18 de octubre

Salud

El Instituto del Alimento intensifica controles de verano y recuerda recomendaciones

En el marco de los típicos festejos de diciembre y el cambio de temporada, la dependencia de Salud Pública incrementó fiscalización y auditorías en múltiples rubros gastronómicos.

Durante el mes de diciembre pasado, inspectores del Instituto del Alimento dependiente de la Secretaría de Salud Pública intensificaron tareas de control en diferentes rubros gastronómicos y en instituciones públicas y privadas en el marco del cambio de temporada y el incremento de festejos tradicionales. De este modo, desde el Instituto se concretaron auditorías integrales en 47 autoservicios y supermercados, 11 panaderías, 12 carnicerías, 3 pescaderías y 6 organismos públicos. Tras los controles, fueron remitidas al Tribunal Municipal de Faltas las actuaciones correspondientes a 8 ceses de actividades para su juzgamiento.

A la par, al incrementarse las reuniones sociales y despedidas de año, se intensificaron los controles en rubros críticos como la gastronomía. De este modo, se realizaron 48 inspecciones en restaurantes, 13 fábricas de sándwiches y 12 servicios de catering, en tanto se concretaron 66 inspecciones en bares, 15 en heladerías, 20 en rotiserías y 16 en mercados frutihorticolas.

Por el comienzo de la temporada de verano, también fueron controlados 60 natatorios y colonias de organismos públicos y privados, para verificar las condiciones edilicias e higiénico-sanitarias en buffet y control de aguas en piscinas.

Incluso, el instituto llevó a cabo 25 auditorías en establecimientos que cuentan con habilitación nacional (RNE) y se iniciaron 61 trámites de inscripción de productos (RNPA). Se llevaron a cabo dos operativos vehiculares en diferentes puntos de la ciudad, verificando 60 vehículos, de los cuales 5 carecían de habilitación para transporte de alimentos y trasladaban mercadería a temperaturas no adecuadas.

Por otra parte, el Instituto del Alimento participó también de auditorías integrales junto a la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana con frecuencia semanal.

Recomendaciones ante eventuales cortes de energía

El Instituto del Alimento, dependiente de la Secretaría de Salud Pública, brinda una serie de recomendaciones para este verano ante la eventual falta de suministro eléctrico. En este sentido, se sugiere guardar los alimentos de mayor riesgo, como carnes y lácteos, en el freezer o congelador. Es importante ubicar las carnes en la parte inferior en recipientes herméticamente cerrados para que sus jugos no contaminen el resto de los alimentos.

Durante el tiempo que dure el corte es importante evitar la pérdida de frío de las heladeras por lo que se recomienda no abrirlas y cerrarlas en reiteradas ocasiones.

Se considera un corte de la cadena de frío cuando el alimento supera las dos horas a temperaturas mayores a 5º C.

A partir de esta situación se deben aumentar los cuidados al momento de la cocción y asegurarse de que las carnes no queden crudas, para esto se deben cocinar hasta que los jugos sean amarronados.

Además:

  • Mantener la hermeticidad del cierre de la heladera mediante la buena preservación de los burletes.
  • Guardar los alimentos en recipientes de vidrio o de plástico.
  • Dar prioridad de frío a los alimentos y no a las bebidas. 
  • No preparar comidas con demasiada antelación. La elaboración de platos con productos crudos o cocidos suman factores de riesgo. 
  • Los alimentos considerados de alto riesgo como salsas y cremas y los rellenos deben ser los primeros en consumirse. Siempre mediante una correcta cocción.
  • Si el corte es prolongado y los alimentos de riesgo permanecieron más de dos horas a temperaturas superiores a 5º grados considere desechar dichos alimentos. 

Los mayores cuidados hay que tenerlos con las poblaciones de riesgo, como embarazadas, niños y ancianos, entre otros.