18 de noviembre

Obras

Intendencia

Avanza la construcción del Aliviador III del arroyo Ludueña en el distrito Norte

El túnel de 5 metros de diámetro y 12 de profundidad se construye bajo la avenida Sorrento y ayudará a prevenir inundaciones ante crecidas extraordinarias en distintos sectores de la ciudad.

La intendenta Mónica Fein y el gobernador Antonio Bonfatti recorrieron en la mañana del jueves 31 de julio las obras del Aliviador III, un conducto subterráneo que se está construyendo debajo de avenida Sorrento, desde el arroyo Ludueña hacia el Este, para evacuar los excedentes hídricos de este curso de agua hacia el río Paraná. Con esta obra se podrán prevenir inundaciones ante crecidas asociadas a eventos extraordinarios en distintos sectores de la ciudad comprendidos en toda la cuenca del arroyo Ludueña.

Tras recorrer, en compañía del gobernador, parte del conducto que se está construyendo a una profundidad de 12 metros, Fein expresó su satisfacción por el avance de la obra, a la que consideró “un orgullo” para la ciudad. “El municipio tiene proyectos de varios aliviadores, pero se necesita la inversión y la decisión política para hacerlos”, señaló la intendenta, quien además remarcó que el Aliviador III “es una obra inmensa, que queda enterrada, de casi cinco metros de diámetro, de casi 2.300 metros de extensión”.

La titular del Ejecutivo local ponderó “que el gobierno de la Provincia haya tomado la decisión de hacer la inversión necesaria para la concreción de esta obra, que no se va a ver, pero que va a resolver el problema y el temor de inundación de muchísimas familias y además va a mejorar el drenaje de las aguas en la ciudad”.

Por su parte, el gobernador Antonio Bonfatti explicó que “la obra, que está a doce metros de profundidad, es de las que no se ven, que están escondidas, pero que van a resolver definitivamente el problema de varios barrios de la ciudad, fundamentalmente de Empalme Graneros”.

“Ésta es la obra del Aliviador III, que tiene un trayecto de casi dos kilómetros y medio, y tubos de un diámetro de 5 metros. Tuvimos la posibilidad de caminar allí adentro, una experiencia que uno nunca experimentó. Ha sido muy interesante, que no tenemos todos los días”, precisó Bonfatti.

El gobernador aprovechó para “felicitar a los que hicieron el proyecto de ingeniería”, porque “no es fácil imaginar en una ciudad cómo se puede hacer este tipo de cosas”, aseguró, debido a los “muchos inconvenientes que se presentan, como el agua que permanentemente va drenando”.

Por todo esto, Bonfatti se manifestó “contento, porque es una inversión de más de 100 millones de pesos con la que damos respuestas a la población de Rosario”. Además, indicó que “la obra está avanzando a buen ritmo, ya que va creciendo entre 130 y 150 metros por mes”, previéndose su finalización para los meses de julio y septiembre del año próximo.

Detalles de la obra

El Aliviador III tendrá su embocadura en el arroyo Ludueña aguas abajo del puente de avenida Sorrento. El conducto se edifica con el sistema conocido como Tunnel Liner, que consiste en la construcción de conductos subterráneos mediante arcos (dovelas) de acero galvanizado unidas mediante bulones, dando forma a un conducto, en este caso, de 5 metros de diámetro. Ese armazón se recubre luego con hormigón armado. La traza del conducto se desarrolla por avenida Sorrento hacia el este, conectando con el emisario 12, con una longitud de aproximadamente 2.300 metros.

La descarga en el arroyo Ludueña se ubicará en el tramo comprendido entre los puentes de calle Nansen y avenida Frondizi, aproximadamente 400 metros aguas arriba de la desembocadura del arroyo en el río Paraná.

Actualmente se han realizado 14 pozos a lo largo de avenida Sorrento, con una separación de unos 200 metros entre cada uno. En cada perforación se inicia un frente de obra en dirección hacia los pozos vecinos, dando forma al conducto con las secciones de chapa y el hormigonado. A la fecha, ya se han instalado 640 metros lineales.

Al mismo tiempo se realizan galerías drenantes, cuya función es permitir el avance de las excavaciones verticales y horizontales para la ejecución del conducto principal. Al momento hay realizados 400 metros lineales de galerías.

Los trabajos en la cuenca del arroyo Ludueña demandarán una inversión superior a los 100 millones de pesos, y se desarrollan en varios frentes: canalizaciones en el arroyo Ibarlucea; ejecución de la embocadura; mantenimiento de la presa de retención; limpieza y canalización de la desembocadura; e implementación del sistema de alerta temprana, entre otros.

La construcción del Aliviador III conducto Sorrento está a cargo de la unión transitoria de empresas (UTE) integrada por Obring SA y Edeca.

De la recorrida participaron el ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio; el presidente de Aguas Santafesinas SA, Sebastián Bonet; el secretario de Aguas, Alberto Daniele; la secretaria de Obras Públicas de la Municipalidad, Susana Nader; el coordinador de Gabinete, Néstor Trigueros; y técnicos de la empresa.