18 de diciembre

Internacionales

Rosario fue distinguida por su destacado trabajo en Agricultura Urbana

El reconocimiento fue otorgado por la Organización para la Agricultura y la Alimentación de Naciones Unidas.

El coordinador del Programa de Agricultura Urbana, Antonio Lattuca presentó junto al director de Relaciones Internacionales, Sergio Barrios, un trabajo titulado «Rosario entre las 10 ciudades más verdes por el desarrollo de su agricultura urbana».

Durante el encuentro, realizado en la sala Intendencia del edificio ex Aduana, Barrios recordó que Rosario fue distinguida recientemente por la FAO (Organización para la Agricultura y la Alimentación de Naciones Unidas) entre las ciudades latinoamericanas y del Caribe por su destacado trabajo en Agricultura Urbana y que, en ese marco, es un gran honor presentar esta exitosa experiencia de gestión en el marco del Centro de Recursos Internacionales (CRI).

La exposición de Lattuca se basó en la reciente publicación realizada por la FAO donde se destaca la Agricultura Urbana como una estrategia innovadora para producir empleo en sectores juveniles, fundamentalmente en mujeres.

Lattuca resaltó que la labor de Rosario en agricultura urbana fue reconocida por la ONU como una de las 10 mejores prácticas del mundo para mejorar las condiciones de vida, reconocimiento otorgado a la experiencia local entre más de 700 iniciativas presentadas a nivel mundial.

Estuvieron presentes representantes de la asociación civil Red de Huerteros; del Colegio de Ingenieros Agrónomos; Facultad de Ciencias Agrarias; Universidad Nacional de Rosario e invitados especiales vinculados con la temática.

El Programa de Agricultura Urbana se inició en 2002 como parte de una estrategia para hacer frente a la crisis económica de 2001 que incluyó el desarrollo de diferentes emprendimientos de economía social.

Integra una red de huertas comunitarias que involucran en forma directa e indirecta a más de 2.000 familias. De esta manera, Rosario se constituyó en la ciudad de la Argentina que cuenta con mayor cantidad de emprendimientos de estas características, dando un perfil de ciudad productiva al recuperar terrenos baldíos ociosos en producción y además, evitando que se degraden, lo cual contribuye al ordenamiento del paisaje.

La agricultura urbana se encuentra entre estas alternativas que adicionalmente genera importantes beneficios sociales y ambientales para el conjunto de la ciudad.

Desde 2004, la ciudad celebra anualmente la «Semana de la Agricultura Urbana» y ha sido reconocida internacionalmente como un ejemplo de la buena integración de la agricultura en el desarrollo urbano.

Según el documento elaborado por los expertos de Naciones Unidas, Rosario es una de las pocas grandes ciudades de América del Sur que han incorporado plenamente la agricultura en su planificación del uso del suelo y en las estrategias de desarrollo urbana en más de 25 hectáreas de huertas y parques huertas y 75 hectáreas más, reservadas para ampliar la actividad.

Adicionalmente, el Programa de la Agricultura Urbana fue incorporado como uno de los ejemplos de creación de Empleos Verdes en el Mundo para UNDP/PNDU-ONU en su Libro: Empleos Verdes de la Mujer y la Juventud: ¿Qué pueden hacer los gobiernos locales?

El Programa de Agricultura Urbana integra a cientos de vecinos en la generación de emprendimientos sociales de producción y elaboración de alimentos mediante técnicas ecológicas, destinados al consumo familiar, comunitario y al mercado.

Contribuye a la integración social, la superación de la pobreza, el mejoramiento del hábitat y el ambiente urbano. Posibilita, además, redes solidarias de producción, circulación y consumo de alimentos sanos.

Con el objetivo de colaborar con los productores en la comercialización de sus productos, desde el año 2002 se han instalado ferias de verduras y artesanías como espacios de encuentro entre productores y consumidores para beneficio de ambos. En ellas se comercializan productos de excelente calidad, naturales, artesanales, de comercio justo y solidario.

En esta etapa la superficie destinada a la producción de alimentos, plantas aromáticas, medicinales y ornamentales ha superado las 25 hectáreas. Además, la agricultura urbana pone a disposición de la vecinos y vecinas más de 75 hectáreas recuperadas y acondicionadas para la recreación, deporte y esparcimiento.

Los protagonistas en los Parques Huertas y espacios productivos son 280 huerteros y huerteras de Rosario que producen a nivel comercial a la par de otros 1.800 que lo hacen para autoconsumo, junto a más de 100 jóvenes que se incorporaron en el trabajo y aprendizaje de la agricultura urbana y la agroecología, por medio de las capacitaciones ofrecidas a toda la comunidad. Juntos producen y transforman más de 150.000 kilos de verduras y 5.000 kilos de plantas aromáticas y medicinales anuales, bajo técnicas de producción agroecológica.

En estos espacios han recibido y capacitado a contingentes de alumnos de distintos ámbitos educativos (pre-escolar, primario, secundario, universitario-científicos, gubernamentales), locales, provinciales, nacionales e internacionales, interesados en el desarrollo de la Agricultura Urbana y la Agroecología. Se consolida el trabajo en Huertas Educativas (a partir del trabajo permanente con más de 40 escuelas de la ciudad).

Más de 250 contingentes de diversas partes del país y del mundo pasaron por estos espacios. El Programa de Agricultura Urbana tiene proyección local, nacional e internacional, la experiencia ha tejido sólidos lazos de intercambio y capacitación en estos tres niveles.