18 de octubre

Salud

Se recibieron los análisis por la intoxicación en la cena de la UNR

Se detectó la presencia de la bacteria Escherichia Coli Enteropatógena, que podría deberse a una mala elaboración, manipulación y/o conservación de alimentos.

Tras la investigación realizada como consecuencia de la intoxicación que afectó a 114  personas que participaron de la cena organizada por la Universidad Nacional de Rosario el pasado 3 de diciembre, realizada en el Espacio Cultural Universitario (ECU, San Martín 750), la Secretaría de Salud Pública recibió el resultado de las muestras (coprocultivos) enviadas desde el laboratorio del Cemar al Instituto Malbrán de la ciudad de Buenos Aires, confirmando la presencia de la bacteria Escherichia Coli Enteropatógena.

La existencia de esta bacteria, causante de la ETA (Enfermedad Transmitida por Alimentos), se debería a una mala práctica en la elaboración y/o manipulación de los alimentos (como por ejemplo el emplatado, higiene de manos, etc), sumado a las altas temperaturas del lugar, las cuales no favorecieron la conservación de los mismos.

En aquel momento, a partir de las primeras notificaciones, se comenzó con las acciones de acuerdo al protocolo vigente de epidemiología, trabajando en conjunto con el Instituto del Alimento, contactando al 85 por ciento de las personas afectadas e informando sobre las pautas de alarma y medidas higiénico dietéticas. Los afectados manifestaron, entre otros síntomas, diarrea, cólicos, nauseas, vómitos y fiebre con una evaluación favorable.

Por su parte, desde el Instituto del Alimento se auditó el Espacio Cultural Universitario de la UNR y a la empresa encargada de la elaboración de los alimentos, donde se evaluó el estado del lugar, no pudiendo extraer muestras de los alimentos involucrados por no hallarse remanente de dicha elaboración.

La empresa encargada de la elaboración está habilitada como salón de fiestas y los servicios de catering sólo los puede ofrecer en su establecimiento. Desde el Instituto del Alimento, informaron que las empresas deben reportar los eventos para ser auditados, situación que no ocurrió en esta oportunidad. Las actuaciones corresponidnetes fueron enviadas al Tribunal de Faltas para que juzgue las sanciones correspondientes.

Además, desde el Instituto del Alimento reafirmaron que el ECU no reúne las condiciones adecuadas para la realización de este tipo de eventos.