acerquen a conocer las propuestas, así se alejan de la calle y aprovechan estas oportunidades para aprender a hacer cosas que los motive a tener un objetivo propio”.

También participa de las ferias de economía solidaria vendiendo los productos que hace ella misma, alfajores de maicena, tortas y otras cosas dulces. Con el propósito de tener un trabajo independiente realizó el curso del ABC para emprendedores ya que su deseo es lograr la habilitación de un carro móvil para luego vender sus productos en la vía pública, proyecto que sueña junto a una vecina.

Todo lo que ha hecho hasta ahora, y sigue haciendo en distintas instituciones del Distrito Norte, son siempre con la premisa de sumar conocimientos y de ayudar a que su barrio mejore, y afirma convencida que “en economía solidaria y en el curso de manipulación de alimentos me enseñaron mucho para poder tener mi propio emprendimiento”. "Y voy a hacer todo lo necesario para lograrlo”, concluye convencida.