Control

19/12/2016

Se remitieron casi 50 rodados al corralón durante el fin de semana

Fue durante operativos nocturnos realizados en distintos puntos de la ciudad entre la noche del jueves y la madrugada del domingo. Por alcoholemia positiva, fueron incautados 27 vehículos.

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal llevó adelante controles preventivos en el tránsito nocturno entre el jueves 15 y la mañana del domingo 18 de diciembre. Las acciones fueron realizadas en colaboración con la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe con el propósito de promover el respeto de las normas de tránsito.

Los procedimientos se efectuaron en los puntos más concurridos en horario nocturno. Se remitieron 49 autos y motos, de los cuales 27 fueron casos de conductores con niveles de alcohol en sangre no permitidos para la conducción. El porcentaje más alto registrado fue de 1.73 gramos durante el sábado a la madrugada.

El resto de los traslados al depósito municipal obedece a situaciones en las que los conductores no pudieron acreditar en tiempo y forma la documentación requerida o bien, no cumplían con las exigencias en materia de seguridad vial.

Alcoholemia positiva

A lo largo del fin de semana se sucedieron 5 casos de alcoholemia positiva con elementos y circunstancias graves.

El sábado se registró un caso de alcoholemia de un hombre que fue hallado dormido en su VW Gol en 27 de Febrero y Dorrego. Fue testeado con el resultado de 1.56 gramos de alcohol en sangre. Se disponía a tramitar el carnet de conducir.

Otro caso sucedió en Colombres al 900. Personal policial dio con un auto que, tras perder el control, quedó dispuesto en la acera a contramano y perdió una rueda. Al conductor se le hizo el test de alcoholemia que arrojó 1.45 gramos.

En la mañana del domingo, mientras personal policial y municipal continuaba realizando tareas preventivas en puntos claves de la ciudad, tuvieron lugar tres situaciones graves. En Camino Aldao y Santa Fe, efectivos del Comando Radioeléctrico advierten a un Corsa detenido con dos ocupantes. El acompañante estaba visiblemente descompuesto. El conductor fue sometido a un test de alcoholemia que dio positivo con un nivel de 1.35 gramos.

En bulevar Oroño y Lamadrid se detectó un vehículo que hacía maniobras peligrosas. El conductor tenía 0.77 gramos de alcoholemia.

Finalmente, se presentó un hombre en la comisaría 5ª, que denunció que había protagonizado un siniestro vial. Cómo había conducido hasta allí se le practicó el correspondiente test que arrojó el resultado de 1.63 gramos de alcohol en sangre.

 

Control