17 de diciembre

Medio ambiente

Comprometidos con el ambiente, los rosarinos juntaron este año 47 toneladas de reciclables

Durante 2016 se concretaron 30 jornadas de Canjeamos por Naturaleza, con el eje puesto en la recuperación y reutilización de residuos. También se profundizaron otras propuestas sustentables.

Generar el hábito de la separación de residuos y el reciclaje es una de las principales metas de la ciudad a largo plazo. En los últimos años se profundizaron las acciones con nuevas propuestas para recuperar, reutilizar, reciclar y reducir la cantidad de desechos enviados a disposición final .

En este marco, el viernes 16 de diciembre en plaza San Martín culminaron las actividades ambientales del año organizadas por la Municipalidad con un encuentro que se llamó Feria de las R y que contó con los puestos de Canjeamos por Naturaleza, Rosario Repara y Los alimentos no se tiran.

“Decidimos ofrecer propuestas innovadoras para que más rosarinos adopten prácticas amigables con el ambiente. Hoy es importante que todos nos involucremos para tener una ciudad más limpia, ordenada y en equilibrio con el ambiente", destacó la secretaria de Ambiente y Espacio Público, Marina Borgatello.

Canjeamos por Naturaleza

Con 22 ediciones en distintos puntos de la ciudad y otras 8 en facultades -exclusivamente para el canje de papeles-, este año participaron 9.690 vecinos del tradicional intercambio sustentable.

Con un jardín vertical en mano y un jugo hecho con frutas recuperadas, María Laura, seguidora de los canjes, comentó: “Vine varias veces a canjear los reciclables que separo por cosas útiles, está muy buena la actividad y también es un evento para invitar a toda la comunidad porque, como nos decían los organizadores, al traer las cosas para reciclar les estamos damos empleo a gente que vive del reciclado”.

Aquellos vecinos que participaron de la actividad y lograron juntar un total de 47 toneladas de materiales reciclables, recibieron un producto sustentable a cambio. Durante el año se entregaron 3.676 bolsones de verduras agroecológicas provenientes de los parque-huerta de la ciudad, 857 jardines verticales fabricados por la Dirección de Parques y Paseos, 1.241 kits sustentables (con maceta, semillas y compost), y 1.461 frascos de mermeladas y conservas fabricadas por distintas cooperativas de la Economía Social.

De la misma manera, en conjunto con la Secretaría de Movilidad, se cargaron 3.479 tarjetas MOVI por un valor 104.370 pesos en viajes de colectivo.

Vale destacar que, desde que se lanzó en 2014, ya se realizaron 103 canjes en distintos espacios públicos de todos los distritos la ciudad con el eje puesto en la recuperación y reutilización de los materiales reciclables.


Rosario Repara

La novedad del año en relación a la recuperación de objetos fue Rosario Repara, una actividad que propone extender la vida útil de algunos productos como zapatos, prendas de vestir, aparatos eléctricos, bijouterie, bicicletas o libros. Es un intercambio solidario de conocimientos, entre reparadores y vecinos con objetos para reparar, que tiene como fin evitar la producción de residuos solucionando alguna rotura o desperfecto.

Según explicó la subsecretaria de Ambiente Cecilia Mijich, este encuentro está orientado a "concientizar a los ciudadanos de que los objetos tienen una vida útil pero que podemos aprovecharla al máximo y en eso, además, ahorrar cierto dinero". Durante el año se concretaron 6 encuentros y 166 objetos siguen en uso gracias a la propuesta.

Los alimentos no se tiran

En 2015, a través de una asesoría del Banco Mundial sobre el desperdicio de alimentos, se inició una campaña para poner en agenda dicha problemática y aprovechar al máximo los alimentos. Para ello, se diseñó una campaña con el lema Los alimentos no se tiran, que consiste en elaborar jugos con frutas recuperadas y entregarlos en el espacio público, para invitar a reflexionar sobre el tema.

Este año se realizaron 11 actividades de estas características con muy buenos resultados: se recuperaron 638 kg de frutas en tanto 3.690 personas pasaron por el stand y recibieron el mensaje.

Recolección de informáticos, pilas y aceite

La Municipalidad también ofrece otros servicios para la recolección de aquellos residuos que, por sus características particulares, deben recibir un tratamiento especial. Así, durante el año aún en curso, fueron 1.207 personas las que entregaron más de 32 toneladas de estos artefactos electrónicos en las jornadas mensuales de recepción de residuos informáticos (monitores, CPU, teclados, mouses, entre otros).

Quienes deseen entregar estos artefactos en desuso deben hacerlo el último viernes de cada mes en los centros municipales de Distrito (CMD) y los últimos sábados en la Secretaría de Ambiente y Espacio Público.

El aceite vegetal usado también es recolectado. A través de los receptáculos instalados en todos los CMD, se recolectaron 1.599 litros de este residuo. Por último, un total de 1.711 kg de pilas fueron depositadas por los vecinos en los pileros que se encuentran también en los centros distritales.

Recuperar, reutilizar, reciclar y reducir no son sólo palabras mencionadas al azar, apelan a un cambio de hábitos y un compromiso con el ambiente, con recuperadores urbanos y emprendedores sociales. Este año, se profundizaron actividades que persiguen este objetivo y se crearon nuevas, para que los rosarinos reflexionen sobre la problemática de los residuos y disminuya su producción consumiendo responsablemente.