18 de noviembre

Control

El municipio refuerza controles en accesos a la ciudad para prevenir ingreso de pirotecnia

En este marco se logró el secuestro de más de 6 kilos de artículos prohibidos. También se supervisa transporte de alimentos. En el Sudoeste se clausuró un super por presencia de roedores.

En el marco de los controles llevados adelante por el municipio y en especial de cara a la fiestas de Fin de Año, la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana montó junto a la Brigada de Explosivos distintos operativos vehiculares en accesos a la ciudad, en los que además del relevamiento de documentación y elementos de seguridad se controló la tenencia y transporte de pirotecnia.

El titular de la Secretaría, Gustavo Zignago, destacó que "la estrategia trazada tuvo especial atención en la detección de elementos pirotécnicos prohibidos. Con este fin se logró el secuestro de algo más de 6 kilos de artículos tales como bombas de estruendo para morteros, cañitas voladoras, tortas de explosivos, baterías, triangulitos y demás".

Además, se controlaron 120 vehículos con el saldo de 6 remisiones (3 autos y 3 motos), producto de irregularidades en la documentación o falta de elementos de seguridad. Fiscalización de Transporte procedió, además, al envío al corralón de un remís ilegal, en tanto en control conjunto con el Instituto del Alimento se supervisaron 20 vehículos dedicados al traslado de productos alimenticios con el labrado de un acta de infracción a uno de los mismos por irregularidades en la habilitación.

En lo que va del mes de diciembre y atendiendo al cumplimiento de la ordenanza referida a pirotecnia, la Dirección de Control Urbano y la Guardia Urbana Municipal desplegaron operativos en distintos puntos de la ciudad para prevenir la venta clandestina de estos explosivos prohibidos. Se realizaron secuestros en Pte. Perón y Avellaneda, Seguí y Felipe Moré, J.J. Paso y Cabal (ambas calles), J.J. Paso y Olavarría, J.J. Paso y Ottone, Casiano Casas y Ghiraldo y Sánchez Granel al 2800, y en la zona de Alem y Amenabar, entre otros.

Se clausuró un supermercado por presencia de roedores

En el marco del operativo integral realizado este miércoles 28 por el municipio en el Distrito Sudoeste y con la colaboración del Instituto del Alimento y la Dirección de Control de Vectores, agentes de la Secretaría de Control procedieron a la clausura de un supermercado ubicado en Ovidio Lagos al 7500 por presencia de roedores, sumado a otras irregularidades en cuanto a la salubridad e higiene como la ausencia de agua potable en los sanitarios. Además, fue secuestrada mercadería vencida, otra de las causas de la clausura.

Zignago destacó que "la presencia del Estado en las calles y cerca de los vecinos nos permite trazar estrategias de prevención y, cuando se verifican incumplimientos a las ordenanzas locales, intervenir con la intensidad que la ley permite".