17 de octubre

Salud

Control

Proceden al cierre de una parrilla y decomisan mercadería vencida en super

Personal municipal clausuró un local en zona sur que vendía alimentos en mal estado, en tanto se confiscaron medicamentos y productos prescritos en supermercado del oeste de la ciudad.

El mércoles 21 de diciembre fue clausurada una parrilla en zona sur, en tanto el día anterior se procedió al decomiso de gran cantidad de productos vencidos en un supermercado en el distrito oeste. Las acciones fueron llevadas adelante por la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana junto con el Instituto del Alimento de la Municipalidad de Rosario. “La prevención y el control en los comercios es una forma más de promover el cumplimiento de las normas que generar condiciones más seguras para todos los vecinos”, señaló el secretario Gustavo Zignago.

De acuerdo a datos oficiales, este miércoles, en el marco de un operativo de tipo integral realizado en la zona sur de la ciudad, se inspeccionó un local ubicado en bulevar Oroño al 3500 que funciona como parrilla y rotisería. Los inspectores detectaron 16 patas de ternera sin cocción y dos más en proceso de cocción cuya temperatura no era óptima para el consumo. También se secuestraron 8 paletas, 5 decenas de empanadas y 340 potes de chimichurri sin la debida fecha de elaboración.

Los alimentos que se vendían al público no reunían condiciones de trazabilidad, no estaban fríos y generaban un riesgo sanitario. Además, en el lugar donde se elabora la comida se verificó la existencia de cucarachas y suciedad. En consecuencia, se procedió a la clausura preventiva del local y la mercadería fue decomisada.

Cabe señalar que el material fue destruido en el frigorífico Mattievich por su peligrosidad y que fueron desinfectados los vehículos utilizados para su traslado.

Supermercado chino

En tanto, el martes 20 se efectuó un importante procedimiento en Felipe Moré al 3200, en un supermercado oriental. En principio hay que destacar que el domicilio de la habilitación municipal no coincidía con el de la fachada. Los inspectores que intervinieron advirtieron sobre la existencia de múltiples productos envasados que no reunían condiciones para la venta porque estaban vencidos.

En esta oportunidad, se decomisaron 18 kilos de artículos de copetín sin rotulación, 8 obleas, aceitunas,19 kechupt, 12 jugos, barritas de cereal y condimentos varios. Además, se secuestró gran cantidad de remedios que se comercializaban en el local, como Bayaspirina, Sertal y Buscapina.